domingo, 2 de marzo de 2014

PARA EXTENDER LA PROTESTA HAY QUE PARAR LA VIOLENCIA


El sacrificio de casi una veintena de venezolanos, en su mayoría muchachos y muchachas, casi adolescentes, permitió que el resto del pueblo -incluyendo por supuesto a los simpatizantes del difunto Presidente Chávez- viera claramente la hipocresía de un gobierno que denuncia la represión contra el Caracazo de hace 25 años, pero justifica los atropellos y crímenes de la actual represión.


LOGROS DE UNA PROTESTA EXITOSA

La movilización estudiantil y ciudadana logró que el gobierno que decía que aquí no existía carestía sino “especulación”, que aquí no había escasez sino “acaparamiento”, que la inflación era “inducida” y que todo eso obedecía a una “guerra económica” orquestada y dirigida por “Fedecamaras, Consecomercio y Venancham”, ahora reciba con alfombra roja en Miraflores al Presidente de Fedecamaras y le permita decirle, allí, en su casa, en su cara, en cadena nacional de radio y TV, que “este país está marchando mal”. Gracias al clima político creado por la protesta estudiantil y ciudadana, el principal grupo empresarial privado del país, Empresas Polar -que había anunciado a finales de Enero que la continuidad de su actividad productiva estaba en peligro porque el gobierno lo asfixiaba al no cancelar los 463 millones de dólares que CADIVI le adeudaba- va a Miraflores, plantea crear una Comisión de la Verdad en materia económica, el gobierno acepta la propuesta de inmediato y en el seno de esa Comisión de la Verdad el Presidente de Polar, Lorenzo Mendoza, plantea no el pago de la deuda que el gobierno tiene con su grupo, sino una agenda de 12 puntos para resolver la crisis económica nacional, poner al país a producir, acabar con la escasez y bajar la inflación, al tiempo que se mejoran los mecanismos de asistencia económica y alimentaria a los sectores más pobres de la población.
 

Sí. El éxito de la protesta estudiantil y ciudadana que estremece a Venezuela desde que arrancó febrero de 2014 es un hecho. Los estudiantes que en la calle protestaron, y las numerosas comunidades que han desafiado y resistido una brutal represión por el “delito” de brindar apoyo a los estudiantes en lucha, lograron poner a hablar de “diálogo” al gobierno que apenas ayer ofrecía “mano dura” a sus adversarios, amenazando además con que “no habrá arrepentimientos”. Al costo de casi 20 muertos, mil presos, medio millar de heridos y decenas de torturados, el mundo volteó por fin hacia Venezuela y vio no la “propaganda” de una supuesta revolución, sino la realidad de un gobierno incapaz, corrupto y violador de los derechos humanos.


CORAJE Y RAZONAMIENTO

Ahora, cuando acaba febrero, la pregunta que debemos hacernos es: ¿Cómo cuidamos el éxito de la protesta? ¿Cómo la extendemos, la ampliamos, la profundizamos? ¿Cómo impedimos que se estanque, se aísle, se desgaste? ¿Qué debemos hacer para que el sacrificio de los caídos no se pierda? ¿Cuáles son los pasos que deben darse en el tiempo que viene para lograr la derrota del proyecto autoritario e iniciar la construcción entre todos de un país que de verdad sea de todos?

La respuesta a esas preguntas tiene que venir del coraje, y también del razonamiento. Lo hemos dicho antes, lo repetimos ahora: “Desenlace” no es “salida”. “Desenlace” es “algo que pasa”. Muchos de lo que dicen desear un “desenlace” quieren que además sea “rápido”. Aunque no pueden definir exactamente en qué consistiría ese “desenlace”, algunos balbucean cosas acerca de que “los militares tendrán que hacer algo”, como si no estuviéramos aquí precisamente por lo que el militarismo ha hecho y deshecho en este país en las últimas décadas, pasando por encima de la Constitución, tanto la antigua como la actual. Otros especulan con una presunta “bajada de los barrios”, y hasta reclaman a los habitantes de los sectores populares su supuesta falta de solidaridad con la protesta estudiantil, sin tomar en cuenta que los sectores medios de la sociedad podrán contar con los barrios… sólo cuando los barrios puedan también contar con los sectores medios, no antes.


DE LA “GUARIMBA” AL MAYORITARIO PAIS POPULAR

La palabra misma “guarimba” lo que significa es “refugio”. Más que “estrategia de lucha”, la “guarimba” es en realidad un movimiento defensivo basado además en un supuesto que ya no está vigente, aquella idea de que se puede protestar frente a la casa de uno, refugiándose en el interior de ella cuando la represión se acerque. Esa idea ignora la brutal represión que se ejerce en la actualidad contra familias completas que en sus casas y apartamentos han dado apoyo a estudiantes en lucha (a veces, sus propios hijos), o simplemente han expresado su malestar haciendo sonar sus cacerolas.

En síntesis, el refugio ya no protege, la “guarimba” ya no es “guarimba”, sino un evento que convierte a toda una comunidad en blanco fijo de la represión, una actividad que en lugar de conectar a los que protestan con el resto de la población lo que logra es aislar, a veces hasta de sus propios vecinos, a quienes con valentía asumen el peso y el riesgo de la protesta.


Es claro entonces que para proteger el éxito de la protesta, para cuidarla, extenderla y profundizarla, para no permitir que se “enfríe”, se agote o desgaste, es fundamental revisar el “cómo”, el “dónde”, el “con quién” y el “porqué” de la protesta misma. En relación al “cómo” es evidente que LA PROTESTA NO PUEDE SER VIOLENTA. La violencia aleja al pueblo de las calles, y convierte a pequeños grupos (vanguardias, fuerza pública, infiltrados, paramilitares) en actores de un proceso que en realidad debe ser protagonizado por la ciudadanía; El “dónde” se lucha también debe ser revisado: No tiene sentido convertir en ghettos de protesta las urbanizaciones de clase media, sobre todo cuando en La Isabelica, Caricuao o Los Tronconales, para solo poner tres ejemplos de zonas populares en Valencia, Caracas o Barcelona, ya bulle el descontento; El “con quién” se protesta está claro: se debe protestar CON el pueblo, con las mayorías empobrecidas, y eso implica ajustar también el “porqué” se protesta: La consigna “Maduro vete ya” quizá no logre sumar muchos adeptos en sectores populares donde este gobierno lo que genera es profunda indiferencia, pero si sintonizamos la protesta con las razones del malestar que si está presente en los barrios (la escasez, la carestía, el desempleo, la inseguridad), habremos conectado la protesta estudiantil con la lucha popular, desencadenando así el movimiento social que hará irreversible el cambio que Venezuela quiere y necesita, un cambio de verdad en democracia y libertad.


Si se olvida que la actual crisis política está montada sobre una terrible crisis económica, cuando se presenten los efectos más graves del colapso económico el gobierno no pagará ningún costo político. Eso es lo que Maduro quiere. Por eso incrementa la represión mientras habla de “paz”, subiendo y bajando la llama de la hornilla de la violencia de acuerdo a su conveniencia.

Su juego esta descubierto. Hagamos ahora lo que hay que hacer: ¡Vencer, junto al pueblo, con el pueblo, luchando por las razones que nos hermanan! ¡Palante!

6 comentarios:

  1. Excelente artículo Chuo. Estoy de acuerdo contigo en que la violencia sólo le conviene al gobierno y que nuestra lucha debe ser pacífica pero sin abandonar las calles, con presencia multitudinaria. Y me pregunto cómo todavía hay compatriotas que no se han hecho eco de esta lucha que iniciaron los estudiantes y a la cual nos hemos unido otros sectores de la sociedad. Me resulta incomprensible la apatía de muchos ciudadanos a quienes les molestan las guarimbas pero que también se quejan de la situación que vive el país sin poner su grano de arena para mejorarla. Me resulta chocante la apatía de los ciudadanos afectos al gobierno y me pregunto ¿es que el adoctrinamiento les anuló la capacidad de discernir y de ser críticos ante un gobierno ilegítimo, incapaz, corrupto y asesino del pueblo? ¿hasta donde llega su conformismo que no aspiran más que las limosnas que reciben? Yo espero que abran sus ojos, oídos y mentes, y se den cuenta que esta crisis nos afecta a todos y que se puede profundizar aún más si no participamos activamente en rechazar la gestión del gobierno de Maduro...

    ResponderEliminar
  2. Caracas 6 / 3 / 2014. Señor, Jesús Torrealba en el día de hoy como tantos otros escuche su programa de radio, coincido con usted en que la violencia genera violencia, no le quito méritos a los alcaldes por su gestión y labor, para eso el pueblo los elige pagamos impuestos etc. Yo siempre he creído que vivimos en dictadura desde hace 15 años y aunque estuvo disfrazada por algunos años ya eso se ve y se siente. Dígame señor Torrealba como se tumba una dictadura?, Que debe hacer un pueblo entero que clama seguridad, educación, alimentos, medicinas para ser escuchado?, No apoyo la violencia pero si toco mis cacerolas, pitos, salgo a la calle a manifestar con un simple letrero me agrede la GN, la policía y los colectivos, que debo hacer en ese momento? Quisiera que realizara su próximo programa dando algunos consejos o por llamarlo de alguna manera tips como debemos manifestar y repeler los abusos. Usted en el programa manifestaba lo horrorizado que se sentía al ver fotos y escuchar testimonios, no se quede solo en escuchar y en ver, vívalo en carne propia señor Torrealba como lo hago yo, como lo hacen tantos venezolanos.
    Hoy nos encontrábamos en los Ruices, llegaron los violentos asesinos de este régimen y le puedo asegurar que todo estaba en calma, hasta que ellos disparaban a mansalva cada uno con dos pistolas en las manos la policía, Gn no hacían nada, el alcalde guardo a sus policías y los que no podían salir corriendo se quedaban sin hacer nada, ellos no son los que debían defendernos de esos asesinos, esto no es violación a los derechos humanos, el alcalde de sucre no es también cómplice de los colectivos y de maduro, castro y diosdado?. Que hicieron las personas de los edificios y los que estaban por la calle siendo atacados respondían lanzando basura y objetos para ver si ellos se iban para proteger a los que allí manifestaban pacíficamente y a ellos mismos, lanzaban objetos latas botellas basura NO BALAS, creo que lo hicieron por instinto de supervivencia. Ya sabe que mataron a un GN, ese que no hizo nada por su pueblo y que tampoco hizo nada por el que triste. Ya dice el dicho que si a hierro matas a hierro mueres.
    Espero tener alguna respuesta de parte suya, un programa dedicado a cada uno de los venezolanos donde nos puedan explicar de qué forma segura podemos derrocar a este gobierno también que los mismos alcaldes entrevistados en la mañana de hoy se pronuncie y den sus ideas. Dios nos proteja a todos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Señor Torrealba por sus recomendaciones. Ya todos sabemos que la violencia atrae violencia, pero también sabemos que sin esta sobredosis de violencia que hemos vivido durante estas tres últimas semanas, la mayoría de los venezolanos y en el extranjero, seguirían adormecidos y creyendo que aquí no pasa nada y que es la "derecha" y el "imperio" quienes desestabilizan a Venezuela. Es mas, aun hay muchos que siguen montados en esas mentiras. Falta mucho aun para desenmascarar la farsa chavista.
    Veo con gran preocupación que se desinfle la protesta, pero también estoy consciente que no podemos seguir perdiendo vidas y propiedades. No es fácil pensar y sentir que dejar la protesta dura, es como olvidar a quienes han perdido la vida, han torturado, detenido, amenzado en protesta legítima sobre lo que nos ocurre. Usted y muchas otras personas públicas, entre ellos varios politicos, siempre hablan de llegarle a los mas pobres como el camino para que de una buena vez el país nacional acepte que estamos en el camino equivocado y que hay que rectificar el rumbo, quizás en 180 grados. Pero nunca dicen cómo llegarles.
    Es un hecho que si uno trata de entrar a las zonas populares mas alejadas, normalmente las mas peligrosas, no puede. Tampoco sabemos con certeza si realmente en esas zonas la gente está totalmente gtanada al chavismo o si es otra de las mentiras de la farsa revlucionaria. Así de sencillo, no hay manera de entrar y menos de establecer vínculos por un tiempo que permita construir un verdadero acercamiento. La sola violencia que hay en esos lugares, donde la propia policía no entra, imposibilita que uno vaya y logre siquiera hablar con los líderes de la zona. Si acaso logra entrar una vez, ello no es suficiente para lograr el objetivo de establecer un ambiente de encuentro perdurable que nos acerque. He vivido en carne propia cómo esta desgracia chavista eliminó de tajo el ambiente de hermandad y respeto que existía en mi lugar de trabajo entre los obreros, empleados y los directivos. Esta podredumbre ideológica que instaló el chavismo copiándose del castrismo, ha hecho un daño profundo en la sociedad venezolana. Perder esa armonía entre los miembros de la comunidad donde trabajo, fue el piso para que todo lo demás se dañara. Igual pasó a escala nacional. Cómo recuperar esa armonía? Ojo, cuando hablo de armonía no es que todos vamos a convertirnos en obreros o todos en directivos para vernos y sentirnos iguales. Eso es otro lastre que debemos erradicar. La igualdad se refiere a los derechos humanos, no a la igualdad entre humanos, lo cual es contra natura. Sobre todo en la sociedad humana, que estando conformada por una de las especies del Reino animal, funciona sobre la base de la distribución del trabajo, de jerarquías funcionales y de liderazgo, al igual que el resto de las poblaciones del Reino animal. Esa jerarquización es lo natural e ir en contra, es contra natura. Por eso el comunismo y toda idelología que pretenda rasarnos iguales, está condenada al fracaso y toda especie animal, por instinto, la rechaza desde lo mas primitivo de su ser. La diferencia está en que los humanos (los que han alcanzado el nivel de ciudadanos) pensamos y razonamos sobre esa “igualdad”, la cual es EQUIDAD, que es otra cosa muy distinta y que es lo que nos hace falta alcanzar. La equidad en términos de oportunidades para alcanzar y desarrollar el máximo potencial que cada quien quiera alcanzar. Esas oportunidades son las que regímenes como el que padecemos condicionan a una criminal lealtad, generando una pasmosa distorsión sobre lo que la mayoría aspira de un gobierno, en atención a sus derechos ciudadanos.

    Por eso le pido Señor Torrealba y me uno a la petición de la Señora Bustamante, que nos ilustre acerca de las cosas que podemos hacer – que sean viables- para recuperar ese necesario acercamiento. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Señor Chuo Torrealba mis respectos, creo que todo empezaría ha mejorar si el gobierno admitiera aunque sea una vez que se equivocaron y que van a enmendar los errores! Pero mientras siempre le echen la culpa de todo lo que pasa, a los que no están de acuerdo con ellos, esto será un callejón sin salida.
    Equivocarse es de humanos rectificar es de sabios.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Interesante articulo. Está muy relacionado a este otro: http://www.panfletonegro.com/v/2014/03/09/y-ahora-que-propuesta/

    ResponderEliminar