domingo, 20 de abril de 2014

APUNTES URGENTES PARA LUCHAR MÁS Y MEJOR


La protesta estudiantil y ciudadana no pone en peligro la democracia. Al contrario, estudiantes y pueblo protestan precisamente porque ya en Venezuela no hay democracia.


RESTITUIR LA DEMOCRACIA Y LA VIGENCIA DE LA CONSTITUCIÓN

En efecto: Cuando el mandón “legisla” por decreto; Cuando no hay separación de poderes; Cuando la justicia es partidaria; Cuando una y otra vez se afirma desde el poder que la Fuerza Armada es dócil a la parcialidad política gobernante, a su líder fundador y a su credo ideológico; Cuando el partido de gobierno usurpa al Gobierno y cuando el Gobierno usurpa al Estado; En fin, cuando se intenta colocar a un documento sectario, llamado “Plan de la Patria”, por encima de la Constitución Nacional, en realidad no hay democracia y es deber del pueblo restituirla, y lograr de nuevo la vigencia plena de la Carta Magna, esa misma que establece que el Estado Venezolano no es “socialista” sino un Estado democrático y social de derecho y de justicia, la misma que dice que es el pluralismo y no el socialismo lo que caracteriza a nuestra nación, la misma que dice que la Fuerza Armada no obedecerá a parcialidad política ni a personalidad alguna…

 
EL “MODELO” DE MADURO, EXITOSO COMO EL TITANIC…

En estos doce meses Maduro ha devaluado la moneda en cuatro oportunidades, pulverizando el ingreso del venezolano al transformar el salario mínimo en salario ínfimo; Simultáneamente subió los precios, colocando por ejemplo el litro de leche, que antes costaba 7 bolívares, en 27. Estas medidas se implantan mientras al mismo tiempo se anuncian nuevos impuestos y se mantiene en amenazante suspenso el alza de la gasolina. Los paquetes de ajuste neoliberal justifican los sacrificios que imponen a la población diciendo que son indispensables para introducir correcciones de fondo en el modelo económico; En el caso del Paquete Madurista, todos estos sacrificios tienen por objeto… ¡Mantener el modelo! Como insólitamente afirmó Rafael Ramírez en cadena nacional, para ellos este modelo (el mismo que acabo con nuestra capacidad de producir alimentos, el mismo que es incapaz de colocar en las farmacias medicinas o desodorantes, el mismo que tiene a los venezolanos durmiendo frente a los mercados para tratar de conseguir algún producto de la canasta básica) es “exitoso”… en empobrecer al pueblo y quebrar al país.

NO A LA CALLE CIEGA, SI A LA CALLE CON PUEBLO

Esta combinación de protesta estudiantil, ingobernabilidad política y desastre económico puso al gobierno contra las cuerdas. Algunos, acostumbrados a leer la política desde una especie de complejo de inferioridad, vieron en el diálogo “una trampa” oficial para “ganar tiempo, enfriar la calle y recuperar legitimidad”. La verdad es que la lucha hizo evidente la precariedad del gobierno, y eso hizo que hasta sus aliados en el continente lo obligaran a ir, a regañadientes, a un proceso de diálogo con una oposición que hasta ayer desconocían y descalificaban. Pero que nadie se engañe: Ni para el gobierno ni para la Alternativa Democrática el diálogo es el fin de la lucha, sino apenas un escenario más de la confrontación. Por eso el gobierno agrede con dos manos: dialoga y reprime. Frente a esa realidad, el pueblo no tiene porque luchar con una sola mano: Protesta y diálogo, debate y calle deben ser instrumentos y escenarios de un mismo esfuerzo. La estrategia es lograr el cambio; El diálogo es un instrumento para el logro de la transición democrática; la calle, para estar enmarcada en esa estrategia, debe ser una calle con pueblo, pueblo con el que podamos compartir, del cual podamos aprender, junto al que podamos luchar más y mejor.


LUCHAR MÁS Y MEJOR

Y luchar más y mejor sólo es posible si estamos unidos. El gobierno tiene 15 años dividiendo al pueblo. Ha promovido intrigas para dividir no sólo a la oposición, sino incluso al movimiento estudiantil. La unidad no puede ser para los demócratas lo que la Constitución para el gobierno, algo que se admite de palabra pero se desconoce en los hechos: Así como al movimiento estudiantil lo representa en la calle sus líderes legítimos, electos por el voto de los estudiantes, en el proceso de diálogo el pueblo está representado por los partidos que han recibido los votos que los califican como voceros de la oposición. Expresiones como “yo no vote por la MUD para que me represente allí” suponen el uso de procedimientos asamblearios o plebiscitarios como los que, curiosamente, han sido usados por el oficialismo para sustituir la institucionalidad democrática.


EL RÉGIMEN EN BUSCA DE UNA “AYUDAÍTA”...

Aquejado por severas divisiones internas, exhausto por una represión ilegal y salvaje que en vez de salvarlo lo acusa, culpable y víctima al mismo tiempo de una debacle económica que es incapaz de encarar y resolver, el “gobierno” de Maduro enfrenta el colapso como una opción de futuro no sólo posible, sino altamente probable. En una circunstancia tan extrema, el régimen depende de recibir una “ayudaíta”… Y tal “ayudaíta”, desafortunadamente, es posible: Si en la calle algunos insisten en formas de lucha que privilegien el supuesto heroísmo de las vanguardias en vez de la participación masiva de la gente; si sobre el diálogo se siguen asumiendo posturas cortoplacistas, como las que dicen “ya tienen dos semanas dialogando, ¿Aún no ha renunciado Maduro? ¡Que farsa!”, se estará dando oxígeno al régimen, pues éste utilizará lo primero para seguir masificando la violencia (que es el único tablero donde tiene ventaja) y manipulará lo segundo para sabotear con falsas expectativas al diálogo (que es el único escenario masivo donde quedan al descubierto, ante el pueblo chavista y ante el mundo, sus incompetencias y mentiras).
 

LA CARTA DE NAVEGACION ES CLARA, LEERLA REQUIERE VALENTÍA

Lo que viene requiere temple. Estrategia, determinación y disciplina obtendrán los triunfos que la mera “épica” no puede alcanzar. Es el tiempo de firmeza en la calle, en la calle que importa, la calle con pueblo. Es también el tiempo de la Política con “P” mayúscula. Unidad, consecuencia y seriedad generan victorias, aunque algunos discursos cosechen hoy más aplausos entre quienes son “mayoría” en ciertas estrechas galerías. No olvidemos que en diciembre de 2002 y en diciembre de 2005 también hubo “mayorías” que llevaron a los sectores democráticos al despeñadero, justamente porque no eran mayoría allí donde importa: en el país real , este país que hoy dice en TODOS los sondeos de opinión que rechaza con la misma vehemencia, superior al 70%, a la política económica de Maduro y a la protesta violenta.

 La carta de navegación es clara. Pero leerla requiere valentía.

¡Palante!

domingo, 13 de abril de 2014

DIÁLOGO, LUCHA Y CONVIVENCIA EN LOS BARRIOS...!


Al final de la primera sesión del proceso de diálogo iniciado entre el gobierno y la Alternativa Democrática uno de los voceros oficialistas hizo algunas preguntas, en plan amenazante: “¿Que pasaría aquí si nosotros llamáramos a los cerros de Petare, Catia, Antímano a que bajen? ¿Qué ocurriría…?”

 PREGUNTAS RETÓRICAS, RESPUESTAS CONCRETAS…

A esa pregunta retórica tenemos una respuesta concreta: NADA. No pasaría nada, como nada ha ocurrido en estos dos meses de protesta estudiantil y ciudadana, en los que el madurismo (incapaz de movilizar en su defensa a la base popular chavista, que no se siente expresada en ese lamentable relevo) ha intentado sustituir el perdido apoyo popular obligando a marchar a los empleados públicos y haciendo uso y abuso de la represión, ejercida tanto por la Guardia Nacional y la Policía Nacional como por grupos irregulares de civiles armados, de naturaleza paramilitar o parapolicial, mal llamados “colectivos”. Esa es la verdad: el pueblo chavista, al igual que el pueblo opositor, está demasiado ocupado intentando sobrevivir en las severas condiciones que el madurismo le ha impuesto a los venezolanos. Rezando para que el hampa no lo asesine o haciendo largas y humillantes colas para comprar los desaparecidos productos de la canasta básica, los chavistas del barrio ahora descubren que tienen que cuidarse no sólo de la inseguridad y de la escasez, sino también de un tercer enemigo, igualmente peligroso y violento: la represión madurista.

 En efecto, el caso de Massiel Pacheco (una mujer humilde, de apenas 21 años, militante del PSUV como toda su familia y como buena parte de sus vecinos, habitante del barrio Villa Zoyla en la muy popular zona de la Cota 905, Caracas) lo hace evidente. Vendedora de arepas y empanadas frente a la entrada principal del Parque del Este, Massiel encontró cerca de su lugar de trabajo un bolso abandonado lleno de objetos metálicos. Hace la denuncia ante la Milicia Bolivariana y la Guardia Nacional, cuerpos que resguardan las instalaciones del mencionado parque, y lo que logra es que se la lleven presa y la acusen nada más y nada menos que de terrorismo. Al momento en que usted lee estas líneas, esta mujer del pueblo –madre de un niño de un año de edad, al que aún amamanta- se encuentra recluida junto con presas comunes en el INOF, acusada de un crimen rocambolesco y enfrentando la posibilidad de que la “justicia” madurista la condene a una pena más larga que el tiempo que ella tiene de vida. En estas condiciones sería interesante, por cierto, que algún vocero oficialista se acercara a la Cota 905 y llamara a que “bajen los cerros”. Seguro bajarían…

 
LOS BARRIOS BAJARON EN LUCHA DESDE HACE TIEMPO

Porque ganas, por cierto, no han faltado: No ha hecho falta que ningún burócrata gobiernero llame a que los cerros de Antímano, Catia o Petare bajen. De hecho, muchos barrios de estas parroquias “han bajado” numerosas veces. En Antímano nuestros hermanos del Barrio La Pedrera (tanto los que aún se encuentran en zonas de riesgo como los que languidecen en refugios) bajaron a dialogar con el gobierno, cuando este fue por Antimano a hacer campaña electoral, y no fueron atendidos. Bajaron entonces luego en consecuencia a protestar en la autopista Francisco Fajardo, y fueron reprimidos; En Catia los habitantes de Nueva Tacagua y Nuevo Horizonte bajaron a protestar porque las demoliciones de viejas estructuras agravaban la inestabilidad de los terrenos de esas barriadas ya en riesgo, y tampoco fueron escuchados. En Petare, los habitantes de los barrios Píritu, La Alcabala y La Parrilla, entre otros, bajaron a la autopista a protestar porque Hidrocapital los tiene sin agua desde hace dos meses, y la única solidaridad que recibieron fue la de sus vecinos de clase media de la urbanización Terrazas del Ávila. En todos esos episodios, en Catia, Antímano y Petare, se movilizaron juntos vecinos chavistas, opositores, independientes, activados todos contra un adversario común: la prepotente sordera de un gobierno ineficiente y corrupto, bueno para dar excusas y para reprimir, pero muy malo para construir soluciones.


DIALOGO EN EL BARRIO

Es por todo esto que -para quienes vivimos y luchamos en los barrios de Venezuela- el tema del diálogo tiene una lectura y un significado distinto al que se le pueda dar en otros sectores sociales. Para nosotros el diálogo entre vecinos es la base de la convivencia, y esta a su vez es un requisito para la sobrevivencia misma. Por eso no dudamos en calificar como positivo el proceso de diálogo político iniciado en nuestro país, asumiendo que “diálogo” no significa paralización de la lucha social sino la creación de un escenario más para que esa lucha se produzca, un escenario en el que –por la presencia de veedores internacionales- las razones y argumentos no puedan ser sustituidos por los perdigones de la Guardia o las balas de los paramilitares. Deseamos sinceramente que ese proceso de diálogo tenga éxito, y por eso instamos a la dirigencia opositora a que persista en la agenda social y económica, que es la que es capaz de convocar a los sectores populares, y en el uso de las acciones pacíficas y contundentes como formas de lucha, porque son inclusivas. Y a la dirigencia oficialista la exhortamos a retomar el contacto con sus propias bases, con los chavistas del barrio, para que dejen de depender exclusivamente del dinero y de los grupos violentos.


MESAS DE CONVIVENCIA, DIALOGO EN ACCION…

El diálogo es positivo, y debe aterrizar en el barrio, pues aquí vive el 54% del país. Para eso proponemos la creación de “Mesas de Convivencia” en cada barrio, en las que los vecinos de todas las tendencias políticas y los independientes se puedan reunir para trabajar juntos para mejorar las condiciones de vida. Mesas de Convivencia que evalúen la verdad de las Misiones en el barrio, para preservar lo bueno que se tenga, mejorar lo malo que se encuentre y luchar para conquistar aquello que solo aparece en la propaganda pero no en la vida real. Una Mesa de Convivencia en el barrio para evaluar unidos la crisis de los servicios. Una Mesa de Convivencia para hacer propuestas que adecuen el llamado “Patrullaje Inteligente” a las condiciones específicas de nuestras comunidades. Mesas de Convivencia que hagan propuestas para mejorar realmente el abastecimiento de alimentos en el barrio. Mesas de Convivencia donde el vecino que esté en un Consejo Comunal, o en la Asociación de Vecinos, o en la Asamblea de Ciudadanos, o que no esté en ninguna instancia, pueda participar con la certeza de que no será discriminado.


Si Nicolás Maduro y Lorenzo Mendoza pueden estar juntos en una Comisión de la Verdad sobre economía, si Diosdado Cabello y Ramón Guillermo Aveledo pueden compartir espacios en una mesa de diálogo político, no hay ninguna razón para que los vecinos chavistas, opositores e independientes no podamos instalar en cada barrio una Mesa de Convivencia, que una a todos en la lucha por la calidad de vida. Esa es una forma concreta de diálogo en el barrio, diálogo no para confrontar sino para compartir esfuerzos y construir ciudadanía, para luchar más y mejor, unidos y organizados, por la vida que merecemos.
 
Palante, con diálogo y calle, calle con pueblo, no solo con escombros y lacrimógenas! Calle con protesta pacífica, de la que suma, de la que incorpora e incluye! Calle para ganar!
 
 

viernes, 11 de abril de 2014

AHORA EL DIÁLOGO TIENE QUE ATERRIZAR EN EL BARRIO, PARA LUCHAR MÁS Y MEJOR...

Líderes vecinales integrantes del Radar de los Barrios se suman a la campaña #LiberenAMassiel


“Jorge Rodríguez no puede seguir irrespetando a  quienes vivimos y luchamos en los barrios. Fue muy lamentable la forma en que cerró la jornada de diálogo.  Cuando dijo ‘¿que pasaría aquí si llamáramos a los cerros de Petare, Catia, Antímano a que bajen?, está tratando a quienes habitamos en estos sectores como si fuéramos hordas destructivas que ellos pueden usar políticamente.  Están muy equivocados.  Si Jorge Rodríguez llamara a bajar los cerros seguiría ocurriendo lo mismo que hasta ahora: Nadie le haría caso, porque hasta los simpatizantes del chavismo en los barrios han desatendido todas las convocatorias que le ha hecho la burocracia madurista”.

Así lo afirmó Jesús Chúo Torrealba, Coordinador de la Asociación Civil Radar de los Barrios, en rueda de prensa brindada por esa red de activistas comunitarios en los espacios del Centro Al Servicio de la Acción Popular, CESAP, ubicada en la parroquia San José, Municipio Libertador.

Evelyn Martinez, dirigente comunitaria de la Parroquia Antimano, fijo la posición de la red ante el inicio del diálogo político, hecho que calificó como positivo. “Instamos desde el barrio a la dirigencia opositora a que persista en la agenda social y económica, que es la que es capaz de convocar a los sectores populares, y en el uso de las acciones pacíficas y contundentes como formas de lucha, porque son inclusivas”.  Al referirse a la dirigencia oficialista, la lideresa vecinal los exhortó a “retomar el contacto con sus propias bases, con los chavistas del barrio, para que dejen de depender exclusivamente del dinero y de los grupos violentos, y hagan propuestas para todos”.

Sobre la afirmación de voceros oficialistas de que los mal llamados colectivos no existen o se dedican sólo al trabajo social, el Radar de los Barrios presentó los testimonios de Ingrid Palacios (Petare Sur), Lisset Francis (Catia) y Guillermo Mijares (Caricuao), quienes denunciaron que en sus respectivos espacios comunitarios  tales grupos habrían arremetido violentamente contra luchadores sociales y habitantes de esas comunidades. “Conocemos colectivos dedicados al trabajo social, cultural y deportivo.  Por eso es que es inadecuado denominar a los grupos violentos de esa manera.  Hay que llamarlos como lo que son: grupos paramilitares o parapoliciales que ejercen represión ilegal contra los habitantes de los sectores populares para tratar de frenar la legítima protesta social. Pero no lo lograrán porque en los barrios el antiguo temor se transformó en indignación”.

Chuo Torrealba cerró el evento afirmando que “el diálogo es positivo, pero debe aterrizar en el barrio”, y para ello esa ONG propone la creación de lo que denominaron “Mesas de Convivencia” en los sectores populares. “Si Nicolás Maduro y Lorenzo Mendoza pueden estar juntos en una mesa sobre economía, si Diosdado Cabello y Henry Ramos pueden compartir espacios en una mesa de diálogo, no hay ninguna razón para que los vecinos chavistas, opositores e independientes no puedan instalar en cada barrio una Mesa de Convivencia, que una a todos en la lucha por la calidad de vida.  Esa es una forma concreta de diálogo en el barrio, diálogo no para confrontar sino para compartir esfuerzos y construir ciudadanía, PARA LUCHAR MAS Y MEJOR”.

domingo, 6 de abril de 2014

ESTUDIANTES SIN ROPAS... ¡REPRESORES AL DESNUDO!






Muchas veces se han hecho comparaciones abusivas entre los proyectos políticos fundados por Rómulo Betancourt y Hugo Chávez. Salvo la inicial apelación de ambos a los pobres como sector social, son más las diferencias que las semejanzas entre ambos movimientos:  Betancourt construyó un partido desde el pueblo, Chávez fabricó una maquinaria presupuestívora desde el poder; Betancourt construyó instituciones, Chávez las destruyó; Betancourt promovió la sustitución de importaciones por producción nacional (el “compre venezolano”), Chávez  destruyó la producción nacional y promovió la importación indiscriminada de TODO lo que consumimos; Betancourt promovió la política petrolera nacionalista que fundó la Corporación Venezolana del Petróleo (CVP), fue pionero en promover la creación de la OPEP y trazó la orientación que hizo posible que otro gobierno de su mismo partido nacionalizara la industria petrolera el 1ro de enero de 1976; Chávez desprofesionalizó a PDVSA, deterioró su capacidad operativa, la endeudó y finalmente entregó la faja petrolífera del Orinoco a potencias extranjeras bajo la figura de “empresas mixtas”, tan objetadas por la izquierda ALLÁ EN LOS AÑOS 70, cuando en el país se debatió la Ley de Nacionalización…

¿APÁTRIDAS? ¿QUIÉNES?

Pero en el aspecto en que más contrastan los proyectos políticos de Betancourt y Chávez es en lo atinente a la soberanía nacional.  Betancourt  defendía con firmeza lo específicamente venezolano de su propuesta política, hasta el punto de insistir una y otra vez en que su proyecto “no es socialdemócrata, sino adeco”, llegando a rechazar incluso las evidentes influencias que en su propuesta original pudo tener el pensamiento y obra de Haya de la Torre, fundador del APRA peruano.
En cambio, el proyecto político chavista rápidamente adquirió el tinte extranjerizante que lo caracteriza: de sus iniciales y confusas invocaciones a Bolívar, Zamora y Simón Rodríguez  el chavismo pasó a llenar su altar con deidades importadas: Fidel, Ché Guevara, Marx, Lenin y Mao pasaron a ocupar el panteón ideológico chavista. La tendencia de ese proyecto a subordinarse a modelos foráneos se ve expresada con claridad en el medular tema de como “educan” a sus cuadros: A los activistas del Frente Francisco de Miranda los “forman” en Cuba, el discurso con que vanamente intentan darle respetabilidad intelectual al chavismo es alquilado a una pequeña legión extranjera de “investigadores becados” que además son ignorados cuando plantean la más tímida reflexión crítica (por ejemplo, el llamado “Centro Internacional Miranda”) y, por último, la mismísima “escuela de cuadros” del partido se la están diseñando…  ¡los chinos!

REPRESORES PITI-IRANIES Y PITI-CUBANOS…

Esa postración ante lo extranjero, esa tendencia de las nuevas cúpulas podridas a copiar sobre todo lo malo de otras latitudes,  también salta a la vista en el desborde represivo gubernamental que desde principios de febrero ha azotado al país con saldo de decenas de muertos, centenares de heridos y miles de presos. En efecto, ha sido evidente en las practicas represivas oficialistas (tanto en las practicadas por los cuerpos de seguridad del Estado como por las implementadas por los grupos parapoliciales y paramilitares mal llamados “colectivos”) el uso de técnicas y tácticas jamás vistas en nuestro país, por su cobardía y ferocidad. Las numerosísimas víctimas de tiros certeros en la cabeza, el uso letal de armas no letales (perdigones y bombas lacrimógenas disparadas a quemarropa a la cara de manifestantes) y el uso de torturas contra detenidos no ya  para extraer confesiones o delaciones sino simplemente para infundir y diseminar terror, son algunas muestras de como los estudiantes y el pueblo venezolano están enfrentando hoy no un nuevo capítulo de la represión estatal contra la protesta popular, sino a la dimensión represiva de una nueva tecnología de control social, importada y pagada con dinero de todos los venezolanos…  para agredir, aterrorizar y desmovilizar a los venezolanos!

ELLOS QUEDARON AL DESNUDO…

Si a alguien le queda alguna duda sobre la afirmación anterior, lo invitamos a que repase lo sucedido el pasado jueves 3 en la Universidad Central de Venezuela: En una operación combinada, la Guardia Nacional “Bolivariana” y la Policía Nacional “Bolivariana” impiden que una marcha pacífica salga hacia PDVSA a entregar un documento a Rafael Ramírez, presidente de la Estatal Petrolera y VicePresidente de la República para el Área Económica.  Los cuerpos de seguridad impiden que nadie salga de la universidad…  pero no impiden que ingresen a ésta los grupos de civiles armados que agredieron salvajemente a estudiantes y periodistas.  En esta ocasión, a la agresión física paramilitar se sumó el vejamen moral: varios estudiantes fueron desnudados antes y después de ser golpeados salvajemente, los hacían caminar desnudos para luego empujarlos y hacerlos caer de nuevo, en un ciclo humillante que sólo tenía un propósito: quebrar moralmente a la víctima directa, e infundir terror en millones de víctimas indirectas, que tras ver tales imágenes pudieran atemorizarse y, en consecuencia, desmovilizarse.

Tales prácticas represivas no tienen nada que ver con el ser venezolano, ni siquiera tienen que ver con la “cultura” represiva de los cuerpos de seguridad del Estado… Pero si están emparentadas con la tecnología de la violencia y la muerte usada por ejemplo en Irán, país que ha sido señalado por el uso hasta de violaciones masivas a detenidos en manifestaciones, práctica usada precisamente para quebrar la moral de los directamente agredidos y para infundir terror en el resto de la población. 
Si, como denunció el periodista de La Voz Richard Sanz en reciente trabajo, habria estado en Venezuela “en abril de 2009 el actual comandante iraní de la fuerza paramilitar Basij,  el general Mohammad Reza Naqdi, acompañando al entonces ministro iraní de Defensa, el general Mostafa Mohammad-Najjar en una visita de alto nivel a Caracas” ( http://www.diariolavoz.net/2014/03/23/paramilitares-oficialistas-entrenados-por-iran/ ) ya tenemos entonces lo que podría ser el hilo conductor entre las novedosas y no-venezolanas prácticas represivas de los paramilitares oficialistas criollos y las alianzas políticas del gobierno venezolano. Por eso repetimos: Ese jueves 3, en la Universidad Central de Venezuela, a los estudiantes les quitaron la ropa, pero lo que quedo al desnudo fue la perversidad y amoralidad de un régimen.

LA SEGURIDAD NO LLEGA AL BARRIO, LA REPRESION SI

El jueves 3 una Asamblea de Ciudadanos en La Candelaria fue saboteada por un grupo oficialista violento. El viernes 4, ciudadanos que querían hacer una cadena humana en Catia para protestar contra la represión y la crisis económica fueron igualmente víctimas de la violencia.  En ambos casos la agresión gobiernera fue copia de lo que en Cuba se conoce como “actos de repudio”: Civiles violentos y armados que agreden con insultos, consignas y golpes a ciudadanos desarmados, ante la vista indiferente de agentes de seguridad que solo actúan  si los agresores necesitan refuerzos. Si quieren conocer el modelo extranjero que “inspira” este tipo de agresión importada, vean el documental “Gusano”, que explica ese tipo de persecución, hostigamiento y agresión. Para ello pueden buscar en YouTube el siguiente enlace: http://youtu.be/pW7i48fSCZ4 

domingo, 30 de marzo de 2014

¡EL "DIÁLOGO" SOLO RECONOCERÁ LO QUE LA CALLE CONQUISTE!


Guía práctica para entender en sólo tres pasos como el gobierno pasó, de rechazar “toda mediación internacional”, a aceptar la mediación del Vaticano…

PASO UNO: LA OPOSICIÓN ASUME LA INICIATIVA POLÍTICA

El pasado 13 de marzo, al cumplirse un mes de los asesinatos del 12F, la Mesa de la Unidad Democrática hizo pública la siguiente declaración, que llamó “Propuesta de Mano Tendida”, y que textualmente dice así:

 “TODO el pueblo venezolano está harto de la violencia. TODO el pueblo venezolano está siendo agredido por el puño cerrado de la represión desmedida, de la violencia paramilitar, del hampa impune, de la escasez y la carestía. Ante ese puño violento y generador de más violencia, la Mesa de la Unidad Democrática da su mano abierta a TODO el pueblo venezolano, exigiendo y planteando como camino para la solidaridad y la paz los siguientes puntos:


1) Libertad para Leopoldo López, Iván Simonovis y para todos los presos políticos, regreso de los exiliados, anulación de los juicios de criminalización de la disidencia, lo que incluye a los más de 800 procesos iniciados en estas tres semanas y a los procesos judiciales seguidos contra más de 3 mil líderes sindicales, ambientalistas, indigenistas, gremiales y comunitarios, muchos de ellos de la base chavistas descontenta, judicializados por protestar.


2) Justicia para TODAS las víctimas de la represión. Investigación independiente que culmine en detención, enjuiciamiento y castigo de quienes perpetraron crímenes, quienes los ordenaron y quienes con su inacción los hicieron posibles. Desarme y desmovilización verificable de los grupos paramilitares y parapoliciales denominados “colectivos”.


3) ¡Alto al Hambre, al racionamiento y a las colas! Cese a la corrupción y la ineficiencia que son las verdaderas causas de la escasez y la carestía. Reactivación inmediata del aparato productivo. Eliminación de las leyes y normas que sabotean la capacidad productiva de trabajadores y empresarios.


4) ¡Alto a la inseguridad y a la delincuencia! Utilización de todos los recursos humanos, logísticos y financieros, de todas las armas y equipos que se han usado en la represión contra los estudiantes y el pueblo, en la lucha contra el hampa.


5) Diálogo verdadero, con una agenda clara, en igualdad de condiciones y con transmisión en vivo por los medios de comunicación, con presencia de un tercero de buena fe, nacional o internacional, que garantice, facilite o medie.

Estos cinco puntos son los cinco dedos de esta mano tendida. Y la palma de la mano, el centro de la propuesta, es el CUMPLIMIENTO DE LA CONSTITUCIÓN, lo cual implica garantizar a los estudiantes, a los trabajadores, a los habitantes de los barrios y urbanizaciones de todo el país el respeto de las garantías sociales y los derechos políticos establecidos en la Carta Magna (derecho a la vida, a la inviolabilidad del hogar, libertad de organización, de expresión, de tránsito y movilización, libertad sindical y libertad de trabajo, entre otros); El respeto a las competencias de gobernadores y alcaldes, con la consiguiente eliminación de gobiernos paralelos; la regularización democrática del funcionamiento de la Asamblea Nacional, la eliminación de la injerencia cubana en todo el aparato estatal venezolana y la equilibrada renovación de los poderes públicos (contraloría, fiscalía, TSJ, CNE) para que sirvan a todos por igual” ...


PASO DOS: EL GOBIERNO RESPONDE POR “PERSONA INTERPUESTA”

Ante esta iniciativa de la Alternativa Democrática el gobierno (infraganti en su rictus represivo, preso de la retórica violenta, sin un centro de dirección reconocido por todos los grupos que lo integran) opta por responder a través de la acción de terceros, y es así como se produce (12 días después de la declaración de la MUD) la llegada al país de la comisión de cancilleres de UNASUR, que al final de su visita emite un comunicado donde narran que -además de hablar con el gobierno- también se reunieron “con líderes de partidos políticos que conforman el Gran Polo Patriótico (GPP) y la Mesa de Unidad Democrática (MUD), con el Nuncio Apostólico y representantes de distintos credos religiosos, organizaciones de derechos humanos y líderes estudiantiles”, encuentros en los que registraron “la disposición al diálogo de todos los sectores” y en particular destaca “la apertura y disposición del Presidente de la República de acoger las recomendaciones realizadas, y especialmente celebra la voluntad de acordar un testigo de buena fe que facilite el diálogo entre todas las partes”, señalando finalmente que “para dar continuidad a este proceso iniciado por Unasur, las reuniones de la Comisión tendrán continuidad en los próximos días, a través de un grupo de Cancilleres”.


Queda claro entonces que el gobierno acepta la mediación internacional (propuesta opositora a la que estaba negado rotundamente), que tal mediación NO seria ejercida por la UNASUR sino por un “testigo de buena fe” (ha sido mencionado el Vaticano, que ya ha expresado estar dispuesto a jugar ese papel) y adicionalmente el gobierno ha manifestado estar dispuesto a la renovación de poderes públicos con mandatos vencidos (magistrados del TSJ, rectores del CNE y Contralor General de la República) lo que DE CUMPLIRSE EL MECANISMO CONSTITUCIONAL PREVISTO PARA TAL RENOVACION, abriría la posibilidad de salidas institucionales a la crisis.


PASO TRES: SEGUIR EN LA LUCHA, RESISTIR, PERSISTIR, NO DESISTIR.

Todos estos retrocesos políticos, nacionales e internacionales, del oficialismo, no hubieran sido posibles sin la lucha que en las calles ha mostrado la valiente respuesta estudiantil y ciudadana a la represión política y a la crisis económica. Es necesario tener muy claro que EL DIALOGO NO PARALIZA, DESMOVILIZA NI SUSTITUYE LA PELEA, SINO QUE ES UN ESCENARIO MAS DE LUCHA: ¡En los escenarios y mecanismos de “diálogo” sólo se conseguirá el reconocimiento a lo que previamente se haya conquistado en la calle! Por eso es que incluso estando aquí la UNASUR el gobierno siguió reprimiendo salvajemente en ilegales operaciones combinadas de fuerza pública y paramilitares.
 

Y por eso mismo es que el pueblo y los estudiantes tenemos que entender y asumir que -aun estando sentados en televisada mesa redonda con el Vaticano como mediador-, la movilización contundente, pacífica y masiva es la UNICA garantía que tenemos los venezolanos.

¡Palante!

domingo, 23 de marzo de 2014

PODEROSOS DE HOY, ENTIENDAN: ¡LA SANGRE NO SIRVE PARA TAPAR FRACASOS!

Alcalde de Barquisimeto anuncia en rueda de prensa EL 20-3-2014 la captura de funcionarios del INDEPABIS que portaban armas, cohetones, clavos, gasolina y otros "implementos de trabajo" para hacer "guarimbas"...
Como al ratón al que en un laberinto se le cierran todas las salidas y se le deja abierta sólo aquella que lo conducirá a la trampa, así se intenta arrastrar al pueblo venezolano a una espiral de muerte y destrucción muchísimo mayor que la que hasta ahora hemos padecido, para llevar al país a un estado de devastación y crimen en que la actual treintena de asesinados por la represión y la violencia parecerá, monstruosamente, “poca cosa”.
Manifestantes en Carabobo detectan la presencia de un infiltrado del gobierno en Carabobo el 27-2-2014. Fue identificado, desarmado y entregado a la GNB, según información de Ultimas Noticias. Foto Canal de Noticias

¿QUIENES SON LOS “INVISIBLES” PROMOTORES DE LA VIOLENCIA?

“Infiltrados armados causan los destrozos en San Diego”, es un titular en la primera plana del diario valenciano Notitarde, basado en denuncia del alcalde interino de ese municipio, el opositor Pablo Domínguez; “Destruyen encapuchados sede del Ministerio del Ambiente”, es un titular del diario La Nación de San Cristóbal que da cuenta de un sospechoso y obviamente repudiable acto de vandalismo perpetrado contra una oficina pública… ubicada “curiosamente” en las cercanías de la Policía y del CICPC; “Grupo violento entrega material para trancar calles de Los Salias”, es el gran titular de primera plana del diario La Región, de Los Teques, que en los subtítulos informa que “los vecinos están alarmados por la presencia de un grupo de motorizados ajenos al municipio que acarrean materiales -gasolina, clavos, mangueras- para impedir el libre tránsito”…

El viernes 21 el alcalde del Municipio Carrizal denunció la presencia de infiltrados menores de edad (no estudiantes de la zona, no habitantes del municipio) que portaban bombas lacrimógenas y bombas aturdidoras...

¿QUIENES SON LAS VICTIMAS?

Todas estas informaciones corresponden al día de ayer, sábado 22 de marzo. Durante la amarga noche del viernes 21 al sábado 22 en todos esos espacios (San Diego, Valencia, Carabobo; Barrio Sucre, San Cristóbal, Táchira; San Antonio, Altos Mirandinos, Miranda) se repitió exactamente el mismo guion: Tras la acción impune de los infiltrados -que, “casualmente”, jamás son detenidos por la GNB o la PNB- sobrevino una represión intensa, brutal, contra la población inerme. En San Diego los vándalos destrozaban comercios… mientras policías ingresaban sin orden judicial a las casas “en búsqueda de manifestantes”; En Barrio Sucre, San Cristóbal, la agresión de “motorizados armados” generó una víctima fatal (Wilfredo Rey, humilde conductor de la línea de transporte Barrio Sucre, informó el exgobernador Pérez Vivas en su cuenta de twitter) y numerosos heridos, todos por arma de fuego; En San Antonio de los Altos presuntos efectivos de la Guardia Nacional lanzaron bombas lacrimógenas a los edificios y dispararon armas cortas (no perdigones) en las calles, en un asedio que no terminó con el amanecer...

Tania Díaz (diputada suplente electa por lista, es decir, NADIE votó por su nombre y apellido para que integrara la AN) cuando en que en vez de hablar de justicia exigía en el Parlamento "venganza"...

¿QUIENES CREAN LAS CONDICIONES PARA QUE LA VIOLENCIA SE EXTIENDA?

Mientras las llamas de la confrontación violenta son avivadas en las calles por la lamentable coreografía de presuntos efectivos de cuerpos de seguridad y grupos paramilitares pro-oficialistas (mal llamados “colectivos”), otros se encargan de impedir que se activen los espacios institucionales que en una democracia funcional permitirían la resolución pacífica de conflictos: Se detiene a alcaldes opositores y se les somete a “procesos express”; se deja de convocar la Asamblea Nacional durante todo un mes y, cuando al fin se convoca, el oficialismo usa ese espacio para llamar (textualmente) no a la justicia sino a la “venganza”. Incluso escenarios internacionales como la OEA, donde las palabras no pueden ser sustituidas por los disparos, son bloqueados por el poder del petro-dinero para evitar que las razones tengan más protagonismo que las balas...

Mientras la represión legal e ilegal satura la escena pública, escasez y carestía son también formas de violencia masiva contra el pueblo 

¿A QUIEN BENEFICIA EL CRIMEN?

Ayer sábado 21, mientras en el Barrio Sucre de San Cristóbal lloraban al señor Wilfredo Rey, asesinado por los motorizados armados que asaltaron el barrio para acallar a tiros la protesta; mientras en San Diego, Carabobo, hacían el inventario de negocios destrozados y vecinos detenidos; mientras en San Antonio de los Altos padres y madres desesperaban por sacar a sus niños y ancianos de esa comunidad altomiradina en la que la GNB dispensaba ya un terrible desayuno de gas lacrimógeno, en La Urbina, Municipio Sucre, Caracas , dos mujeres venezolanas se enfrentaban amargamente. Las señoras no estaban peleando por “política”. El asunto no era que una fuera opositora o la otra oficialista. No. La razón por la que estas damas estaban, a las 8:30am de un sábado, a punto de irse a las manos, era por las consecuencias del DESABASTECIMIENTO Y LA CARESTÍA: Una decía que había que denunciar al buhonero que les estaba vendiendo leche, aceite, café y margarina con sobreprecio, y la otra le respondía que “dejara de joder”, que ella ya estaba vieja para estar haciendo horas de cola y no encontrar nada, que prefería pagar el sobreprecio pero tener lo que necesitaba. La mayoría de los presentes también defendían al buhonero y agredían verbalmente a la vecina que reclamaba por el sobreprecio, que indudablemente la hubiera pasado muy mal si no hubiese mediado entonces, justo a tiempo, el Juez de Paz Francisco Hernández…

Así "celebró" este sujeto de la Policía de Tarek El Assaimi el Día de la Juventud, agrediendo en Maracay a la estudiante aragüeña Victoria Velazco (@MissPolemica), generando violencia para tapar la crisis... 

TAPANDO UN FRACASO CON SANGRE Y FUEGO

Así como en 1998 nadie en el mundo podía entender como en un país petrolero como Venezuela hubiera pobreza, y esa era la explicación que muchos se daban para que los venezolanos hubieran electo como presidente a un “vengador”, hoy en 2014 nadie puede entender tampoco como Venezuela -tras haber recibido su gobierno durante los últimos 12 años casi un UN MILLON DE MILLONES DE DOLARES sólo por concepto de venta de petróleo- sea sin embargo hoy un país con tarjeta de racionamiento, con colas interminables para adquirir los más elementales bienes de consumo, un país con hospitales destartalados y escuelas destruidas, un país con hampa desbordada, con escasez de casi todo y sólo con “abundancia” de represión y muerte. En este país es la dura realidad la que une a la gente contra el gobierno. Por eso desde el poder se aviva la llama de la violencia para REPOLARIZAR la sociedad. Lo que está uniendo hoy a los venezolanos no es el discurso de la oposición, sino las realidades de la economía. Por eso para dividir al pueblo el Poder no está usando como antes los discursos y las consignas, sino la violencia y la muerte: Una gota de sangre polariza más que un millón de discursos incendiarios, y en esta lamentable espiral ya han caído más de 30 venezolanos. A eso le apuestan quienes trafican con odio, para desgracia de todos.

Toma aérea parcial de la marcha convocada ayer 22M por el movimiento estudiantil y la Mesa de la Unidad Democrática

EL PUEBLO DE LA PAZ VS. EL PODER DE LOS VIOLENTOS

Duro pero necesario es el tránsito que tiene frente a si el pueblo. La violencia es el único tablero en que tiene ventaja el Poder decadente. Por eso, y por profundas razones de ética cristiana y venezolanista, no tiene sentido cambiar piedra por plomo. “Enfrentar” la violencia no es lo mismo que “caer en ella”. No se trata de “poner la otra mejilla”. Se trata, repetimos, de responder a la violencia antipopular con nuestras fortalezas, no con nuestras debilidades. Y la fortaleza de un pueblo en lucha reside en su movilización masiva, pacífica y contundente, ejercida con la tenacidad necesaria para conseguir objetivos claros.

El cambio no tiene regreso, pero puede no estar a la vuelta de la esquina. Por eso, fortaleza espiritual, ORGANIZACIÓN, y disciplina en la no-violencia activa son las claves para que el pueblo de la Paz venza al poder de la violencia.

¡Palante!

domingo, 16 de marzo de 2014

¡TENER LA VALENTÍA DE DETENER LA MATANZA!


En la semana que acaba de concluir se cumplió un mes de la manifestación del 12F, jornada que culminó desgraciadamente con tres asesinatos. Este 12 de Marzo hubo tres asesinatos más, y por lo menos otros 19 en el lapso entre ambas fechas. Más de un millar de presos, cientos de heridos, decenas de denuncias de torturas, son las otras duras realidades que acompañan el ominoso número de las víctimas fatales. Más terrible que este horrendo saldo es la conclusión que del mismo parecen extraer los actores fundamentales de esta desigual confrontación, pues -ante la evidencia del altísimo costo en vidas- en vez de disponerse a cambiar radicalmente su conducta para poder obtener un resultado distinto, le anuncian al país que están dispuestos a seguir haciendo lo mismo, incluso de manera “más drástica”. Y, ya se sabe: Si hacen lo mismo, obtendrán el mismo resultado. Ese resultado hasta ahora ha sido una montaña de cadáveres…


EL GOBIERNO PIERDE MAS ANTE LOS CHAVISTAS QUE EN LAS BARRICADAS

A la luz de los hechos, lo actuado por el gobierno en el marco de la presente crisis no sólo ha sido ineficiente para conjurarla, sino que más bien la ha agravado. Los esfuerzos oficiales en el área de la represión y de la política se contradicen y se anulan mutuamente: Ni el uso de la represión legal e ilegal ha logrado acabar con la protesta, ni iniciativas como la convocatoria a una “Conferencia de Paz” le han lavado la cara al gobierno, haciéndolo aparecer como “inocente”. Por el contrario, la feroz represión desatada por la Guardia Nacional, la Policía Nacional Bolivariana y los grupos paramilitares mal llamados “colectivos” contradice cotidianamente los discursos que desde el Palacio se transmiten a diario en cadena nacional de radio y TV. Incluso es un hecho ya conocido por los venezolanos (y también por los periodistas extranjeros que cubren esta crisis) que precisamente cuando los medios son encadenados para difundir los “discursos de paz” en Miraflores es cuando arrecia en las calles la represión. Una represión “sucia” (como “sucia” era la guerra antisubversiva de las dictaduras de derecha en el Cono Sur hace unas décadas), pues al concertarse una suerte de coreografía violenta entre la acción de cuerpos regulares del Estado y grupos ilegales de civiles armados pro-oficialistas, se tiñe de ilegalidad y transforma en desafuero todo lo que hagan. Y el empeño del Gobierno en mantener una “Conferencia de Paz” sin la contraparte del conflicto (los estudiantes y la oposición política) lo que logra es reforzar en Venezuela y en el mundo la certeza de que el Gobierno segrega y excluye al que disiente.


Alí  Primera cantó sobre muchas tarimas, pero jamás lo hizo sobre una tanqueta militar, mientras esta atacaba a estudiantes y pobladores. Si, el espacio donde más terreno ha perdido el Gobierno en los últimos 30 días no es en las barricadas callejeras o en la cada vez más suspicaz opinión pública internacional, sino en el alma del chavista humilde, el del barrio. Ese que nunca se sintió bien expresado en la figura de Maduro, pero que terminó aceptándolo con -momentánea- resignación. Ese chavista humilde al que le hablaron de la represión brutal ejercida contra los estudiantes y el pueblo en los gobiernos “de la Cuarta”, y que ahora tiene ante si este espectáculo de muerte, sangre y torturas, realidad que le salpica por todos lados a pesar del blackout informativo. Ese chavista humilde al que contaban que “en la Cuarta” la policía política allanaba viviendas aplicando el inefable método de la patada en la puerta a medianoche, y que ahora ve como allanamientos similares son ilegalmente ordenados por TV. Ese chavista que nunca observa en su barrio policía que lo proteja del hampa, y que ahora ve asombrado la inmensa cantidad de efectivos destinados a reprimir a estudiantes en la UCV o a vecinos en Los Ruices. Ese chavista que indignado constata que en este país hay más tanquetas que ambulancias. Ese chavista, en fin, que recuerda como Chávez lidió POLITICAMENTE con una Plaza Altamira tomada durante semanas por militares alzados, y logró una victoria, y lo compara con este Maduro encharcado en una interminable y sangrienta trifulca contra post-adolescentes desarmados...


LA BARRICADA PIERDE MAS ANTE LOS VECINOS QUE ANTE EL GOBIERNO

 “Ahora más que nunca hay que seguir, hasta que el Ilegítimo se vaya”, es la frase que más se escucha en las inmediaciones de una forma de protesta en la que el pueblo es sustituido por las vanguardias y la estrategia por el voluntarismo. “Seguir” es “seguir haciendo lo mismo”, es decir, estancarse. Y lo que se estanca se deteriora. Mientras la barricada se estanca, su adversario aprende, se adapta. Ahora además de enfrentar a la barricada con la GNB, la PNB o el civil paramilitar, el gobierno creó un nuevo “actor”: el infiltrado. Como los que quemaron la caseta del Metro en Altamira. Como los que destruyeron las oficinas públicas en la Planta Baja de la Torre Británica. “Guarimba” significa “refugio, protección”. En la actualidad es todo lo contrario, al ser utilizada por el gobierno como pretexto para lanzar operaciones de castigo contra toda una comunidad, como en el sufrido Chacao. Ante esas ofensivas el activista tiene la opción de retirarse para luego volver… pero el vecino se queda atrapado en su casa o apartamento, tragando gas junto a sus abuelos y sus bebés, mientras su vehículo es destruido por las tanquetas que en la calle chocan los carros a propósito. Ahora, en vez de conseguir el manifestante “refugio, guarimba” en la comunidad, toda la comunidad es convertida en blanco fijo e inerme ante la represión. Y sin embargo, la irreflexiva respuesta que dan en los predios de la barricada a la urgente pregunta sobre “¿qué hacer?” es la misma: “Seguir…”


LAS MUERTES SUMAN MIENTRAS EL CHANTAJE IMPERA

En la dirigencia oficialista el primero que reconozca estas verdades evidentes será tildado de “blando” por sus extremistas, con el agravante de que allí los “extremistas” son quienes detentan las palancas formales del poder. Los “radicales” de la oposición califican de “vendidos” a la dirigencia opositora y a la dirigencia estudiantil que en privado admite estas obvias realidades. Mientras tanto, parte de la población asiste a este desastre no como ciudadanos sino como “espectadores”, como quien ve una película o un juego de video. En el gobierno actúan con la obcecada ferocidad de quien resguarda un botín, y en la oposición actúan con la cauta prudencia de quien cuida apoyos. Unos y otros olvidan que aquí lo que se está perdiendo no son petrodólares o votos, sino vidas, vidas venezolanas. Dicho en otras palabras, el país se desliza hacia el desastre, por el tobogán de la violencia y la muerte, sin que quienes pueden parar la caída hagan algo.


LA VIOLENCIA ES INERCIA, LA PAZ REQUIERE VALENTÍA

Mientras tanto, afuera de la trampa polarizada, afuera de las alambradas de los auto-chantajes, hay un país mayoritario que si de verdad quisiera matarse lo hubiera hecho hace tiempo; un país donde Maduro y “guarimbas” tienen niveles similares de rechazo; Un país que no quiere hacer más cola en un mercado para comprar un producto, o en un hospital para conseguir -meses después- una consulta médica. Un país que necesita una estrategia para cambiar su historia, y no consignas o balas para seguir hundiéndose en la histeria.

Una Venezuela real, en que el cambio es una dinámica imparable, pero que en este momento necesita con urgencia un liderazgo que tenga la valentía necesaria para detener la matanza y encabezar la construcción del futuro, utilizando para ello formas de lucha masivas y contundentes que incorporen a la ciudadanía en vez de "sustituirla" y que al unir pueblo con pueblo permita aislar y derrotar la violencia del gobierno y sus satélites.

Palante!