domingo, 12 de abril de 2015

CADIVAZO: DEL RACIONAMIENTO DE LOS ALIMENTOS AL CUPO DE LOS DOLARES...

 
Venezuela es el único país del mundo en el que ladrones y corruptos le imponen a los ciudadanos honestos condiciones, “cupos” y normas para tener acceso A SU PROPIO DINERO y a bienes y servicios indispensables para una vida digna.

 
En efecto, eso es lo que ha venido ocurriendo en nuestro país EN TODOS LOS ORDENES, afectando para mal la calidad de vida de TODOS los sectores de la comunidad nacional. El “CADIVAZO” perpetrado por el Gobierno el pasado viernes 10 de Abril, la drástica reducción del cupo de dólares para viajeros (tanto físico como electrónico), es la continuidad de una perversa Política de Estado que persigue empobrecer a todos los venezolanos para chantajearnos, para extorsionarnos, para dominarnos por hambre, por necesidad. 

 La lógica del Cadivazo es la misma lógica de las captahuellas en los mercados, es la lógica de las colas, la lógica del establecimiento de “cuotas” para el acceso a los alimentos: El mismo Gobierno que decide que Ud. sólo puede comprar hasta un máximo de tres potes de aceite o tres paquetes de harina de maíz, ahora decide que Ud. sólo podrá tener acceso a 700 dólares para viajar. El mismo Gobierno que decide que Ud. sólo puede comprar detergente una vez por semana, decide ahora que sólo cada 4 meses usted tendrá acceso a apenas 100 dólares en su “cupo electrónico”.
 

Obviamente, el tema de fondo no es la reducción del cupo. ¡El asunto es que el cupo jamás debió existir! Imponer un cupo de dólares para viajero o para cualquier otra cosa ya es inmoral y violatorio de la libertad individual. Reducirlo es aberrante, es sumar a la violación del derecho, el escarnio y la burla. 

 Aquí el punto no es que en vez de vendernos 3 potes de aceite nos vendan seis, o que podamos comprar detergente no una vez a la semana sino dos veces, o que el cupo de dólares sea no de 700 sino de 7000. ¡No! El tema es que el Estado no tiene derecho a decidir cuando en nuestra casa se come granos, pollo o carne; El Estado no tiene derecho a decidir con que frecuencia en nuestros hogares lavamos ropa o bañamos a nuestros hijos; El Estado no tiene derecho a decidir si los venezolanos podemos o no viajar, y cuanto de nuestro propio dinero podemos usar para hacerlo.
 
 
Y mucho menos puede ejercer esos inaceptables controles un gobierno descontrolado, probadamente corrupto e ineficiente. Los malandros que permitieron el robo de los 25 mil millones de dólares en CADIVI no tienen autoridad moral ni política para decirle al ciudadano en que puede o no usar su propio dinero. Los malvivientes que se niegan a investigar como ex ministros, ex tesoreros, testaferros, comisionistas, barraganas y demás fauna de la boliburguesía depositaron 22 mil millones de dólares en la Banca Privada de Andorra, en el Banco de Madrid y en el Banco HSBC de Suiza, no tienen ninguna autoridad moral ni política para obligar al ciudadano a hacer cola para comprar leche y pañales, o para conseguir habitación en un hospital o una clínica, o para limitar la compra vía electrónica de productos que antes eran importados libremente.

 
La salida de esta inaceptable situación es clara: El control de cambio durará lo que dure el proyecto totalitario en el poder. Para ellos el control de cambio es una piñata corrupta y una herramienta de dominio. La única manera de dejar de ser rehenes socio-económicos del gobierno es logrando UN NUEVO GOBIERNO Y UN NUEVO MODELO ECONÓMICO. 

 Y para lograr eso hay que estar UNIDOS. Quien divida al pueblo democrático CON EL PRETEXTO QUE SEA está trabajando para perpetuar el poder de los corruptos, hoy amos del corralito financiero y humano en que han transformado nuestro país. Lucha diaria contra el paquete madurista, unidad nacional, unidad política, voto masivo y defensa del triunfo son las cinco claves para enfrentar y vencer al Régimen y sus mafias. ¡Palante! ¡La Fuerza Es la Unión!

------------------------------------------------------------------

 
LA UNIDAD TRIUNFA INTERNACIONALMENTE

Muy pocos no entendieron cuando el pasado miércoles 8 en rueda de prensa anunciamos que Lilian Tintori y Mitzy Capriles de Ledezma, junto con los diputados demócratas al Parlatino, ejercerían la vocería y representación de la Mesa de la Unidad Democrática en la Cumbre de Las Américas en Panamá.

Para ese entonces estábamos enterados ya de la visita de un representante especial del Presidente norteamericano Barack Obama a Caracas, el diplomático Thomas Shannon, y que este alto funcionario además de reunirse con el Gobierno quería también sostener una reunión con la Unidad Democrática. Teníamos entonces un doble reto, una doble oportunidad: Garantizar que la voz de la Venezuela Democrática se hiciera presente en la Cumbre de Las Américas, y ejercer también la vocería que nos corresponde ante un representante internacional que si bien había aceptado la invitación del Gobierno de Maduro, también había manifestado su voluntad de reunirse con su contraparte, con la Unidad Democrática, representante hoy de más de la mitad de los venezolanos.

 
El resultado fue absolutamente contundente: Mitzy y Lilian nos representaron dignamente tanto en el Foro Hemisférico de la Sociedad Civil como en la trascendental Declaración de los 25 Ex Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos que en el marco de la Cumbre se pronunciaron por la libertad de los presos políticos venezolanos y por la solución política, pacífica, democrática y electoral a la crisis en nuestro país. Mientras, en Caracas la Unidad Democrática expuso a Shannon los mismos puntos cruciales esgrimidos por nuestras voceras en Panamá: Libertad de los Presos Políticos, respeto a los Derechos Humanos, garantías electorales que contemplen el envío de misiones de observación electoral de Unasur, OEA, ONU y Parlamento Europeo, y eliminación del uso ventajista de los recursos públicos en la campaña electoral oficialista, incluidas las “cadenas” de radio y TV.

 
El logro de esta “operación de pinzas”, de esta doble gestión, es hoy evidente: Mientras por un lado hasta los habituales aliados ideológicos del régimen, como los gobiernos de Uruguay y Brasil, hoy se desmarcan del impresentable gobierno de Maduro, este es recibido en Panamá por un cacerolazo ensordecedor, transmitido mundialmente por CNN


La Unidad, que en Venezuela triplica en intención de voto al Gobierno, triunfa también en el escenario internacional. Esos son los hechos que el gobierno moribundo no puede ya ocultar. ¡Palante!

domingo, 5 de abril de 2015

CARTAS DE LA VENEZUELA HONESTA


Cada vez que un venezolano muere tras ser ruleteado por varios centros asistenciales, de donde ha sido rechazado por que no hay insumos, o porque los aparatos están dañados, o porque los quirófanos no están operativos, ese venezolano no muere a consecuencia de la “casualidad”, ni de la “mala suerte”, ni porque “le llegó su hora”: Ese venezolano muere víctima de la corrupción, porque con certeza para dotar a esos centros asistenciales se aprobaron miles de millones de bolívares, dinero que hoy debe estar transformado en dólares o en euros, reposando y ganando intereses en la cuenta secreta del algún ex – alto funcionario, testaferro, “asesor”, barragana o similar rojo-rojito en Andorra, Madrid, Suiza o cualquier otro paraíso fiscal.


Cada vez que un policía venezolano muere a manos del hampa por estar armado de manera más deficiente que el hampón, o porque su chaleco antibalas esta vencido, o porque no pudo pedir refuerzos porque el radio está dañado, o porque el teléfono del “cuadrante” no tiene ni saldo, ese policía no muere “por accidente”, porque “esas cosas pasan”, porque “qué se le va a hacer”: Ese policía muere víctima de la corrupción, la misma que lo obligaba en vida a pagar de su bolsillo hasta las reparaciones de su vehículo-patrulla o los detalles de su uniforme, la misma que dota al hampón de armamento moderno, fusiles de asalto y granadas fragmentarias...


Cada vez que el negocio de una señora en el barrio o que el emprendimiento de un ciudadano en el centro comercial quiebra porque sucesivos apagones (dos, tres, cuatro, hasta ocho en un mismo día, dependiendo de la región) terminan por dañarle la mercancía que tiene refrigerada, o porque las fallas eléctricas les queman los aparatos que necesitan para trabajar, o porque a pesar del pésimo servicio la factura mensual se le hace económicamente insostenible, esa quiebra no es consecuencia del “fenómeno del Niño”, o “de la Niña”, o del “consumo inconsciente”: Esa quiebra es consecuencia directa de una corrupción monstruosa, la misma que promovió la aprobación de “leyes de emergencia eléctrica” para, bajo su amparo, realizar erogaciones multimillonarias comprando plantas termoeléctricas que nunca se armaron, adquiriendo contaminantes plantas diésel reconstruidas y canceladas como nuevas que además tampoco funcionaron, realizando contratos lesivos a la Nación para construir plantas hidroeléctricas que jamás se terminaron… Millones, millones, que se transformaron en costosas propiedades que unos corruptos, “boligrandes” y “bolichicos”, tienen allá en el Norte, donde nunca se va la luz…


Pero es que hasta en la intimidad del baño de su casa usted y los suyos son víctimas de la corrupción en la Venezuela del Diosdado-Madurismo: Cada vez que Ud. se baña y siente escozor en la piel porque el agua que sale de la ducha en vez de refrescarlo lo irrita; O cada vez que su hijo pierde clase porque tiene que llevarlo a consulta médica ante la reiteración de cuadros diarreicos y otros malestares estomacales, eso no ocurre porque su piel sea demasiado sensible, o porque el estómago de su niño sea demasiado frágil: Allí, en la cotidianidad de su casa, en el sencillo acto de bañarse con agua que tiene exceso de cloro o de aluminio para tapar el mal olor consecuencia de una deficiente potabilización, en el normal acto de que sus niños se cepillen los dientes con el agua contaminada que sale del grifo, allí usted y los suyos están siendo víctimas de la corrupción infame, de esa que ha “distraído” los recursos destinados a la construcción de plantas potabilizadoras, de esa que supone que restringiendo la información sobre los indicadores de calidad del agua puede invisibilizar a las víctimas.
 

En cada dimensión de la vida Ud. puede encontrar el peso, el costo, la humillante sombra de la corrupción: en el difícil acceso a los alimentos, ahora escasos porque el gobierno destruyó la producción nacional para hacernos dependientes de las importaciones y luego permitió el robo impune de los dólares que eran necesarios precisamente para importarlos; En la cada vez más escabrosa dificultad para conseguir productos esenciales para construir o reparar una vivienda (cemento, cabillas, etc.), bienes cuya producción, distribución y comercialización son controlados totalmente por el gobierno; En la realización del trámite más básico ante un organismo público, en la búsqueda del documento más indispensable, allí usted se encontrará cara a cara con esa realidad: La corrupción no es un “discurso”, es un atraco. Y la víctima de ese atracador que es el corrupto es usted, usted y los suyos, usted y quienes como usted integramos la determinante mayoría de los venezolanos que nos resistimos a vivir regidos por los dictados de un Estado Malandro, bajo la anti-ética de los saqueadores.


Por eso, porque nos resistimos, porque tenemos la determinación de combatir y vencer la corrupción, este texto tiene una intención que va más allá de la denuncia: En realidad, este texto es una invitación. Lo invitamos a que comparta con nosotros, con el país y el mundo, esa historia personal en la que usted, su hogar, su familia, sus vecinos, se han visto afectados por la corrupción concreta, la del día a día: Ya se trate de cuando en el Consejo Comunal los recursos y materiales para la reparación de humildes viviendas se quedaron monopolizados por la macoya, por la rosquita que dio ayuda solo a sus familiares, amigos y “camaradas”; Ya se trate de cuando en el Ministerio lo obligan a marchar o a firmar mediante memorandos enviados por la Dirección de Recursos Humanos; Ya se trate de cuando para tener acceso a una vivienda construida por la Gran Misión Vivienda Venezuela tiene usted que pertenecer a “la cuota” del dirigente pesuvista tal o cual, o tiene que sacar de su bolsillo cientos de miles de “argumentos” más poderosos que ningún estudio socioeconómico; Envíenos su historia, corta, sin adornos, porque no hay nada más contundente que la verdad. Si lo considera necesario, proteja su identidad. Pero no deje de comunicar su realidad, porque en la denuncia está el principio del fin de la impunidad.


Envíenos su texto ésta semana a eventos@lafuerzaeslaunion.com, o al Facebook de La Fuerza Es La Unión, o suba directamente su historia condensada en 140 caracteres en la red social twitter con el numeral #CartasVEhonesta. Nosotros verificaremos la información, y leeremos estas historias cada madrugada en #LaFuerzaEsLaUnión por Radio Caracas Radio, además de publicarlas en el sitio web e incluso remitir algunas a periodistas de investigación para que profundicen en las denuncias realizadas, de ser el caso.
 

Porque nadie puede saquear un país al que le entraron un millón de millones de dólares en 12 años, y no ser descubierto; Porque vencer a la corrupción no es sólo un tema de lograr el retorno de los capitales saqueados, sino que es un asunto de identidad nacional, de recuperar nuestro perfil de pueblo trabajador y estudioso, que en los años de la República Civil hizo del esfuerzo y el conocimiento sus herramientas fundamentales para mejorar la vida y ascender socialmente. Porque es necesario, en fin, pasar de la protesta a la propuesta, envía tu historia, para que sean muchísimas las Cartas De La Venezuela Honesta.

Para mostrar al mundo el verdadero rostro de Venezuela. De esta Venezuela que se parece a ti y a tus hijos, a tu esfuerzo, a tu dignidad como ciudadano y como pueblo. De esta Venezuela democrática y honesta. De esta Venezuela que avanza unida, porque sabe que #LaFuerzaEsLaUnión!


sábado, 28 de marzo de 2015

¿Y DESPUES DE MADURO QUE? (El futuro en cinco puntos...)

Para los políticos convencionales, y en particular para los proyectos totalitarios, el poder es un objetivo en si mismo. Por eso para alcanzarlo y mantenerse en él son capaces de cualquier barbaridad, incluso de cualquier crimen. En cambio, para los ciudadanos y para un liderazgo realmente democrático el poder es sencillamente un instrumento para mejorar la vida. Mejorarla tanto en lo económico y social como en el ámbito de los derechos civiles y las libertades democráticas. Por eso para los demócratas el fin no justifica lo medios, los condiciona.  En ese sentido, La Unidad propuso a toda la Nación un sueño de país, una visión compartida del futuro: La Venezuela Unida, la Venezuela regida por los principios y valores que congregan a los demócratas. Esa es la respuesta concreta a la pregunta “¿Y después de Maduro, que?”

En efecto, después de Maduro no “vendrá el caos”, pues en el caos estamos. Una vez que mediante mecanismos constitucionales, democráticos, pacíficos y electorales el pueblo venezolano se dé un nuevo gobierno, lo que vendrá será la construcción ENTRE TODOS de un nuevo país, de una Venezuela Unida, con las siguientes características: 


1) LA VENEZUELA UNIDA SERÁ LA DEL PUEBLO PROPIETARIO 

Cada quién será dueño de lo suyo, de lo que haya logrado y construído con su trabajo honesto, con su dedicación y esfuerzo, con su compromiso y dedicación.  Quien viva en una humilde casa en un barrio será dueño de la tierra en que la misma este levantada. Quien resida en una vivienda construida por el Estado será propietario y no "adjudicatario" de la misma. Quien trabaje en un puesto en un mercado será dueño de su negocio, y no "concesionario" del gobierno. Si esos y otros emprendimientos prosperan y llegan a convertirse en grandes empresas seguirán teniendo las mismas garantías, pues el derecho a la libre empresa es, como la libertad de trabajo, un derecho humano fundamental y una garantía constitucional. 


2) LA VENEZUELA UNIDA SERÁ LA DEL PUEBLO SOLIDARIO 

Nadie podrá discriminar a nadie, por no tener dinero o por tenerlo, por el color de su piel o por el nombre de su dios, por ser oficialista o por ser opositor. La pertenencia a la burocracia oficial tampoco será pretexto para la discriminación socioeconómica. Se acabará para siempre el Desastre Rojo en que los ciudadanos andan por las calles con dificultades extremas para encontrar medicinas, alimentos y hasta sin desodorante, mientras que los jerarcas van a hospitales del exterior en aviones de PDVSA con sus esposas, suegras y niñeras. En la Venezuela Unida "inclusión" y "solidaridad" dejaran de ser consignas cínicas y pasarán a ser realidades cotidianas. 


3) LA VENEZUELA UNIDA SERÁ LA DEL PUEBLO PRÓSPERO Y EL ESTADO AUSTERO

Todos podrán llegar a ser lo que quieran ser. Progresivas medidas sociales, económicas y hasta constitucionales promoverán que el dinero del petróleo no siga siendo malbaratado en gasto corriente, en negocios de unos pocos o en la inútil promoción de la quincalla política de una macolla, sino que será usado íntegramente para que todos tengamos un servicio de salud excelente, una educación de alta calidad (orientada a formar ciudadanos creativos, productivos y críticos, no a adoctrinar "cuadros" dóciles a un credo político), una vivienda propia y confortable y pensiones de monto suficiente para una vejez tranquila y segura. 

El Estado vivirá de su legítima y razonable participación en la riqueza generada por los ciudadanos, y los ciudadanos viviremos del ingreso estable que proporcionarán empleos de calidad creados por empresas privadas que producirán riqueza y bienestar en áreas como petróleo, turismo, agroindustria, industria, comercio y servicios, investigación y desarrollo, ciencia y tecnología. En la Venezuela Unida solidaria e inclusiva nadie podrá ser pobre, pero una economía abierta y productiva brindara oportunidades para que todo el que quiera ser rico pueda serlo, tanto como su inteligencia y su trabajo se lo permitan. 


4) LA VENEZUELA UNIDA SERÁ LA DEL PUEBLO SEGURO 

Los únicos que se sentirán inseguros serán los delincuentes, los violentos, los criminales. Policías profesionales y competentes los atraparán; fiscales eficientes e independientes los acusarán; tribunales autónomos los juzgarán, y un sistema penitenciario decente administrará castigo y oportunidades de rehabilitación. En la Venezuela Unida las personas tendrán seguridad ciudadana para vivir y disfrutar, y las empresas (nacionales y extranjeras) tendrán seguridad jurídica para trabajar y producir. 


5) LA VENEZUELA UNIDA SERÁ LA DEL PUEBLO UNIDO EN SU DIVERSIDAD 

Los venezolanos dejaremos de estar enfrentados en "bandos" y volveremos a ser un NOSOTROS, diverso pero armonioso: Al contar con seguridad social eficiente que aleje el peligro de la pobreza, con la seguridad económica que acerque el objetivo de la prosperidad, y con una seguridad pública respetuosa del ciudadano y firme frente al delincuente, volveremos a vivir en vez de sobrevivir, volveremos a disfrutar nuestras ciudades en vez de padecerlas, volveremos a tener nuestras familias unidas en vez de tenerlas separadas por la muerte o el exilio. 

No se acabarán las diferencias, obviamente. Pero cada quién podrá expresar sus opiniones y preferencias sin riesgo de ser perseguido, preso, torturado, asesinado o expuesto al escarnio público sólo por pensar distinto a quien circunstancialmente ejerza el poder. 


Y todo esto estará garantizado no por la voluntad displicente de un caudillo, sino por una democracia participativa de verdad, por unas instituciones eficientes y con pueblo, por unas fuerzas armadas al servicio de la Nación y no de un partido o una ideología, por un Estado al servicio de la ciudadanía y por una ciudadanía educada, organizada y movilizada, todo ello en el marco del pacto de convivencia que es la Constitución Nacional. 

Construir una Venezuela Unida como la aquí descrita es plenamente posible. Los venezolanos tenemos perfecto derecho a vivir en un país del Primer Mundo. Y la ruta hacia ese objetivo no es Maiquetía, sino LA UNIDAD: Unidad de sueño y compromiso, unidad de preocupación y ocupación, unidad de reflexión y lucha, UNIDAD DE VOTO Y CALLE. Y, por encima de todo, unidad de quienes siempre hemos adversado al Proyecto Totalitario con los compatriotas hermanos nuestros que en los últimos dos años han descubierto que ese proyecto es una oferta engañosa, una estafa. 

Venzamos a los estafadores, construyamos la viabilidad para este sueño plural, avancemos desde los escombros del Desastre Rojo hacia la libertad, la igualdad y el progreso de la Venezuela Unida. 

Y hagámoslo JUNTOS porque, como dice nuestro entrañable Gloria al Bravo Pueblo, "¡La Fuerza Es La Unión!" 




sábado, 21 de marzo de 2015

MÁS ALLÁ DE LA INVASIÓN IMAGINARIA Y DE LA "PLANCHITIS" OPOSITORA...


“Ajá! ¿Y que puedo hacer yo para cambiar esto, si estoy solo, aquí, con mi angustia y mi preocupación por lo que pasa en el país?”…. “Si, claro, yo quisiera hacer algo, pero todo el mundo está como muy apático, nadie ayuda, todo el mundo se queja pero nadie hace nada”…. “De querer, ¡Claro que uno quiere hacer algo para cambiar todo esto! Pero la verdad es que tampoco la cosa está tan fácil: entre trabajar para mantener la familia, y las horas que uno tiene que pasar en las colas para comprar las cosas, cuando vienes a ver no te queda tiempo para más nada”… 


NO ESPERES MAS AL “LÍDER”… ¡BÚSCALO EN EL ESPEJO! 

Frases así seguramente usted las ha escuchado muchas, muchas veces. Probablemente, incluso las ha dicho en más de una ocasión. Frases que sirven para justificar la quietud, el inmovilismo, la desesperanza aprendida… Pero también hay situaciones ante las que usted y sus vecinos, sus amigos, su familia, cambian bruscamente su forma de hablar. 

En efecto, cada vez que tiene que buscar un medicamento urgente y no lo consigue; Cada vez que la inseguridad mata o agrede a alguien cercano; Cada vez que la corrupción y el desorden convertidos en gobierno atentan contra usted o contra su familia en la calle, en el trabajo, en la escuela de sus hijos y hasta en su propia casa, cada vez que ocurre algo así (que es a cada rato) son otras las frases que vienen a su boca: “¡Pero bueno, ¿Y entonces? ¿Hasta cuando vamos a soportar esto?”…. “Nooo, que va, que va, esto no se aguanta, esto tiene que cambiar”…. “¿En que han convertidos estos ca…rrizos al país? Que rabia, que indignación!” 

Hasta ahora, muchísimos venezolanos, particularmente los que estamos contra el gobierno pero que no militamos en ningún partido político, nos hemos encontrado en alguna de estas dos situaciones: O ensayando el discurso que justifica la inacción… o desesperados porque no hay una acción “más enérgica, más contundente” ante el actual estado de cosas. Todos hemos pasado por esto. Y el sabor que nos queda en la boca no es, en absoluto, agradable: En el primero de los casos, la sensación que se instala es de resignación; en el segundo, la emoción que domina es la impotencia. Ninguna de las dos sirve para avanzar, para dar solución a la situación-país que genera el malestar. 


"CON EL CORRUPTO Y SU SAQUEO, NI DE VAINA ME RESTEO" 

Si así de dura y compleja es la situación para los venezolanos independientes que nos oponemos al gobierno, mucho mas grave es la que enfrentan los venezolanos independientes que alguna vez apoyaron al proyecto oficialista. 

A esos hermanos nuestros sólo le pedimos que cuando estén en la cola del mercado, del hospital o de la farmacia, recuerden que en el Banco Suizo HSBC fueron detectados 14 mil ochocientos millones de dólares en depósitos de jerarcas rojos-rojitos; Que en el Banco Madrid descubrieron unos 4 mil 200 millones de dólares en cuentas de ex altos funcionarios del gobierno y boliburgueses arrimados, y que en el Banco de Andorra descubrieron unos 2 mil millones de dólares presuntamente provenientes de la corrupción en PDVSA. Sumen, hermanos: ¡Estamos hablando de 21 MIL MILLONES DE DOLARES! Dólares que son suyos y de sus vecinos, dólares que no están en nuestras escuelas o en nuestros hospitales porque están en las cuentas de unos "rojo-corruptos". 

Pero con toda la indignación que esta realidad puede producir, esto es apenas un pellizco . Fueron 12 largos años de bonanza petrolera, en los que Venezuela produjo 2 millones y medio de barriles de petróleo DIARIOS, con un precio promedio de 100 dólares cada barril. Multipliquen: estamos hablando de 250 millones de dólares DIARIOS. Ahora multipliquen esa barbaridad de dinero por los 365 días de un año: Eso da 91 mil 250 millones de dólares. Ahora multipliquen todo eso por los 12 años que duró la bonanza petrolera: ¡Eso da más de UN MILLÓN DE MILLONES DE DÓLARES! Miren esa barbaridad, ese saqueo, hermanos, saquen su cuenta, miren su vida y miren como viven los rojo-corruptos. Miren todo eso, piensen con cabeza propia, y decidan. Decidan en defensa propia, en defensa de sus hijos, de su barrio. 


SIN PARTIDOS NO HAY DEMOCRACIA… ¡SIN CIUDADANOS TAMPOCO! 

Frente a todo esto ¿Qué tenemos que hacer, unos y otros, pueblo opositor independiente, pueblo chavista desencantado, venezolanos todos, demócratas todos? ¡Pues luchar por defender y mejorar nuestra condición de vida, estudio o trabajo, allí donde estamos, en nuestra realidad concreta, en el sitio donde vivimos, donde trabajamos o estudiamos, promoviendo al mismo tiempo la necesidad del cambio democrático en la comunidad, el municipio, la ciudad y el país! ¿Cómo tenemos que hacerlo? Instruyéndonos sobre nuestros derechos, porque nadie reivindica derechos que no sabe que tiene; organizándonos para defenderlos mejor, y movilizándonos para hacernos respetar como pueblo consciente, como ciudadanía activa. ¿Con quien? ¡Con todos los que compartimos esta pasión por Venezuela, todos juntos! 


¿Y quien nos va a instruir, a organizar, a movilizar? ¿Los partidos políticos? En efecto, las organizaciones políticas son actores fundamentales. Sin partidos no hay democracia. PERO SIN CIUDADANOS TAMPOCO. De hecho, la misión de los partidos es expresar y representar a los ciudadanos, no “sustituirlos” o ignorarlos. De allí la importancia de lo que ocurrió el pasado domingo 15 de marzo en la Cota Mil, cuando centenares de caraqueños acudieron con sus propuestas de cambio y de cómo organizarnos para lograr ese cambio positivo. No fue una “marcha”, ni una “barricada”. Fue un adelanto del país que queremos, un acto de convivencia. 


El #CARACASCONVIVE, primera actividad de calle convocada por el voluntariado independiente La Fuerza Es La Unión, mostró una verdad inmensa: Ese líder por el que has estado esperando, lo tienes en el espejo. Mientras el gobierno inventa una invasión gringa imaginaria para poder compactar lo que le queda de activismo, y mientras partidos de oposición viven un nuevo episodio de “planchitis” y “candidaturitis” como si estuviéramos en una democracia normal y no en una crisis espantosa, el venezolano de a pie, la señora que hace cola en el mercado, el joven patinetero, la muchacha del barrio, tomaron cartulina y marcador, colocaron en unas líneas su sueño de país y salieron a la calle a hacer su propuesta de cómo lograrlo. 


Organización de base y activismo popular, en apoyo a la necesaria unidad política de la oposición, es la respuesta ciudadana a la crisis. Para participar en la forma independiente de estar con la Unidad puedes registrarte en este enlace .  Para informarte sobre nuevas actividades como el #CARACASCONVIVE (y proponer aquellas que tu mismo consideres oportunas y pertinentes), sigue a . Cada quien en lo suyo defendiendo lo que es de todos... ¡La Fuerza Es La Unión!

domingo, 15 de marzo de 2015

DONDE SE CONECTAN LA MUERTE DE RODOLFO GONZÁLEZ, LAS "SANCIONES" Y LA RUINA MORAL DEL RÉGIMEN...


Al filo de la medianoche del 26 de abril de 2014 una comisión del SEBIN allana el apartamento de la familia González ubicado en las Residencias Siglo XXI, un modesto conjunto de pequeños edificios ubicados en la parte alta de Macaracuay, justo en la curva donde la vía dobla hacia La Guairita. Rodolfo González, que entonces contaba 62 años de edad, fue detenido. El “procedimiento” culminó aproximadamente a la 1 de la madrugada. Vecinos y familiares se dirigieron entonces, en la oscura madrugada, a la sede del SEBIN en el Helicoide, a solicitar información. 

Increíblemente, a las 3am funcionarios de ese cuerpo se acercaron al grupo no para dar información, sino para llevarse detenida a Josefa de González, esposa de Rodolfo, de 66 anos de edad. La señora Josefa fue posteriormente liberada, sujeta a presentación ante un tribunal cada 30 días. Así lo reseñó el diario El Universal en su edición electrónica del domingo 27 de abril del 2014. Pero nadie sabía entonces que el señor Rodolfo González amanecería muerto, 11 meses después, en un calabozo de ese mismo recinto. 

Todo este procedimiento que terminó costando la vida de un venezolano, padre de familia, trabajador, se basó en el testimonio anónimo de un delator, llamado ahora por la jerga oficial “patriota cooperante”. Según el diario El Nacional en su edición de ayer sábado 14 de marzo del 2015, así lo denunció el abogado de González, Dionel Mendoza, quien explicó que “la prueba hasta ahora anunciada por el gobierno y que jamás se ha promovido es la del patriota cooperante que supuestamente dijo que el señor Rodolfo tenía un aparataje montado, que recibía dinero de otro país, pero en ningún momento ese patriota cooperante se promovió como prueba…” 


Once meses pasó Rodolfo González privado de libertad, por una denuncia anónima sobre la cual el gobierno armó un discurso político: González fue acusado de ser “articulador logístico” de las llamadas “guarimbas” y de “recibir dinero del extranjero”. Fue acusado, pero jamás le probaron nada. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su articulo 49, aparte 2, establece que “Toda persona se presume inocente mientras no se pruebe lo contrario”. Probar la culpabilidad es materia de un juicio que llegue a sentencia firme, y la misma Constitución en su artículo 44 establece el derecho de los venezolanos a ser juzgados en libertad. 

Todos esos derechos le fueron negadas a Rodolfo González quien, según el consternado testimonio de sus hijas en la primera plana del diario 2001 de ayer sábado 14, fue objeto durante todo su cautiverio de lo que denominaron “una feroz guerra psicológica” que, cuando es perpetrada por funcionarios contra un preso, es sencillamente una forma de tortura. 

Un gobierno que se alarma, se exalta y desmelena porque le quiten la visa a unos funcionarios, no parece preocuparse porque un preso político bajo su custodia en vez de perder la visa pierda la vida. Debiera hacerlo. Si no por razones éticas, humanitarias, morales, debiera hacerlo en virtud de su propia conveniencia. Como hizo el Cardenal Jorge Urosa, también la Mesa de Unidad Democrática ha dicho con firmeza, ante la Orden Ejecutiva del presidente norteamericano Barack Obama que considera a Venezuela “una amenaza” para la seguridad nacional estadounidense, que Venezuela (la nación venezolana, el pueblo venezolano) no es una amenaza para ningún país del mundo. Con la misma firmeza la MUD ha dicho también que quien constituye una amenaza para los propios ciudadanos venezolanos es este gobierno. La dolorosa muerte de Rodolfo González así lo ratifica. Que sus once meses de cautiverio transformados en martirio y terminados en holocausto, sean responsabilidad precisamente de uno de los funcionarios sancionados, es cualquier cosa menos una coincidencia. 


A algunos repugna el hecho de que el gobierno de un país asuma la potestad unilateral de sancionar a los funcionarios de otro gobierno, de otro país. Lo entendemos, e incluso podríamos compartir las razones de esa actitud. Pero quienes así piensan deben entender que existe algo que repugna aun más, porque es la causa eficiente de esta indeseada situación, en la que el nombre de Venezuela es asociado global e injustamente con la palabra “amenaza”. Ese algo es el desprecio del gobierno de Maduro por la legalidad, tanto nacional como internacional. 

En efecto, el gobierno de Nicolás Maduro ignoró las exigencias, exhortaciones y recomendaciones preventivas de las distintas instancias internacionales, las mismas que precisamente son las que salvaguardan, en plan de igualdad ante la ley, la convivencia de las naciones. Si el gobierno de Nicolás Maduro hubiera acatado las resoluciones del Comité de la ONU contra la Tortura sobre Venezuela no estaríamos en esta situación. Si el gobierno de Maduro hubiera acatado las resoluciones del Comité de la ONU Contra las Detenciones Arbitrarias no estaríamos hoy frente a este drama. Si el gobierno de Maduro en vez de salirse del Sistema Interamericano de Derechos Humanos hubiera acatado sus disposiciones, hoy no sólo no habría funcionarios venezolanos sancionados, sino que estaría pasando algo mucho mas importante: ¡Hoy Rodolfo González estaría vivo, más de un centenar de venezolanos estarían con sus familias en vez de estar en condición de presos políticos, y miles de estudiantes y otros jóvenes venezolanos estarían en libertad plena, sin la amenaza de juicios descabellados que sólo procuran coaccionarlos y amedrentarlos! 


Después de amenazar a los venezolanos con su “puño de hierro”, Maduro ahora ofrece a Obama una “mano tendida”, según la primera plana del periódico pro-gubernamental “Ultimas Noticias” en su edición de ayer sábado 14 de marzo. El contraste entre las dos retóricas desnuda la ruina moral de un régimen prepotente y grosero ante su propio pueblo, y obsecuente ante los poderosos. Prueba de ello es que hoy domingo 15, mientras el pueblo caraqueño estará dando en el Cementerio del Este el último adiós al señor Rodolfo González, de acuerdo a lo anunciado en la primera plana del diario La Voz de ayer sábado el oficialismo estará en la Asamblea Nacional aprobando una Ley Habilitante supuestamente “anti imperialista”, que en vez de estar dirigida contra ningún imperio en realidad estará orientada a reprimir aun mas a las fuerzas sociales y a la disidencia política. 

Toca seguir luchando, sin descanso, convirtiendo el dolor y la rabia en energía de cambio. La única solución real a este drama es derrotar al régimen y lograr que Venezuela tenga un gobierno respetuoso de los Derechos Humanos, que cumpla nuestra Constitución y los tratados y acuerdos internacionales válidamente suscritos por la Republica. Y eso lo lograremos mediante procedimientos claramente democráticos, constitucionales, electorales y pacíficos, porque el régimen monopoliza la violencia, pero se quedó sin pueblo. Como escribió la hija de Rodolfo, Lissette González, @LissetteCGA en la red social twitter, “Mi papá no es el primer muerto en una cárcel venezolana. Tantos mueren cada año en riñas o motines. Casi nunca sus nombre son noticia… Yo no pierdo la esperanza de construir un país mejor para nuestros hijos. No desmayemos, la tarea es nuestra”. Así es, Lissette. Te reiteramos públicamente la palabra de solidaridad y pésame que el viernes tempranito te dimos en privado. ¡Palante! 

LA MITAD DE LOS HOGARES EN VENEZUELA ESTA DIRIGIDO POR UNA MUJER SOLA....


Publicado el domingo 8 de Marzo de 2015 en El Diario La Voz y en el Diario 2001 

Uno de cada dos hogares venezolanos esta dirigido, soportado, defendido por una mujer sola. Ciertamente, las estadísticas oficiales hablan de algo menos: Según revelaron los datos preliminares del XIV Censo Nacional de Población y Vivienda 2011, el porcentajes de mujeres que son jefas del hogar alcanzó 39,3% del total. Pero todos los analistas de estadísticas sociales coinciden en que este dato encubre un brutal sub registro: Por diversas razones, entre las que destaca la propia seguridad del hogar, en los mayoritarios sectores populares del país la mujer jefa de familia es reacia a admitir ante un extraño (encuestador, empadronador del censo o simple curioso) que está sola. Ante la pregunta “¿Quién es el jefe del hogar?” la respuesta automática suele ser “él no esta ahorita, salió, pero… ¿De parte de quien? ¿Que se le ofrece?...”. 

De manera que no es arriesgado asumir que, hoy por hoy, al menos la mitad de los hogares de esta Venezuela en crisis esta regido por una mujer solitaria. Esta lamentable realidad se ha venido construyendo de manera sostenida a lo largo del tiempo: De acuerdo a los Censos de Población y Vivienda, en 1981 más de medio millón de venezolanas eran jefas de hogar. Esos 590.220 hogares en los que la mujer ejercía en solitario la jefatura de la familia representaban 21,7 % del total de hogares, que el Censo de 1981 ubicó en dos millones 710 mil. Dicho de otra manera, a principios de los 80 en uno de cada cinco hogares venezolanos la figura del padre era apenas un recuerdo, una ausencia, una cicatriz. 

Esa cifra de mujeres solas al frente del hogar casi se duplica nueve años después. En efecto, el Censo de 1990 ubica en 912.429 el total de hogares venezolanos en que una mujer solitaria da la cara por sus hijos. Esa cantidad de hogares liderados por mujeres solas representaba 24, 32 % del total de hogares registrados por el operativo censal de los ’90. Para esa fecha, una cuarta parte de los hogares venezolanos no contaba con la presencia de la figura parental masculina. 

Una década mas adelante, la curva de la soledad de las madres venezolanas sigue en ascenso. El Censo del año 2001 revela que más de millón y medio de mujeres en nuestro país (exactamente 1.544.378 madres venezolanas) son madre y padre a la vez. Esta cantidad representa casi 30 % de los 5.261.202 hogares inventariados en nuestro país para esa fecha. Dicho de manera clara, a principios de la década anterior, uno de cada tres hogares en nuestro país es defendido a capa y espada por una mujer sola. 

Los datos preliminares del Censo 2011 permiten inferir que en la actualidad esa relación es para uno de cada dos. Estas verdades numéricas tienen muy duras implicaciones para nuestro futuro como pueblo. El machismo es el substrato cultural de la paternidad irresponsable, que detona cuando la economía aprieta. Como sabe todo investigador social, cada vez que los indicadores de fuerza de trabajo revelan (o encubren…) un incremento del desempleo, cada vez que los indicadores de precios al consumidor revelan (o escamotean…) un alza de la inflación, de manera casi automática se produce un incremento sustancial en el número de hogares destrozados, un alza en el número de mujeres e hijos abandonados: El dinero que antes alcanzaba para mantener “dos frentes”, una “novia”, las cervecitas del fin de semana y hasta para tentar la suerte en los terminales y en el remate de caballos, ahora ya no alcanza. Ante esta circunstancia, el padre irresponsable tiene que sacrificar “algo”. Y en vez de dejar el juego o el vicio, generalmente lo que dejan es un hogar al garete. 

Esta situación se ha agravado en los últimos años porque nuevos y perversos factores han aparecido. Desde el punto de vista económico, no se trata ya de que suba o baje el desempleo. Se trata de la precarización masiva: Una muy importante cantidad de compatriotas no disponen hoy de un empleo estable en el sector formal, de esos en que la condición de casado puede implicar mayor estabilidad laboral y en los que se suele hasta cobrar primas por hijos. Por el contrario, quienes hoy viven del “rebusque” o de un azaroso subsidio oficial se ven empujados a conductas más primarias: La cultura del “resuelve” es la de “sálvese quien pueda”. En ese trance, el hombre suele “resolver” para si. Allá queda en el rancho la mujer sola, y los chamos en la vía, en la escalera, en el callejón… 

Otro factor que siempre ha existido, pero que en la última década y media se ha agravado hasta transformarse en tragedia masiva, es el tema de la inseguridad. Muchas de las mujeres que hoy están solas al frente de su hogar no han sido “abandonadas” por el marido, sino que son viudas de un compañero arrebatado por el hampa asesina. Siete de cada diez víctimas de la violencia criminal caen en nuestros barrios. Nueve de cada diez víctimas son hombres, en general muy jóvenes, que en la inmensa mayoría de los casos dejan compañeras en la desesperación e hijos en la orfandad. 

Por último, otra causa que definitivamente ha incidido en que Venezuela sea hoy un país de mujeres hermosas, trabajadoras, inteligentes… y solas, es de naturaleza cultural: En nuestro país han venido ganando terreno los antivalores del machismo. Machismo, caudillismo y militarismo son tres perversiones que han cabalgado en el mismo caballo a lo largo de la historia de nuestro país. Generalmente los caudillos no eran esposos devotos, ni padres dedicados: Eran “padrotes” que, como matas de cambur con charreteras, echaban hijos a su paso, sin ver demasiado por ellos. La arbitrariedad y el autoritarismo inherentes a la perversión militarista, también están presentes en ese morbo llamado machismo. 

Hoy, Día Internacional de la Mujer, el mas importante homenaje a la mujer venezolana es el compromiso de todos por lograr un cambio en nuestro país. Cambio para lo urgente, por supuesto, para que sus hijos no sigan siendo asesinados por el hampa o por la represión; Para que sus hijos no sigan yéndose del país o de la vida, en aviones o en urnas... 

Pero también cambio para lo importante: Para que la mujer obtenga al fin igual salario que sus compañeros masculinos por desempeñar las mismas labores, para que su acceso a las posiciones dirigentes, en la política y en la empresa, este determinado por su formación, capacidad y competencia, y no por su sexo. Para que su aspiración máxima no sea, como hoy, apenas “sobrevivir” entre el miedo y la precariedad, haciendo colas y sacándole el cuerpo a las balas, sino vivir a plenitud en una Venezuela en la que tal cosa sea posible.

domingo, 1 de marzo de 2015

EL DOCUMENTO DEL CAMBIO


La crisis se profundiza. La represión gubernamental ahora asesina niños, balea manifestantes, detiene a los médicos que los atienden, hostiga a los periodistas que aun pueden cubrir estas informaciones, detiene alcaldes, amenaza con defenestrar parlamentarios e ilegalizar partidos democráticos. La oligarquía roja perpetra todas estas barbaridades precisamente porque no tiene votos con que enfrentar el rechazo nacional. Por eso quieren empujar a la oposición democrática a la clandestinidad, y al país entero hacia la violencia. En un contexto tan duro y complejo no es fácil mantener foco en dónde esta la meta y cual es el camino crítico para alcanzarla. 


Es por eso urgente recordar que SI HAY un documento que enumera, argumenta y razona los motivos por los que los demócratas venezolanos rechazamos el proyecto totalitario, su secuela de ruina económica, su legado de violencia social y su herencia de intolerancia política; SI HAY un documento que define, propone y dibuja los rasgos fundamentales de lo que será una Venezuela regida por los principios y valores que hoy congregan a todos los demócratas; SI HAY un documento que precisa cual es el camino que los demócratas hemos elegido para avanzar desde los escombros del actual desastre rojo hacia una Venezuela Unida que, justamente por serlo, esté en capacidad de construir una economía abierta y productiva, que pueda financiar una sociedad inclusiva y solidaria, que funcione en el marco de una democracia transparente y honesta. 


Si. Ese documento existe. Y existe porque los líderes de la oposición democrática venezolana tuvieron la madurez necesaria para entender que más importante que estar compitiendo entre ellos para determinar quien es “más visible”, “mas radical” o “más popular”, lo que hoy el país exige y reclama es que COMPITAN TODOS JUNTOS POR EL PODER, para detener la caída de Venezuela e iniciar entre todos la dura lucha por su recuperación. Un documento con tales alcances no podía ser de un sector, de un líder, o de un grupo de partidos. TENIA QUE SER EL DOCUMENTO DE TODOS, Y EFECTIVAMENTE ASI FUE: Por eso Venezuela hace apenas 36 días, el pasado 23 de Enero, vio como este documento fue emitido desde el corazón de los barrios de Petare. Allí estuvieron, dando la cara, respaldando ese manifiesto unitario, Antonio Ledezma y Henrique Capriles; María Corina Machado y Julio Borges; Delsa Solórzano y Freddy Guevara, del partido de Leopoldo López; Alfredo Ramos y Roberto Enríquez, entre muchos otros dirigentes, representantes de partidos que van desde Acción Democrática hasta Vanguardia Popular, integrantes todos de un equipo que es capital político común de todo el pueblo democrático venezolano. 


Estos son algunos de los planteamientos contenidos en LA VENEZUELA UNIDA, la propuesta de la MUD al país: 

“Para construir la Venezuela Unida hay que superar la división: Mas que ‘oposición’ o ‘resistencia' hoy el pueblo necesita una Alternativa de Poder. Y para ello es precondición indispensable estar unidos. Unidos ya no para defendernos y resistir, sino para avanzar y vencer 

Para construir la Venezuela Unida tenemos que organizarnos mejor: Este pueblo unido también debe estar organizado. Los partidos democráticos deben dar cada vez más reconocimiento, visibilidad y vocería al liderazgo de base, y respetar a las organizaciones sindicales, gremiales y comunitarias. Es urgente la construcción de espacios de base para que en los barrios y urbanizaciones los ciudadanos independientes puedan elaborar y ejecutar la política democrática. 

Para construir la Venezuela Unida tenemos que movilizarnos con mas eficiencia: Unidad y organización no son fines en si mismos. Nos unimos y organizamos para movilizarnos en defensa de los derechos políticos y sociales del pueblo. Nuestra movilización debe ser pacífica y constitucional, enérgica y contundente, y en contacto siempre con el dolor y la esperanza del pueblo. 


Para construir la Venezuela Unida el costo de la crisis lo debe pagar la élite gobernante y sus corruptos: El robo de los 25 mil millones de dólares en CADIVI es apenas la punta del iceberg del festín de la corrupción roja: Durante 12 años el régimen recibió 800 mil millones de dólares por concepto de los altos precios petroleros. El régimen pretende ahora que el costo de la crisis sea cancelado por los sectores populares y la clase media. Frente a esa pretensión inmoral, la Alternativa Democrática será inflexible: La crisis debe pagarla la boliburguesía parasitaria, el funcionariado corrupto y las mafias rojas. 

Para construir la Venezuela Unida tenemos que ganar el poder: Para que los corruptos paguen, para detener la caída de Venezuela e iniciar su recuperación, es necesario lograr el cambio del poder. Para que sea sostenible y duradero ese cambio debe ser alcanzado a través de mecanismos constitucionales, pacíficos, electorales y democráticos. En el año 2015 las elecciones parlamentarias constituyen una posibilidad concreta de avanzar en hacia el cambio urgente y necesario. 


Para construir la Venezuela Unida tenemos que congregar a los venezolanos en torno a un sueño de país que entre sus principales características tendrá las siguientes: 

La Venezuela Unida será la del pueblo propietario, en la que cada quien será dueño de lo suyo, de lo que haya logrado con su trabajo honesto, con su dedicación y esfuerzo, con su talento, compromiso y dedicación; 

La Venezuela Unida será la del pueblo solidario, en la que nadie podrá discriminar a nadie por no tener dinero o por tenerlo, por el color de su piel o por el nombre de su Dios, por ser oficialista o ser opositor; 

La Venezuela Unida será la del pueblo próspero y el Estado austero, en la que el dinero del petróleo será dedicado exclusivamente a salud, educación, vivienda y seguridad social, el gobierno vivirá de su legítima y razonable participación en la riqueza generada por los ciudadanos y por eso apoyará el éxito de los ciudadanos en sus emprendimientos, generadores a su vez de empleos de calidad; 

La Venezuela Unida será la del pueblo seguro, en la que los únicos que estarán inseguros y temerosos serán los delincuentes, los violentos, los criminales; 

La Venezuela Unida será la del pueblo armonioso en su diversidad, en la que los venezolanos dejaremos de estar enfrentados en bandos y volveremos a ser un NOSOTROS respetuoso, afectuoso y plural.” 


Este es el documento de todos, el Documento del Cambio. Bajo este paraguas común, toda iniciativa suma. “Por encima” del discurso que nos identifica a todos, cualquier planteamiento corre el riesgo de convertirse, como en el pasado reciente, en etiqueta que nos separe, que enmascare la pugna personalista o los afanes gubernamentales para dividirnos. 

Como valientemente afirmó Antonio Ledezma desde la cárcel, esta es la hora de la cohesión de voluntades, de la comunión de esfuerzos. El pueblo democrático tiene un proyecto: La Venezuela Unida. Y tiene la fuerza con que lograrlo, porque ¡LA FUERZA ES LA UNIÓN!