domingo, 21 de septiembre de 2014

BONY, O LA PERSEVERANCIA... ("A la abnegada mujer del preso")


Ayer sábado 20 de septiembre, en horas de la madrugada, Iván Simonovis regresó a su casa. Nueve años y 299 días después desde el momento en que cayó en una prisión tan larga como injusta, “El Prisionero Rojo” al fin volvió a su casa, al calor de su hogar, al amor de su esposa, al abrazo de sus hijos. No regresó en libertad plena, como debiera, ya que él jamás cometió delito alguno, como lo demuestran las actas del mismo proceso judicial que por presión política terminó insólitamente en condena. Como informó Bony Pertiñez de Simonovis en su cuenta en la red social twitter, la jueza de ejecución acordó otorgarle “detención domiciliaria con apostamiento del SEBIN” a fin de que el comisario reciba adecuado tratamiento médico. Adicionalmente tiene “prohibición de realizar actos de proselitismo político, de dar declaraciones a medios de comunicación y de utilizar redes sociales”. Pero con todas estas injustas limitaciones, el que esté en su casa es una noticia que millones de venezolanos hoy reciben con alegría. En los tiempos que corren, una alegría incompleta es muchísimo más que una tristeza. Y la diferencia se siente en el corazón.


Sobre Iván se ha escrito mucho. Con seguridad se seguirá haciendo. Su condición de servidor púbico intachable, la cantidad de vidas que protegió y salvó a lo largo de su carrera profesional, lo injusto del proceso al que fue sometido (ejemplo claro de aplicación del llamado “derecho penal del enemigo”) y la forma en que, a pesar de su calvario, es capaz de expresarse no desde el odio y el rencor, sino desde la fe y el optimismo convertido en disciplina, garantizan que será mucho y muy bueno lo que en adelante se escribirá sobre él. Pero hoy queremos dedicar estas líneas a su esposa.


En efecto, Bony Pertiñez de Simonovis encarnó durante estos casi diez años la decisión, férrea y amorosa, de no permitir que su esposo -además del castigo de la cárcel- recibiera la tortura del olvido. Bony fue bandera de solidaridad y campana de alerta, motor de actividades y faro de esperanzas. Pero además de eso, de llevar sobre sus hombros la muchas veces pesada carga de la solidaridad para con su esposo preso, Bony tuvo que enfrentar también cobardes agresiones contra sus hijos, menores todos cuando tales agresiones ocurrieron, y contra ella misma. La ceguera sectaria y el prejuicio ideológico llevo a algunos compatriotas a niveles críticos de miseria humana, hasta el punto de agredir una casa donde sólo se encontraban la mujer y los hijos de un preso político. Pero como la polarización es una enfermedad degenerativa que ataca no sólo a un lado del cuerpo social, a Bony también le tocó enfrentar las agresiones verbales, descalificaciones gratuitas y una que otra procacidad proferidas por supuestos “demócratas” que no le perdonaban que ella usara todos los recursos a su alcance, “diálogo” incluido, para procurar la libertad de su esposo preso.


Todo eso y mucho, mucho más, le tocó enfrentar a Bony Simonovis. Y lo hizo como suelen hacerlo las mujeres venezolanas: Con garra y con gracia, con abnegación y con elegancia, con firmeza y dulzura, sin ceder ni un milímetro en la defensa de sus principios y valores, y al mismo tiempo con la habilidad para vencer los obstáculos que otros hubieran considerado insalvables. Con su entereza, con su actitud y conducta, Bony ha obtenido frente a la represión y a la inmoralidad la más importante de las victorias: la de la moral sobre la fuerza, la de la generosidad sobre el egoísmo, la del amor sobre la mezquindad bastarda disfrazada de “Razón de Estado”.


Además de su lucha, Bony Pertiñez de Simonovis nos da a todos los venezolanos el regalo de su ejemplo. Frente al gigantesco poder de un Petro-Estado ejercido sin límites éticos ni escrúpulos morales no es difícil, ciertamente, albergar temor. Pero la gesta de Bony nos muestra como tener miedo no es motivo suficiente para no hacer lo que hay que hacer. Tener miedo ante una situación que en efecto constituye una amenaza no sólo es normal, sino que es propio de la salud: el miedo no es más que una señal de alarma para la preservación del individuo. Pero una cosa es “tener miedo”, y otra muy distinta es permitir que el miedo te tenga, te paralice o, peor aún, te convierta en cómplice del dominador, del carcelero, del censor, de quien hace uso y abuso del poder.


El preso político que pasó más tiempo en las cárceles del franquismo fue Fernando Macarro Castillo, más conocido por su nombre literario, “Marcos Ana”. La dictadura lo acusó de haber cometido tres asesinatos. En sus memorias, el poeta comentó al respecto: “En mi caso personal quedé impresionado y perplejo por las acusaciones del fiscal. Me hacían responsable de hechos sucedidos en Alcalá de Henares por los que ya habían sido juzgados muchos compañeros y algunos de ellos fusilados. Era la práctica habitual en aquella época confusa, especialmente en los pueblos: imputar a los dirigentes más conocidos la responsabilidad de todo lo ocurrido en el lugar.” Cualquier similitud con hechos recientes, seguramente no es mera coincidencia…


Preso desde 1938 y liberado en 1961 por las gestiones desplegadas por la entonces recién nacida organización Amnistía Internacional, los versos de Marcos Ana fueron difundidos en Venezuela por un grupo de españoles republicanos llamado “Libertad Para España”, que los publicó en un folleto que tenía el nombre de uno de los poemas, “Te llamo desde un muro”. En ese pequeño libro había un poema que debajo del título tenía una breve dedicatoria: “A la abnegada mujer del preso”. Hoy queremos cerrar estas líneas en homenaje a Bony de Simonovis (en las que también rendimos homenaje a todas las venezolanas que son esposas, madres, novias e hijas de presos de conciencia) con ese texto, porque es perfectamente congruente dedicar a la esposa de “El Prisionero Rojo” un poema titulado precisamente “Roja Energía”:

“Hacia la vida voy. Mujer, te llevo
como un ala de lumbre a mi costado.
Tus manos, junto a mí, cuenco dorado
de luz y de esperanzas donde bebo.
 
Oh, palmas clamorosas donde pruebo
el frescor de tu río desvelado.
Honda rama de amor. Dulce cayado
–descanso de mi sien–, verde renuevo.
 
La fuerza de tu sangre es en mis venas
un ímpetu de mar, y tu alegría
florece en las laderas de mis penas.
¡Oh, lealtad, amor, roja energía
que puede con el muro y las cadenas
y hasta el viento de espaldas tumbaría!”
 
 

sábado, 13 de septiembre de 2014

TE AMENAZAN CON EL MAZO, AMIGO CHAVISTA…


“Que cosa fuera, corazón, que cosa fuera,
que cosa fuera la maza sin cantera”
Silvio Rodríguez


José Luis Hernández es chavista; Ángel Sarmiento es adeco. José Luis Hernández es obrero metalúrgico; Ángel Sarmiento es médico cirujano; José Luis Hernández es presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Similares, SUTISS; Ángel Sarmiento es presidente del Colegio de Médicos de Aragua; José Luis Hernández vive, trabaja y lucha en el sur de Venezuela, en Ciudad Guayana; Ángel Sarmiento lo hace en el centro del país, en Maracay ¿Qué tienen en común estos dos venezolanos, con posiciones políticas tan distintas, que actúan en espacios laborales y geográficos tan distintos y distantes? Pues que ambos son líderes sociales, comprometidos con su gremio y su país, y que precisamente por ello han sido amenazados y agredidos desde el poder.


“Que cosa fuera, corazón, que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un testaferro del traidor de los aplausos…”

En efecto, en declaraciones dadas en exclusiva para El Radar de los Barrios desde el Encuentro Nacional del Movimiento de Sindicatos de Base, MOSBASE, realizado en Caracas el pasado viernes 12 de septiembre en los espacios de la Universidad Católica Andrés Bello, el dirigente obrero José Luis Hernández denunció que viene siendo objeto de una feroz persecución y acoso por parte de organismos del Estado: “Mi familia fue cercada y acosada por presuntos funcionarios del SEBIN y el DIM desde el viernes 5 de septiembre hasta el lunes 8, y grupos de trabajadores tuvieron que movilizarse hasta la vivienda para rescatar a mi familia de esa situación de hostigamiento”, denunció, para luego agregar que él mismo fue objeto de una persecución automovilística y tuvo que salir de la carretera y “agarrar monte”, huyendo a campo traviesa para poder escapar de los desconocidos que pretendían capturarlo, que él presume podrían ser también agentes de un cuerpo de seguridad del Estado. 

El “pecado” de Hernández es conocido: Primero, exigir la discusión del contrato colectivo de SIDOR, que tiene cuatro años de atraso, y luego negarse a aprobar un proyecto de contratación colectiva impuesto por el patrono-gobierno, a espaldas de los trabajadores. En particular, Hernández exigió al presidente de la Asamblea Nacional y conductor de un programa denominado “Con el Mazo Dando” cesar las ofensas e intentos de amedrentar a la clase trabajadora, y advirtió que los trabajadores “seguirán luchando contra la corrupción y contra los burócratas que hoy pretenden que sea el pueblo quien pague los costos de la crisis…”


“Que cosa fuera, corazón, que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un servidor de pasado en copa nueva…”

Minutos después que Evelyn Martínez entrevistara en la UCAB a José Luis Hernández, logramos establecer desde El Radar de los Barrios una conexión telefónica con el Dr. Ángel Sarmiento. En relación a la situación presentada en el Hospital Central de Maracay, en el que -de acuerdo a los galenos del mismo, que hicieron pública la situación a través de sus representantes gremiales- se habrían registrado ya ocho muertes por una misteriosa enfermedad denominada provisionalmente “Síndrome febril hemorrágico agudo”, el presidente del Colegio Médico de Aragua hizo un llamado a la población “a la calma, a hacer caso omiso a informaciones tendenciosas”, al mismo tiempo que exigió a las autoridades sanitarias nacionales y al gobierno “informar con claridad cuál es la causa real de estos fallecimientos, a partir de los resultados de los exámenes que se hagan a las muestras enviadas al Instituto Nacional de Higiene, pues sólo con esa información se podrán tomar las medidas necesarias para proteger a la población y a mismo personal médico y paramédico”.

Consultado sobre las reacciones que frente al llamado hecho por el Colegio Médico tuvo el poder político a través del funcionario presidente de la Asamblea Nacional y conductor de un programa denominado “Con el Mazo Dando”, el Dr. Sarmiento afirmó que “es triste que la máxima autoridad legislativa de un país se dedique a vilipendiar, atacar y amedrentar… tendré que acudir a las instancias legales a pedir protección… pues se me somete al escarnio público… convirtiendo en peligrosa mi legítima actividad gremial y mi ejercicio profesional”.


“Que cosa fuera, corazón, que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un eternizador de dioses del ocaso…”

Los “dioses del ocaso” en la canción de Silvio son los dioses del atraso, y lo que viene “dado” por esos supuestos “dioses” (en realidad, ídolos de quincallería ideológica, íconos de una estrafalaria idolatría que ahora no sólo copia consignas sino que incluso plagia oraciones) es la violencia como sustituto del diálogo democrático, el “bullying” como sustituto del liderazgo legítimo, el matonismo como sustituto de la condición dirigente. “La maza sin cantera” es inútil, pues la función de la maza -el mazo, el martillo- es extraer la piedra, lo útil de la cantera, para con ello construir, levantar, edificar. Sin cantera, la maza es patética herramienta en el aire, inservible para cualquier cosa de provecho, útil sólo como cavernícola amenaza el prójimo.

Hoy Cuba es, como admite el propio Silvio Rodríguez (revisen aquí su blog personal: http://segundacita.blogspot.com/2014/08/abdala-de-nuevo-sin-corriente.html ) un infierno de incapacidad, burocracia, sectarismo ideológico y deterioro. A un infierno así quieren arrastrar a Venezuela. Y a quien se atreva aquí a levantar la voz en defensa de sus derechos le sale un burócrata a amenazarlo con un mazo con el que suele golpear tres veces: un golpe mediático, con el que expone a los ciudadanos en lucha, sean chavistas u opositores, al escarnio público; un golpe físico, pues señala a esos ciudadanos en lucha como “enemigo interno”, blanco fácil de agresiones de sus violentos, asalariados o “espontáneos”; y un golpe judicial pues, al incurrir en el vicio antidemocrático de judicializar la actividad política y la lucha social, convierte en carne de presidio a los activistas opositores y a los líderes sindicales, comunitarios, ambientalistas, etc..


Pero a nadie se le escapa que el sujeto que amenaza con el mazo lo agita tanto precisamente porque tiene miedo. Porque sabe que ya no puede seguir arropándose con la imagen del líder difunto. Porque sabe que el pueblo que le seguía es justamente el que está más molesto, más dolido, más defraudado. Porque sabe, en fin, que un “dirigente” sin pueblo, como un cantante sin público, es tan inútil como una maza sin cantera.

“Que cosa fuera, corazón, que fuera…” ¡Pa’fuera es que van! Y la nueva mayoría, opositores de siempre y chavistas descontentos, simbolizados en las figuras de Ángel Sarmiento y José Luis Hernández multiplicados por millones, seguiremos avanzando, seguiremos encontrándonos, para juntos vencer a nuestro adversario común! 

 ¡Palante!


sábado, 6 de septiembre de 2014

"POBRE QUE TE QUIERO POBRE" VS. ¡LA NUEVA MAYORÍA!


En el año 2012 el General Guacaipuro Lameda reveló el contenido de una acalorada discusión que sostuvo, en los tiempos en que era Ministro de Finanzas del Presidente Chávez, con el Zar de la Economía, el Ministro de Planificación Jorge Giordani. Al plantearle Lameda que no se estaban haciendo ni previendo inversiones para generar riqueza y disminuir la pobreza, Giordani habría afirmado: “Los pobres tendrán que seguir siendo pobres, los necesitamos así, hasta que logremos hacer la transformación cultural. Luego podremos hablar de economía, de generación y de distribución de riqueza. Entretanto, hay que mantenerlos pobres y con esperanza"...


Años después, en el marco de un “Taller de Alto Nivel” realizado el 25 de febrero de 2014, el Ministro de Educación Héctor Rodríguez afirmó que "no es que vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarlas a la clase media y que pretendan ser escuálidos". En la misma orientación, de subordinar la lucha contra la pobreza a los intereses político electorales de una secta, el país pudo escuchar indignado la siguiente expresión proferida por Tareck El Assaimi, Gobernador del Estado Aragua, en acto público realizado en la población de Turmero, el pasado jueves 04-09-2014: “Mientras uno más consigue pobreza hay más lealtad a la revolución y más amor por Chávez, mientras el pueblo es más pobre es más leal al proyecto revolucionario”…


A CONFESION DE PARTE, RELEVO DE PRUEBAS…

Las confesiones de Giordani, Rodríguez y El Assaimi están perfectamente alineadas con (y alienadas por) aquella consigna del propio Hugo Chávez Frías, en 2002: “No importa que estemos desnudos, no importa que estemos descalzos, lo importante es defender la revolución”.


Obviamente, el fallecido presidente no se refería a su propia desnudez, ni a la de su familia o allegados. ¡Qué va! Ante los ojos doloridos e indignados de los pobres de Venezuela ha surgido toda una nueva clase social, la Boliburguesía, que no produce nada, absolutamente nada, pero que ha amasado fortunas faraónicas jugando con cartas marcadas en la mesa de póker de CADIVI, lucrándose de las importaciones públicas, haciéndose de fortunas inmensas e instantáneas en negocios turbios como la importación de medicinas vencidas o de plantas eléctricas inservibles.
 

Antes de 1998, funcionarios de los gobiernos de Luis Herrera Campins y de Jaime Lusinchi intentaban callar las críticas a la corrupción con el truco de la amenaza solapada: “Para que haya un funcionario corrupto tiene que haber un empresario corruptor”, decían. Como en tantas otras cosas, el régimen cínico-militar superó con creces este vicio del pasado: Ahora, falsos empresarios que en realidad son testaferros, en alianza con un funcionariado corrupto que a su vez cuenta necesariamente con el visto bueno de altos factores de poder, saquean masivamente a la Nación. Y TODOS pertenecen a la misma roja cofradía, de manera que han logrado “integrar verticalmente” el negocio de la corrupción, consiguiendo en ésta (y sólo en ésta) actividad un sustancial incremento de la “producción”: En tiempos de la República Civil, a Carlos Andrés Pérez se le destituye, juzga, condena y encarcela por una irregularidad (que no robo) de unos 600 mil bolívares, insuficientes para comprarse hoy una de esas camionetotas blindadas en que hoy circula la burocracia roja. Pero en los actuales tiempos del desmadre cínico-militar, desaparecen de CADIVI entre 20 y 25 mil millones de dólares de las arcas de la Nación en manos de rojas empresas de maletín, según denunció también el camarada Giordani… ¡Y no pasa nada!


LA IMPORTANCIA DE UNA COMA…

Ya está absolutamente claro: No es lo mismo la frase “Te quiero, pobre” que la oración “¡Te quiero pobre!”. La primera es una declaración de amor; La segunda, una condena a muerte. Porque la pobreza a que nos empuja el régimen cínico-militar, para dominarnos mejor y poder así saquearnos a placer, no es simplemente la que se expresa en que tengamos más o menos monedas en el bolsillo. La pobreza es también enfermedad, ignorancia, atraso, violencia y muerte. Y en ese pozo séptico han querido convertir a un país que, muy por el contrario, debiera ser hoy una tacita de plata.


En efecto, es a la luz de expresiones como las de Chávez, Giordani, Rodríguez y El Assaimi, sobre mantenernos pobres a los pobres y empobrecer a la clase media para que ellos puedan seguir reinando sobre nuestra pobreza, como adquiere sentido el inmenso desastre que han significado estos 15 años de desastre dizque revolucionario: ¿Por qué estos sujetos han desgraciado (que no “rescatado”) más de cuatro millones de hectáreas de tierras que antes eran o podían ser productivas y que ahora no solo son? ¿Por qué estos tipos han expropiado, cerrado o promovido el cierre o la mudanza fuera del país de casi siete mil empresas privadas? Pues para que los pobres no tengamos acceso a empleo de calidad… y dependamos económicamente del Petro-Estado; ¿Por qué estos sujetos han destruido la educación pública, desprofesionalizando la carrera docente, no admitiendo a los egresados de los pedagógicos y de las escuelas de educación de las universidades nacionales y dando prioridad a egresados de las llamadas “misiones”? Pues para convertir a la educación de los pobres en una pobre educación, de la que egresemos con títulos pero sin conocimientos, incapaces en consecuencia de abrirnos camino de manera autónoma en una economía productiva… y dependamos laboralmente del Petro-Estado. ¿Por qué estos inmorales han agredido al comercio formal, hostigándolo con multas y persecuciones, estatizando cadenas de mercados, y estableciendo controles rígidos a toda la cadena de comercialización formal, mientras la informalidad y el mercado negro tienen vía libre? Pues para hacer inalcanzables los productos de primera necesidad, ya sea por los altos precios de la informalidad y el mercado negro o por la escasez en las cadenas privadas de comercialización… y dependamos alimentariamente del Petro-Estado. Y así con cada aspecto de la vida, si es que asi se puede llamar este desesperado ejercicio de supervivencia.


¿TENDRÁN ÉXITO? ¡SOLO EN OTRO PAÍS!

El cálculo del régimen cínico-militar es claro: Si convierten en miserable a la sociedad venezolana, nos dominarán por hambre. Pero tienen un pequeño problema: estamos en Venezuela, no en Cuba. En nuestro país, la estrategia oficial de empobrecimiento y chantaje en vez de sumisión está generando rebeldía, incluso en las propias bases de ese sector de pueblo que alguna vez fue chavista, pero que siempre, siempre ha sido más venezolano que chavista, es decir, que "piticubano". Es ese mismo sector del pueblo que hoy se están uniendo en el malestar y en la protesta a todo el resto del país, generando una nueva mayoría. Eso lo saben los burócratas. Por eso, además de agredir nuestro estómago, quieren quebrar nuestro espíritu.


De allí que ante el paquetazo Diosdado-Madurista la respuesta sólo puede ser unidad del pueblo, educación, organización y movilización de la ciudadanía. A ellos los mueve la voracidad de los que defienden un botín. A nosotros, a esta nueva mayoría, nos mueve el amor de quienes queremos un país. Ellos van a perder, quizá no lo sepan, quizá la soberbia del poder les impida ver con claridad la realidad, pero van a perder. Y esta nueva mayoría, social, democrática, venezolana, va a ganar.

¡Palante!

domingo, 31 de agosto de 2014

MÍNIMO CUESTIONARIO OPOSITOR SOBRE “LA SITUACIÓN”


En barrios y urbanizaciones hemos sido abordados por numerosos compatriotas: “Aja, Chuo, que tal, como estas, mira, en tu opinión… ¿Cómo está la vaina? ¿Cómo ves tú la cosa? ¿Hay posibilidades, ahora sí, de salir de este desastre? ¡Porque esto ya no se aguanta?”


¿COMO ESTA “LA COSA”?

“La cosa” (en buen venezolano, la situación del país) es al mismo tiempo grave y esperanzadora. La escasez, carestía y desabastecimiento; la precarización del empleo y reducción del poder de compra del salario; El mercado negro, contrabando de extracción y la informalización perversa de las redes de suministro no son “errores”, “anomalías” o “desequilibrios” del modelo económico, sino su resultado esperado. Para imponer en Venezuela un sistema comunista era necesario empobrecer la sociedad, quebrantar su capacidad de producir riqueza y empleo de calidad, alentar a la clase media a irse del país y mantener aterrorizados, mediante la criminalidad atroz del malandraje, impune al resto de los ciudadanos. En eso tienen ya 14 años. Crisis económica e inseguridad no son, pues, “lunares” del modelo de dominación llamado “socialismo del siglo XXI”. En realidad son sus joyas más preciadas, los mecanismos sin los cuales le sería imposible ejercer y perpetuar su hegemonía.


Pero hasta para destruir hay que tener, además de audacia, talento… Y el actual desgobierno es audaz, sólo audaz. En efecto, este proceso de destrucción nacional llegó al poder por la vía electoral, y sólo manteniéndose en esa vía puede reivindicar alguna legitimidad. Para eso era necesario convertir a un importante sector del pueblo en cómplice de su propio deterioro, en aplaudidor de su propio empobrecimiento, en hincha de su propia destrucción. Para lograr eso hay que tener (como Boves, como Chávez) audacia y carisma... Y el actual desgobierno es audaz, sólo audaz. Para eso tendrían que no robarse las migajas del pastel petrolero que en tiempos de Chávez eran destinadas a pagar las importaciones que mantuvieran la ficción de prosperidad, a pesar de la destrucción del aparato productivo. Para eso es necesario pulso y audacia... Y el actual desgobierno, nuevamente, es audaz, sólo audaz. Dueños entonces de la audacia para intentar suceder a Chávez, verdadero responsable de la destrucción del aparato productivo, pero sin tener ninguna de las otras características imprescindibles para mantener a flote un modelo que es de suyo inviable, el actual es un régimen carismático sin carisma, una revolución sin revolucionarios, un arroz con pollo sin pollo. ¡Un gobierno que se dice “popular”… con el pueblo en contra!


¿Y ENTONCES, QUE HACEMOS?

Esta es la segunda pregunta. Y la respuesta es clara: Para frenar el proceso de destrucción económica, social y moral del país, hay que producir un cambio político de fondo. No solo un cambio de presidente o de gobierno. El país requiere un cambio de modelo político y económico. No hay que confundir el necesario reencuentro con el hoy decepcionado pueblo chavista, con ninguna fórmula de “coexistencia” con la cúpula corrupta que desde el poder agrede por igual a chavistas, opositores e independientes. Al contrario, hay que procurar que ese cambio se construya en el menor tiempo posible, porque mientras más se tarde mayores serán los costos de toda naturaleza que tendrá que pagar nuestro pueblo, incluyendo por supuesto los elevados costos que en sangre paga nuestro pueblo a manos del hampa impune.


¿Y CÓMO SE HACE ESO QUE HAY QUE HACER?

Construyendo una amplia mayoría nacional que sea capaz no sólo de lograr el cambio, sino además de garantizar la estabilidad y gobernabilidad del proceso de construcción de nuevas realidades. Para eso en primer lugar los partidarios del cambio debemos estar UNIDOS, porque nadie dividido, empeñado en restar, logra sumar a otros ni multiplicar su esfuerzo. En segundo lugar hay que establecer puentes de empatía, solidaridad, respeto, confianza e incluso afecto con ese pueblo que alguna vez creyó que el chavismo era un proceso de redención social y que hoy protesta en las calles al descubrir que el gobierno encarna un proceso donde los vicios del pasado no solo se han agravado, sino que además pretenden eternizarse. Una vez construida esa nueva y amplia mayoría, hay que tener el calor y el tino para ejercerla DEMOCRATICAMENTE en todos y cada uno de los escenarios que se planteen: En el escenario electoral, obviamente, pero también en la lucha social, en la lucha reivindicativa, en la defensa sistemática de los derechos del pueblo y del ciudadano.


¿Y COMO EVITAMOS REPETIR LOS ERRORES COMETIDOS?

¡Pues asumiendo que se cometieron! ¡Nadie puede resolver el problema que no asume que tiene, nadie puede corregir el error que no admite! La reciente Encuesta Delphos, del Dr. Félix Seijas hijo, revela que 70% de los habitantes de los sectores populares ni siquiera se enteraron de que entre febrero y junio ocurrió en nuestro país algo llamado “La Salida”; El más reciente sondeo de Datanalisis revela que apenas 3,3% de los consultados estima que la solución a la crisis está en la convocatoria de una Constituyente. Parece evidente, entonces, que quienes han sostenido esas posiciones debieran al menos realizar una reflexión al respecto. Pero también quienes ahora reivindican la importancia de incluir a los sectores populares y al chavismo descontento en la construcción del cambio deben comprender que el discurso no basta, como no basta ir a los barrios a repartir volantes o reeditar extemporáneas giras de indudable sabor electoral, sino que hay que hacer política DESDE Y PARA LO POPULAR, promoviendo la educación, organización y MOVILIZACIÓN de la ciudadanía en función de temas que, como la libreta de racionamiento electrónica, la escasez de medicinas e insumos médicos, la inseguridad desbordada o la amenaza de aumento del precio de la gasolina, no pueden ser despachados por el liderazgo democrático con un “cacerolazo”, un “tuit”, una “declaración” o una “rueda de prensa”, sino que deben ser ejes de la protesta popular masiva, pacífica, democrática y contundente.


El camino, pues, está claro. Ahora hay que recorrerlo ¿Que las elecciones parlamentarias son importantes? ¡Claro que sí! No olvidemos, por cierto, que gracias a la absurda abstención en las parlamentarias del 2005 el Gobierno pudo, en una Asamblea Nacional monocolor, dotarse del CNE y del TSJ que hoy sufrimos, entre otras calamidades. Pero para obtener en las venideras elecciones parlamentarias del 2015 la muy amplia victoria que es imprescindible, es necesario luchar hoy, sin miedo, con fuerza, al lado del pueblo, con la gente y por la gente.  Nadie contará en 2015 el voto que no haya sudado hoy.

Como decía mi amigo y maestro Oscar Yánez, “así son las cosas”. Y como yo digo siempre:

¡Palante!

domingo, 24 de agosto de 2014

MÍNIMO CUESTIONARIO CHAVISTA SOBRE LA TARJETA DE RACIONAMIENTO




1) ¿Por qué razón el gobierno del camarada Nicolás Maduro está pretendiendo imponer una tarjeta electrónica de racionamiento (el llamado “sistema biométrico”) en un país petrolero, en el que nosotros, sus habitantes, deberíamos tener dinero suficiente para comprar lo que queramos, cuándo lo queramos y dónde lo queramos? ¿Si nosotros el pueblo somos “El Soberano”, porque no podamos determinar soberanamente qué, cuánto y cuándo comemos?

La respuesta profunda a esa pregunta está en eso que antes llamábamos “El Legado. ¿Recuerdan cuando nuestro Presidente Chávez en cadena de radio y TV paseaba por el centro de Caracas, señalaba un edificio y preguntaba: “¿Y eso que es? ¿Y que queda ahí?”, y luego, casi sin esperar respuesta, ordenaba: “¡Exprópiese!”? ¿Lo recuerdan? Bueno, eso que algunos creían que era una “gracia revolucionaria” terminó siendo una tragedia nacional, pues mediante procedimientos similares durante los 12 años de su gobierno fue desmantelado el aparato productivo del país.


En efecto, ¿Recuerdan aquella imagen de un Ministro de Agricultura y Tierra, vestido con una franela del Che Guevara y luciendo un pistolón 9mm en la cintura, expropiando una finca en el Sur del Lago, Zulia? De la misma forma fueron expropiadas, estatizadas, invadidas o simplemente confiscadas más de cuatro millones de hectáreas productivas, que en su mayoría hoy no producen NADA. ¿Recuerdan también cuando el gobierno estatizó o expropió empresas como Venceramica, Owens Illinois, Venepal, Cemex, Lácteos Los Andes o Sidor? Hoy TODAS esas empresas y muchas más producen menos que cuando eran privadas, y sólo en el centro del país otras seis mil seiscientas empresas cerraron sus puertas o se fueron de Venezuela, ante la inseguridad jurídica impuesta por el gobierno y la inseguridad ciudadana impuesta por el hampa.

 
Las empresas que están en manos del gobierno producen cada vez menos, y maltratan cada vez más a nuestros camaradas que son obreros allí. En Sidor, en Ven-Vidrios, en Cemex y en muchas más empresas estatizadas los obreros chavistas y opositores que exigen mejoras en sus condiciones de trabajo son botados, perseguidos o reprimidos con perdigón, gas lacrimógeno y tanquetas. Por eso, los mismos camaradas que hace unos años gritaron “así, así, así es que se gobierna” cuando esas empresas fueron estatizadas, hoy están protestando en la calle.
 
 
2) Pero, se preguntará usted, camarada: ¿Si eso lo venía haciendo el gobierno desde hace más de diez años, porque es ahora cuando viene el camarada Maduro a imponer un paquetazo económico como el que él decía que aplicaría Capriles, con medidas como la devaluación de la moneda, el alza de la electricidad y demás servicios públicos, y con anuncios sobre el aumento del precio de la gasolina y establecimiento de la tarjeta de racionamiento?

Hay una respuesta, dura, que no viene de la oposición sino de las filas de nuestro mismo gobierno. Y esa respuesta es que se robaron los reales que antes, en tiempos de Chávez, se usaban para “medio parapetear” la situación.

En efecto, el gobierno de nuestro Comandante-Presidente Hugo Chávez Frías destruía el aparato productivo venezolano, expropiando fincas, haciendas, empresas y negocios, pero por otro lado usaba parte del dinero del petróleo para comprar en el exterior todo lo que aquí se dejaba de producir. Ahora es evidente para todos que eso era una política mala, muy mala, porque generaba empleo y riqueza en otros países mientras que aquí cada vez más venezolanos quedábamos condenados al sub-empleo o al desempleo, pero por lo menos cuando ibas a la farmacia hallabas medicinas y desodorante, y cuando ibas al mercado encontrabas leche, aceite y papel higiénico.


¿Recuerdan la vergüenza que uno sentía cuando compraba en el mercado no las marcas habituales de leche producida en Venezuela, sino unas marcas raras, de leche ecuatoriana, argentina o chilena? Pero por lo menos la había, porque parte del dinero del petróleo era usado para financiar importaciones desordenadas (en su mayoría hechas por el propio Estado, o por “empresas de fachada” que fingían ser empresas privadas, propiedad de amigos del gobierno), ¡pero los productos se encontraban!

 
A veces quienes hacían las importaciones eran torpes, o corruptos, o ambas cosas, y parte de la comida importada terminaba podrida, enterrada, escondida. Pero otra parte de esos productos si se encontraba en mercados, abastos y bodegas, comprados en el exterior con la parte del dinero del petróleo que no se esfumaba en manos de los corruptos o que no se iba para Cuba, Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Argentina, etc..
 

3) ¿Y qué pasó entonces, camarada? ¿Por qué no seguimos importando esos productos? ¿No dice el camarada Rafael Ramírez (y repite siempre el camarada Nicolás Maduro) que en Venezuela “no hay problema de divisas”, que “aquí tenemos los dólares que necesitamos”?

En realidad pasó lo que dijo el principal vocero económico del Presidente Chávez, el camarada Jorge Giordani, en su carta pública del pasado 18 de junio (aun la pueden encontrar aquí: http://www.aporrea.org/ideologia/a190011.html ), donde se puede leer con claridad esto: “En este camino del proceso bolivariano era crucial superar el desafío del 7 de octubre de 2012, así como las elecciones del 16 de diciembre de ese mismo año….La superación se consiguió con un gran sacrificio y con un esfuerzo económico y financiero que llevó el acceso y uso de los recursos a niveles extremos que requerirán de una revisión para garantizar la sostenibilidad de la trasformación económica y social”. 

Y no sólo el gobierno “botó la casa por la ventana” para ganar las elecciones del 2012. Además de eso, según denunció el mismo camarada Giordani, otros “camaradas” que quizá dudaron de la posibilidad de ganar esas elecciones se apresuraron a garantizar su propio bienestar, y se dedicaron en ese 2012 a “raspar la olla” a gran escala, robándose entre 20 mil y 25 mil millones de dólares de CAVIDI mediante empresas fantasmas. En otras palabras, hoy el gobierno no puede sostener el mismo ritmo de importaciones de leche ecuatoriana, trigo argentino, aceite canadiense o “papel tualé” gringo porque los dólares que antes se usaban para eso se los robaron.
 

4) ¿Cuál puede ser entonces la conducta de un revolucionario ante una situación como esta?

“Sólo la verdad es revolucionaria”. Y la verdad es que la escasez no es consecuencia del “contrabando”, ni del “bachaqueo”, ni de que no hayan cajeros en los supermercados: El contrabando y el bachaqueo es culpa del gobierno que devaluó la moneda; la escasez de cajeros en culpa del gobierno que creo una legislación laboral que promueve el ausentismo laboral. En realidad hay escasez y colas porque no hay comida ni otros productos, y no los hay porque no se producen aquí (gracias a políticas equivocadas del Presidente Chávez continuadas por el camarada Maduro), y porque no se siguieron trayendo del exterior, ya que los dólares que se usaban para eso fueron desviados o para la campaña electoral o para los bolsillos de la boliburguesia. En ambos casos, corrupción roja y pura. La verdad es que Maduro y Diosdado no pueden dar soluciones, porque ellos son parte del problema.

La verdad, camaradas, es que la única revolución que necesita este país es la del trabajo, la productividad, la decencia y el respeto. Y para eso hay que cambiar al presidente, al gobierno y al modelo económico. Y para allá vamos, siempre dentro de la Constitución, siempre con la verdad, siempre en la calle-con-pueblo. 

¡Esa es la huella que van a captar!

¡Palante!

domingo, 17 de agosto de 2014

¡NUESTRO "MEDIO" ES EL MEDIO DE LA CALLE! (A un año de nuestra salida de Globovisión, los "equilibristas" tienen las manos tintas en sangre...)


Ayer, sábado 16 de agosto, se cumplió un año exacto de la salida de los programas “El Radar de los Barrios” y “Del Dicho Al Hecho” de la pantalla de una televisora que en aquellos tiempos aún era un canal de noticias. La salida de nuestros programas del aire detonó la salida de nuestro colega y amigo Leopoldo Castillo, conocido por todo el país como “El Ciudadano”. Esto a su vez generó una reacción de molestia y malestar en el respetado profesional y mejor amigo Román Lozinsky, hasta el punto que no pudo entonces salir al aire ese día en la edición estelar del Noticiero.
 

Ese día el canal se quedó sin tres de los cuatro “clavos” que “anclaban” la audiencia en la pantalla del canal (el cuarto “clavo”, el espacio “Buenas noches”, con los periodistas Kico Bautista, Carla Angola y Roland Carreño, ya había sido sacado del aire tiempo atrás). Luego vinieron otras renuncias y despidos, hasta conformar el chato perfil de la pantalla que hoy exhibe el canal 33, lleno de agradecimiento por parte del gobierno y vacío de la audiencia de más de medio país que en su señal buscaba la información que el Gobierno intentaba ocultar...


LA AUTOCENSURA ES AL PAQUETAZO LO QUE AL CRIMINAL ES EL SUJETO QUE "LE CANTA LA ZONA": UN CÓMPLICE NECESARIO...

Todo lo que sobre aquella circunstancia debimos decir esta dicho. Hoy lo importante es evaluar que ha pasado durante todo el año transcurrido. Aquel desastre fue perpetrado en aras de algo llamado “equilibrio informativo”. Hoy tenemos un inmenso desequilibrio, logrado mediante la CENSURA OFICIAL Y LA PROMOCIÓN DE LA AUTOCENSURA: La dirigencia política que en las pasadas elecciones sacó más dela mitad de los votos esta hoy invisibilizada, como invisibilizadas están las luchas sociales (obreras, comunitarias, estudiantiles, etc.). El silencio de los “equilibrados” convertidos en “equilibristas” ha sido usado por el gobierno para aplicar un feroz paquetazo económico y para ocultar un agudo deterioro social que tiene en la inseguridad su más horrenda faceta.


EQUILIBRISTAS SANGRIENTOS, "¡PROHIBIDO OLVIDAR!"

Lo más grave de todo: La opacidad informativa ha servido para intentar ocultar la violación salvaje de los derechos humanos. Maltratos, torturas y asesinatos perpetrados durante la “guerra sucia” desatada por fuerzas regulares y grupos irregulares contra protestas juveniles y estudiantiles durante los meses de febrero, marzo, abril y mayo fueron realizados con saña nunca vista en nuestro país, explicable en parte porque los represores sabían que ninguna señal de TV independiente pondría en evidencia tales violaciones. Además de falaces, acomodaticios y cobardes, los “equilibristas” terminaron siendo cómplices necesarios de estos crímenes. Hoy escriben sus notas y leen ante cámaras y micrófonos guiones escritos en sangre. Con Blades decimos: “Prohibido olvidar”


EL DESASTRE VIVE, LA CENSURA SIGUE

El régimen conmemora este aniversario con una nueva agresión. Radio Caracas Radio recibió el viernes 15 en horas de la tarde un oficio de CONATEL en el que fue informada de la apertura de un proceso administrativo contra la emisora por supuestas violaciones a la Ley Resorte. Este es el séptimo proceso abierto a la emisora, y es el segundo cuya sanción podría implicar una multa de hasta el 10% de la facturación bruta. Un tercero implicaría el cierre. Las supuestas transgresiones serian un conjunto de afirmaciones, presuntamente hechas en el programa de Nitu Pérez Osuna. Al parecer, CONATEL hizo un monitoreo a ese programa durante un período de tiempo, extrajo con pinzas cosas dichas por Nitu y por los oyentes que llamaban por teléfono, las sacaron del contexto en que fueron dichas y decidió unilateralmente que tales afirmaciones constituían "incitación al odio político", "incitación al desconocimiento de autoridad legítimamente establecida" y otros supuestos "delitos".

El oficio también dispone, como medida "cautelar", la salida del aire de inmediato del programa de Nitu. Por razones obvias, la emisora acata la medida de la autoridad administrativa, y al mismo tiempo la rechaza enérgicamente y da instrucciones a sus abogados para enfrentarla en todas las instancias administrativas y jurisdiccionales que corresponda. Nos informó el Director General de RCR, Jaime Nestares, que la emisora ratifica su compromiso con la libertad de expresión y con el derecho social a la información libre y veraz, y que sus anclas y programas seguirán ejerciendo su rol de comunicadores al servicio del pueblo venezolano, tan agredido bajo el manto de la censura y la autocensura y bajo el opresivo yugo de la llamada "hegemonía comunicacional".


LA CENSURA NO DETIENE LA REALIDAD, SOLO LA OCULTA MOMENTÁNEAMENTE...

Parafraseando algunas consignas que por ahí se escuchan, todo esto demuestra que “El Comunismo Existe” y que “El Desastre Vive y Vive, la Censura sigue y sigue”.

 Pero también sigue, irreductible, la voluntad de lucha de ese medio país que siempre ha adversado al proyecto autoritario, hoy en vía de encontrarse con ese otro medio país defraudado, traicionado por el gobierno paquetero del Diosdado-Madurismo. 

 ¡Palante!

 
------------------------------------------------------------------------------
TIPS- 3 DENUNCIAS, 1 INVITACIÓN -TIPS

 
¿QUIEN LE PAGA A MASSIEL PACHECO TANTO DOLOR?
 
Como si fuera una gracia digna de aplauso, el régimen anuncia que Massiel Pacheco esta ya en libertad plena, esto es, no solo podrá regresar a ver a su hijito de un año y meses sino que contra ella no pesa ningún proceso judicial.
Pero... ¿Y quien carajos le paga a Massiel Pacheco haber tenido que destetar a su hijito aun lactante en el momento en que fue arbitrariamente detenida por capricho del gobierno?
¿Quién indemniza a Massiel por haber sido expuesta al escarnio público,
al haber sido señalada nada más y nada menos que como TERRORISTA en la televisión estatal por un alto funcionario del gobierno?
¿Quién "compensa" a Massiel las penurias cuando estuvo detenido en el comando de la GNB en Maca, Petare, o los peligros que corrió el tiempo en que estuvo en la Cárcel de Mujeres de Los Teques? ¿Quién responde, en fin, por tanto atropello, por tanto dolor? 
Massiel Pacheco es una humilde dama venezolana, de apenas 21 años, militante del PSUV como toda su familia y como buena parte de sus vecinos, habitante del barrio Villa Zoyla en la muy popular zona de la Cota 905, Caracas, que vendía arepas en la puerta del Parque del Este y que por entregar a la GNB unos artefactos metálicos que encontró cerca de su sitio de trabajo fue acusada y detenida por "terrorista". Como en el caso de los más de 3000 dirigentes sindicales, comunitarios, ambientalistas e indigenistas detenidos y judicializados por el gobierno hasta el año 2013; Como en el caso de los casi 3000 jóvenes y estudiantes detenidos y procesados judicialmente en el primer semestre de 2014, RECUPERAR LA LIBERTAD NO ES AUN LOGRAR JUSTICIA, porque los autores de estos atropellos deben responder por sus actos.  Y, no olviden:  Las violaciones de derechos humanos son crímenes que NO PRESCRIBEN. ¡Ahí nos vemos!
 

VICTORIA OBRERA Y SHOW GOBIERNERO EN GUAYANA
 
El mismo gobierno que hace 20 días dijo que los obreros de Sidor eran “culpables” de la crisis de la empresa y que sus dirigentes sindicales eran "una mafia", envió de manera vergonzante a un viceministro para que entre gallos y medianoche, firmara un contrato colectivo admitiendo la mayoría de los reclamos sindicales a cambio de lograr la división del movimiento. No pudieron. Hoy el Diosdado-Madurismo aparece con el brazo ya doblado en materia de la discusión de cláusulas contractuales, enfrentando a un movimiento obrero unido y movilizado y con los esquiroles descubiertos y al desnudo.
 

EL PAQUETAZO DIOSDADO-MADURISTA LLEGÓ A IMPARQUES
 
En plena temporada vacacional a los “genios” del gobierno se les ocurrio “privatizar” los parques nacionales. Incrementaron en 1.500% la tarifa de entrada vehicular a los mismos, intentaron cobrarle una unidad tributaria a niños especiales de la parroquia Antímano que iban en un Plan Vacacional al Parque del Este, y en Tucacas tuvieron que enfrentar a todo el pueblo que salió a la calle a protestar por la “expropiación” de los Cayos. El Diosdado-Madurismo ataca, y el pueblo responde.
 

¡LA FUERZA ES LA UNIÓN!
 
Mientras el país se cae a pedazos y el gobierno padece un deslave, insólitamente la oposición política se discute a sí misma. Este jueves 21, en acto público que se realizará en el Centro Cultural Chacao, los ciudadanos no “pedirán” sino que EXIGIRAN unidad. ¡Allí estaremos!
 

domingo, 10 de agosto de 2014

"COLABORACIONISTAS Y LOQUITOS": DIVISION REVELA AUSENCIA DE VERDADERA VOCACIÓN DE PODER...


Cualquiera que revise nuestros escritos, declaraciones y entrevistas podrá constatar que NUNCA participamos en el irresponsable carnaval de epítetos y descalificaciones con que generosamente se “regalaron” mutuamente ciertos sectores de la oposición “democrática” (nunca tan mal usado ese adjetivo) durante el primer semestre del año en curso: “Colaboracionistas” y “loquitos” fue lo más bonito que se dijeron. “Comprados por el chavismo” y “golpistas de agenda oculta” fueron también piropos que se cruzaron durante medio año. Extremistas de un lado llegaron a la indecencia de agredir a Bony Simonovis cuando ella afirmó estar dispuesta a usar el diálogo y cualquier otro recurso lícito para procurar la libertad de su esposo, mientras que extremistas de signo contrario llegaron a regatear a Lilian Tintori la solidaridad con su esposo Leopoldo López, obligatoria con él como con todo preso de conciencia. A esos niveles de miseria moral llegaron algunos sujetos que, para sorpresa universal, se autodenominan “demócratas”.


LA INTOLERANCIA SALPICA Y CONTAMINA...

Desgraciadamente, no fue este un pleito privado entre dos grupos extremos. No fue una golpiza entre “barras bravas” del futbol sureño o entre “hooligans” europeos. El impacto de esa vergonzosa confrontación nos afecta hoy a todos los venezolanos. Su eco detonó “la salida” de Ramón Guillermo Aveledo de la Secretaria Ejecutiva de la Mesa de la Unidad Democrática, y tanto los que procuraron su salida como los que la permitieron han sido incapaces hasta ahora de un relevo razonable y creíble. No existe en la actualidad, pues, una voz que desde el ámbito opositor sea capaz de decir “nosotros”. Esto ocurre mientras que en el ámbito oficialista la crisis de liderazgo se hizo evidente con la realización de un “congreso” en cuya elección participó sólo uno de cada diez oficialistas con derecho a voto, y cuya utilidad más clara fue la de enmarcar el retorno triunfal de un exfuncionario acusado en el extranjero de vínculos con el narcotráfico. Con el liderazgo oficialista cuestionado y divorciado de sus bases, y con el liderazgo “alternativo” dividido e igualmente distanciado del pueblo opositor, nuestra Venezuela en crisis económica, política y moral atraviesa una hora, más que grave, extremadamente peligrosa.


QUIEN LE DIO “LA AYUDAITA” A MADURO NO FUE MARÍA BOLÍVAR, PRECISAMENTE…

Pese a su crisis de representatividad política y de legitimidad afectiva, la nomenclatura gobiernera tiene a su favor la inercia del poder, los recursos que maneja y la solidaridad que une a los saqueadores mientras el saqueo tiene lugar (es en el reparto del botín cuando suelen ocurrir sus problemas). Por eso aprovechan la parálisis y la división opositora para seguir “raspando la olla” sin escrúpulos y con premura. No es extraño en consecuencia que desde la cúpula del poder se haya anunciado el aumento del precio de la gasolina justamente dos días después que Aveledo renuncia. Tal coincidencia en el tiempo no es “casual”: En realidad, es causal… Esta circunstancia hace evidente que lo único “loquito” es dividirse, y que el más descarado acto de colaboracionismo con el “régimen” (dictadura, proyecto autoritario, desgobierno, llámelo como quiera) es precisamente fracturar al conjunto de fuerzas que hoy, de estar unidas, constituirían ante la sociedad venezolana y el mundo la alternativa lógica y creíble frente al deslave oficial.


VOCACIÓN DE PODER VS. ANSIAS DE PODER

La inmadurez es mucha, los egos son más grandes que las franquicias o los micropartidos que los albergan, la soberbia de quienes quieren gobernar un país que aún no tienen el gusto de conocer es patética. Pero lo más grave es como las ansias de poder han sustituido la indispensable vocación de poder.

En efecto, quien tiene vocación de poder posee un compromiso profundo con el país y una visión de futuro; quien sólo tiene ansias de poder apenas tiene consignas. Quien tiene vocación de poder maneja razones y argumentos; Quien sólo tiene ansias de poder dice tener “bolas” u “ovarios”. Quien tiene vocación de poder acumula triunfos y organiza equipos; Quien tiene ansias de poder desconoce triunfos y disuelve equipos. Quien tiene vocación de poder UNE; Quien sólo tiene ansias de poder DIVIDE.

Y mientras divide, paraliza. Y mientras paraliza, la antidemocracia avanza. Ese es el verdadero “colaboracionismo”, el que genera dolor y rabia en ese pueblo, chavista, opositor e independiente, que hoy está luchando solo y al detal en todos los rincones de la Patria contra el paquetazo Diosdado-Madurista, mientras la dirigencia opositora le dice al país “ya va, no se angustien, que nos vamos a reunir…”. No hay excusas, no hay derecho. Hay un país por rescatar, para todos y entre todos. ¡Palante!


“¿SECRETARIO EJECUTIVO YO? NO, GRACIAS…, NO FUMO”

A diferencia de los llamados “auto-postulados” (cuya existencia no podemos corroborar), el actual clima de malestar y desconcierto ha llevado a numerosos compatriotas a asomar el nombre de este humilde servidor como posible sustituto del Dr. Ramón Guillermo Aveledo en la secretaria ejecutiva de la MUD. Han sido tantos y tan insistentes, que me veo forzado a razonar mi negativa respuesta en los siguientes términos:

1) La Mesa de la Unidad Democrática es una alianza político-partidista. Quien funja como coordinador, armador de juego, concertador de posiciones o “secretario ejecutivo” debe ser, en consecuencia, quizá no una “ficha partidista”, pero si un dirigente político con autoridad en ese ámbito, capacidad de convocatoria y muuuucha paciencia.

2) El problema de la MUD no es en realidad “técnico” o “administrativo”, sobre quien convoca reuniones, lleva la agenda o ejerce vocerías. Es un problema político. Si en su inmensa inmadurez ciertos actores partidistas creen que la unidad puede reducirse a lo electoral y que la lucha política y social puede adelantarse mediante el expediente del “dibujo libre”, entonces no hay “secretaría” alguna que pueda remediar el daño.

3) Mal puedo yo asumir una función cualquiera, la que sea, en un bloque político-partidista, cuando mi actividad cotidiana como activista social y comunicador popular expresa e implica un compromiso de lucha compartida con venezolanos opositores, independientes y chavistas descontentos. Ese es mi trabajo: La construcción de conciencia y músculo democrático en los sectores populares. Que otros hagan el suyo. ¡Y que lo hagan bien!