sábado, 8 de julio de 2017

CARTA A LEOPOLDO LÓPEZ, MÁS CERCA DE LA LIBERTAD...



Leopoldo,  como sabes, parte de mi trabajo consiste en llenar de información las madrugadas venezolanas.  Desde hace casi 20 años la inmensa mayoría de las noticias no son buenas, y concretamente en los últimos tres meses han sido particularmente duras,  referidas al heroísmo del pueblo venezolano en su lucha por la libertad y la democracia, y también al muy elevado precio de sangre que la violencia represiva le ha hecho pagar por ello a nuestra abnegada juventud.

Pero hoy, sábado 8 de julio, amaneció distinto. Hoy una noticia que rebotó desde España (la hegemonía comunicacional es así, dictatorial y caprichosa) le informó a los venezolanos que ya tu no estas en la lóbrega prisión militar donde te ocultaba el miedo que te tienen tus carceleros.  Esa noticia nos indicó que tu estas otra vez con tus hijos, con Lilian, con Antonieta. Y aunque sabemos que “casa por cárcel sigue siendo cárcel”, como todos los días repiten nuestro admirado Antonio Ledezma y la valiente Mytzi, aunque sabemos que sólo te han cambiado el sitio de reclusión y que hay que seguir luchando hasta lograr la libertad plena, la tuya y la de toda Venezuela, te informo que en los labios de todos los venezolanos que en esta mañana me he cruzado  vi hoy una sonrisa de satisfacción, y en sus ojos un brillo de triunfo. Porque, Leopoldo, el hecho de que tu estés hoy mucho más cerca de la calle es para los venezolanos eso, un triunfo, es un signo claro de la victoria de la libertad creciente y de la inminente derrota de la maldad.

La mujer en el kiosco de periódicos, el señor que vende café en la esquina, el amigo que me vende las legumbres en el puesto de siempre y hasta el indigente que “pichachea” restos de alimentos en las afueras del mercado, todos coinciden esta mañana en un mismo punto: Si hoy estas en tu casa, si tu valiente mujer y tu decidida madre no tendrán que pasar ya por el escarnio y la violencia de que les impidan la visita en la cárcel o que el precio de realizarla sea la requisa humillante,  si tus pequeños hijos pueden hoy abrazarte una y otra vez, es porque tu y los tuyos se mantuvieron firmes, serenos, verticales, indoblegables, y porque el pueblo en la calle ha dado una lucha incansable por la libertad.

Sabes bien que tu salida de la prisión militar se da en un momento muy delicado de la crisis que atraviesa nuestro país.  Tenemos ante nosotros una posibilidad inmensa de avanzar en la reconstrucción social, moral, económica y política de Venezuela. Pero también enfrentamos riesgos muy graves y muy grandes, de confrontaciones que pueden dejar convertida a nuestra nación en escombros humeantes.  Para que el futuro cercano sea de oportunidades y no de tragedias, para que lo que venga sea una transición y no un desenlace,  Venezuela necesita tener un liderazgo firme y sereno, valiente y prudente.  El que tu estés hoy mucho más cerca de la libertad nutre y fortalece ese liderazgo, incrementando así las posibilidades de que la actual crisis no sólo termine, sino que además lo que venga después sea para bien.

Porque tu, que transformaste este período que tus carceleros quisieron que fuera de sumisión y castigo en un tiempo fecundo de reflexión profunda y de estudio, sabes mejor que nadie que Venezuela no espera de ti el furor del activista sino el compromiso del estadista.  Es claro ya para todos lo insostenible del actual estado de cosas. El tiempo que se agota no es sólo el de un régimen dictatorial. Los venezolanos estamos presenciando y protagonizando el quiebre de una hegemonía, el fin de un ciclo, el cierre de un tiempo histórico. Y no esta escrito en ninguna parte que “inevitablemente” lo que vendrá después “tenga” que ser mejor.  Para que efecto sea así, para que el cambio sea para bien, como lo quiere y merece Venezuela, es necesario que el cambio no “ocurra” sino que sea CONSTRUIDO.

Y eso es lo que nuestro país hoy demanda con urgencia:  Un liderazgo constructor de nuevas realidades.  Constructor de gobernabilidad, de paz, de las condiciones que hagan posible el esfuerzo mancomunado. Un liderazgo que convoque a los mejores, de todos los sectores.  Un liderazgo que, como el de ese Mandela que ambos admiramos, sea capaz de convocar incluso a quienes fueron sus carceleros para garantizar que la construcción del futuro fuera sostenible y segura, y de como resultado un país en el que todos podamos vivir, con libertad y sin miedo.

Se que en este país nuestro, en el que por muy buenas razones la gente ha desarrollado una gran capacidad para el escepticismo y el descreimiento, no faltaran tesis que intenten explicar esta decisión de otorgarte la medida de “casa por cárcel” como una “viveza”, una “maniobra” del régimen, o que intenten echar sombras hablando de supuestas “transacciones ocultas”.  No descarto, además, que algún factor del régimen busque algún “beneficio” marginal con esta situación, soñando con que tu libertad pudiera generar “tensiones” en el liderazgo democrático. Pero para mi el panorama esta claro: El régimen te sacó de la cárcel porque sencillamente ya no puede seguir teniéndote prisionero. Porque sabe que su tiempo histórico expiró, y que tu eres uno de los actores que tienen la capacidad y el liderazgo para definir y modelar el futuro.  

Leopoldo, el que tu estés hoy mucho mas cerca de la calle hace que Venezuela toda este mucho más cerca de la paz. Nadie puede pasar por alto que los sectores más irresponsables y violentos del régimen han encajado hoy una derrota. Hoy es mucho más factible que los venezolanos que queremos la paz sigamos avanzando, aislando y segregando a los violentos, procurando que lo que algunos ya presumían inevitable no se produzca y que es vez de confrontación tengamos transición. 

Recibe, amigo, mi palabra de solidaridad, afecto y respeto, extensiva a Lilian, a Antonieta, a Leopoldo padre y a tus hijos.  Desde mi sencilla condición de militante de la Unidad, de luchador popular y de ciudadano de a pie, te reitero el compromiso que compartimos de seguir trabajando por el cambio en paz, por la Venezuela que nos merecemos, esa mejor Venezuela que hoy esta mucho más cerca, contigo fuera de Ramo Verde.

¡Un gran abrazo! ¡Palante!

Jesús Chúo Torrealba

 

domingo, 2 de julio de 2017

DE "LA SIMÓN" A BARQUISIMETO: CINCO TAREAS URGENTES

 
Quien haya visto la mirada limpia de los estudiantes de la Universidad Simón Bolívar -transparentes en su indignación, honestos hasta en el susto- secuestrados en Caracas y “gaseados” en la cava de un camión por la Policía Nacional “Bolivariana; Quien haya visto la mirada torva y la conducta criminal de los paramilitares oficialistas que atracaron, saquearon y asesinaron este viernes 30 en Barquisimeto, con saldo de cuatro víctimas fatales. Quien haya visto una cosa y la otra, sabe lo que está en juego...

   
A ellos dirigimos estos planteamientos formulados en el foro “Tareas ciudadanas contra el fraude constituyente”, realizado en el Centro Cultural Chacao el pasado jueves 29, primer evento público que tuvo como ponentes a quienes siempre hemos estado en la oposición, como el Rector Benjamín Sharifker y quien esto escribe, junto a venezolanos chavistas hoy opuestos frontalmente al régimen madurista, como Fernando Vegas, ex primer vicepresidente del TSJ, y Gonzalo Gómez, fundador del portal Aporrea.org. 
 
 
PRIMERA TAREA: ¡PRIVILEGIAR LA ORGANIZACIÓN! 
 
Aunque los actores políticos hasta ahora han privilegiado la movilización y el activismo, los ciudadanos sabemos que para lograr el cambio es indispensable un esfuerzo sostenido, de intensidad y calidad creciente, y que la única forma de lograrlo y mantenerlo es con ORGANIZACIÓN CIUDADANA. En ese sentido celebramos hace semanas el anuncio de creación del Frente Nacional de Defensa de la Constitución como espacio de encuentro de TODOS los venezolanos (opositores y chavistas, civiles y militares, dirigentes y ciudadanos, los pobres de siempre y los empobrecidos de ahora…) que atendemos al llamado del Artículo 333 de nuestra Carta Magna. 

 
SEGUNDA TAREA: ORGANIZARNOS DESDE LA BASE

Hay que activar y fortalecer la organización que ahora exista en la comunidad: asociación de vecinos, consejo comunal, asamblea de ciudadanos, junta de condominio, la que haya. Hay que crear Comités de Defensa de la Constitución como espacios de base del Frente en cada comunidad, edificio, urbanismo, centro de estudio o de trabajo. Si los partidos se empeñan en que deben llamarse "Comité de Rescate de la Democracia", que así sea. Pero que existan, funcionen y sirvan para que fluya la información, se organice la participación y se actúe con seguridad, reduciendo los costos de la participación.

 
TERCERA TAREA: ASUMIR Y EJERCER CON RESPONSABILIDAD LA AUTONOMÍA 

Los organizaciones comunitarias de base deben instalarse sin esperar “línea” de ningún centro de poder. Su visión esta plasmada en el artículo 2 de la Constitución: hacer de Venezuela “un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia”, y su misión es la defensa de la Constitución Nacional mediante la NO VIOLENCIA ACTIVA. Esa autonomía debemos ejercerla con responsabilidad: ¡No al “dibujo libre”, si a la protesta pacífica y disciplinada! 

 
CUARTA TAREA: DIFUNDIR INTENSAMENTE EL DECÁLOGO DE LOS #DEFENSORESDELACONSTITUCIÓN: 

1.:  Defendemos la Constitución porque en 1999 fue aprobada por los venezolanos y luego en 2007 fue ratificada en referendo.

 2.:  Defendemos la Constitución porque consagra la DEMOCRACIA participativa y protagónica, no la dictadura (preámbulo de la CRBV)

 3.: Defendemos la Constitución porque establece como principio el PLURALISMO, no el socialismo ni el capitalismo, ni ningún dogma de Estado (Art. 2)

 4.: Defendemos la Constitución porque establece y ampara tanto la PROPIEDAD PRIVADA como la LIBERTAD DE TRABAJO (Art. 112)

 5.: Defendemos la Constitución porque reconoce el derecho de la familia a incidir y participar activamente en la educación de sus hijos (Art. 102)

 6.: Defendemos la Constitución porque establece que la Fuerza Armada Nacional debe ser profesional, no partidista, y debe estar al servicio de la Nación y no de ningún grupo o personalidad (Art. 328)

 7.: Defendemos la Constitución porque establece para la Administración Pública principios que son INCOMPATIBLES con la corrupción (Art. 141)

 8.: Defendemos la Constitución porque establece la libertad de expresión y PROHIBE la censura (Art. 57)

 9.: Defendemos la Constitución porque establece la LIBERTAD DE RELIGIÓN Y DE CULTO, así como el derecho de la familia a definir que tipo de educación religiosa recibirán sus hijos (Art. 59)

 10.: Finalmente, defendemos la Constitución porque, tras el examen de los nueve puntos anteriores, resulta evidente que el problema de nuestro país no es el texto constitucional.  Muy por el contrario, el problema de Venezuela es que tenemos un régimen que VIOLA sistemáticamente la Carta Magna.



QUINTA TAREA: ORGANIZAR LA PROTESTA PACÍFICA Y PEDAGÓGICA EN EL PERÍMETRO DE LOS CENTROS DE VOTACIÓN 

Creemos importante evitar que se produzcan enfrentamientos entre las comunidades y el Plan República. Esa posibilidad la consideramos tácticamente desastrosa y estratégicamente equivocada. Pero si creemos posible, necesario y eficiente, si el régimen insiste en imponer la realización de una elección fraudulenta A PESAR Y EN CONTRA DE LA MAYORÍA DEL PUEBLO, que el perímetro de los centros de votación esté ocupado durante toda la jornada del 30 de Julio por vecinos que apoyen con agua y alimentos a los efectivos del Plan República, al mismo tiempo que expliquen a toda persona que por el motivo que sea intente acceder al centro de votación, cuales son las razones ciudadanas para enfrentar la Constituyente con la abstención activa y la protesta pacífica. 

Derrotar el fraude constituyente es necesario y posible, uniendo fuerza del pueblo y habilidad en la conducción  ¡Palante!