domingo, 21 de mayo de 2017

EL "¡YA BASTA!" DE FE Y ALEGRIA


Por el carácter público del documento, porque consideramos que el mismo tiene una extraordinaria importancia en la muy difícil hora que vive nuestro país, y porque sus autores forman parte de una institución inobjetable que vive, lucha y construye esperanza en el corazón de los sectores populares de toda Venezuela,  reproducimos el comunicado que,  bajo el título Fe y Alegría dice de nuevo: ¡YA BASTA!”,  publicó este movimiento de educación popular integral y promoción popular ayer sábado 20 de mayo de 2017. A continuación, el texto íntegro del comunicado:

 
“Venezuela se nos ha llenado de dolor, sufrimiento, angustia, violencia, miedo, represión y muerte. 


Sí, mucha muerte y con saña.  Toda sociedad pasa por luchas y conflictos. Y es en el modo de enfrentarlos donde se evidencia o niega su talante democrático. El uso desmedido de la fuerza, la calificación de las manifestaciones como insurrección armada y no ver en ellas la justa indignación de la gente, la usurpación de la justicia ordinaria y civil por tribunales militares, la violencia y muerte diaria, la destrucción vandálica de bienes públicos o privados, el trato cruel a los detenidos son inaceptables para una sociedad democrática. Estamos perdiendo la vida, la democracia, el país.


La solución no es enfrentarnos unos a otros hasta derrotar al adversario.  Ya basta. Dejemos a un lado la intolerancia y a los intolerantes. Necesitamos recuperar la institucionalidad democrática y la vigencia de los DDHH. Tenemos que reconstruir nuestra democracia para la esperanza y la vida, con instituciones al servicio de todos los venezolanos, sin discriminaciones ni descalificaciones. Hacemos nuestras las palabras del Papa Francisco:


“No dejan de llegar noticias dramáticas sobre la situación en Venezuela y el agravarse de los enfrentamientos, con numerosos muertos, heridos y detenidos. Mientras me uno al dolor de los familiares de las víctimas, para quienes aseguro oraciones de sufragio, dirijo un apremiante llamamiento al Gobierno y a todos los componentes de la sociedad venezolana para que se evite cualquier ulterior forma de violencia, sean respetados los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está agotando a la población. Encomendamos a la Santísima Virgen María la intención de la paz, de la reconciliación y de la democracia en ese querido país”.


Junto a Francisco, les decimos a todos los componentes de la sociedad, y sobre todo al gobierno: Detengamos la violencia. Ya basta de personas asesinadas y heridas.  Ya basta de infundir miedo. Ya basta de familias acorraladas por bombas lacrimógenas, perdigones y balas. Ya basta de obstáculos a la libre movilización de personas y de marchas. Ya basta de asedio nocturno. Ya basta de destrucción de bienes públicos y privados. Rechazamos la violencia, venga de donde venga.


  
  • Rectores del Consejo Nacional Electoral cumplan con su responsabilidad. Ustedes pueden abrir caminos de solución. Demuestren que son un poder autónomo. Reconozcan que gran parte de lo que sucede se debe a que ustedes no han cumplido con sus obligaciones. Caigan en cuenta de que mucho de lo que está sucediendo tiene que ver con la suspensión del referéndum el año pasado. 
  • Señores de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela. Ustedes juraron cumplir y hacer cumplir la Constitución y proteger a todo el pueblo. Ustedes conocen y padecen esta situación. Ustedes no se formaron para reprimir al pueblo venezolano ni para vivir en guerra con sus hermanos, vecinos y paisanos. Ustedes están llamados a pensar y actuar estratégicamente. Miren más allá de los intereses particulares, de las emociones y reacciones propias del enfrentamiento. ¿Qué país quieren para sus hijos y nietos? Delante de Dios, de sus conciencias y del amor a sus familias, pregúntense: ¿Vale la pena lo que están haciendo?
  • Poder ejecutivo, gobiernen para todos y todas por igual, respeten la autonomía de los poderes, combatan a fondo la corrupción, abóquense a superar el rentismo y la dependencia petrolera para ser un país autónomo, capaz de producir la comida, medicinas y servicios que este sufrido pueblo se merece y necesita. Trabajen a fondo para que la población camine segura por las calles y acaben con los grupos civiles armados.
  • Fiscal general de la República, siga siendo vigilante de la vigencia de la Constitución y las leyes y sancione a quienes las violen y rompan o traten de romper el hilo constitucional.
  • Señores de la oposición, su liderazgo se medirá por la conducción inteligente de la movilización popular superando la violencia en todas sus manifestaciones. Están llamados a ser líderes de la resistencia no violenta que modele el comportamiento de todos los movilizados. La estrategia no es la confrontación violenta. Se trata de convocar y ganar el mayor número de personas y sectores sociales. Sean expertos del diálogo y la negociación.
  • Sociedad venezolana, necesitamos alimentar la esperanza, seguir firmes en nuestro compromiso democrático,  administrar positivamente la indignación y la rabia  que supere la tentación de la  división, el odio y  la venganza.
 
Actuemos prontamente, antes de que la anomia y la anarquía se nos hagan incontrolables. 


Manuel Aristorena, Director General de Fe y Alegría




Humildemente sugerimos la lectura y discusión de este documento en todos los movimientos sociales, consejos comunales, asociaciones de vecinos y asambleas de ciudadanos.  

Su firme condena al régimen (“El uso desmedido de la fuerza, la calificación de las manifestaciones como insurrección armada…, la usurpación de la justicia ordinaria y civil por tribunales militares… son inaceptables para una sociedad democrática”), la expresa exigencia al liderazgo opositor (“Están llamados a ser líderes de la resistencia no violenta que modele el comportamiento de todos los movilizados. La estrategia no es la confrontación violenta. Sean expertos del diálogo y la negociación”) y el mensaje claro a la sociedad toda (“Ya basta. Dejemos a un lado la intolerancia y a los intolerantes”) hacen de este comunicado de Fe y Alegría un instrumento de DOCENCIA SOCIAL de gran importancia y utilidad para tener claro el objetivo de la lucha y también las formas concretas (masivas, inclusivas, no violentas) que deben caracterizar este esfuerzo de todos para que pueda ser victorioso.



Ahora más que nunca… ¡Fuerza, Venezuela! ¡Palante!  

1 comentario:

  1. Muy acertada la decisión de publicar este comunicado de gran importancia por su contundencia, claridad y sobre todo por la autoridad moral del autor. Nos toca divulgarlo, hacer sentir esa voz tan respetada.

    ResponderEliminar