domingo, 12 de mayo de 2013

HIJOS EXITOSOS DEL BARRIO CANTAN A SUS MADRES HEROÍNAS


Si. No hay exageración alguna. Hoy, segundo domingo de mayo, Día de la Madre en Venezuela, cedemos el espacio de nuestra columna Radar de los Barrios a las voces, a los testimonios directos, de venezolanas y venezolanos que a través de la redes sociales rindieron público homenaje a sus madres, mujeres valerosas (madres solteras, viudas, abandonadas, luchando siempre en cualquiera de los estadios de la soledad y la pobreza) que desde el barrio supieron hacer frente a la adversidad y lograron, solas, sacar adelante a sus hijos hasta convertirlos en profesionales universitarios, en emprendedores exitosos, en dueños de sus propios negocios, en fin, en seres humanos con valores y principios.

Estos testimonios son apenas una pequeña parte de la masiva respuesta que recibió a través de las redes sociales nuestra columna del pasado domingo 5 de Mayo, titulada “¡Respete al barrio, Sr. Maduro!”. Como se recordará, en ese texto rechazamos la afirmación hecha por el ocupante provisional de Miraflores, en el sentido de que sus compañeros de partido habrían sacado la mejor parte en la emboscada oficialista ocurrida en la Asamblea Nacional no porque (como en efecto ocurrió) estos actuaron con premeditación, alevosía y ventaja, sino porque presuntamente los diputados gobierneros “vienen de la calle, del barrio, y mueven más rápido las manos…”, dando a entender así que ser del barrio es ser pendenciero, tirador de golpes, violento, inclinado a resolver con agresiones lo que gente razonable resolvería intercambiando ideas y palabras, en vez de golpes y patadas.


Por supuesto, respondimos –con respeto, pero con claridad y dureza- al prejuicio “madurista”. Ser del barrio no es ser violento. La inmensa mayoría de los habitantes de nuestros barrios somos gente honesta, trabajadora. Así lo demostramos en ese escrito, con argumentos de naturaleza estadística, económica, sociológica y etnografica. Y creímos que hasta allí llegaría el punto, ya que rara vez la soberbia hecha Poder responde a ideas con ideas. Pero he aquí que surgieron otras respuestas: Primero fueron decenas, luego centenares, luego miles de mensajes que desde la red social twitter fueron a nuestra cuenta @ChuoTorrealba con diversas versiones de un mismo planteamiento: “Soy del barrio y no soy violento”…”Vengo del barrio y soy honesto y trabajador”… “Salí del barrio a punta de esfuerzo y estudio”... Y lo más conmovedor: en los mensajes no había consignas ni insultos, sino testimonios de vida, mini-biografias que condensaron en 140 caracteres el tránsito de la pobreza a la prosperidad, usando como únicos apoyos la educación y el trabajo digno.

En todos estos testimonios de vida la familia juega un papel fundamental. Y, tal como ocurre en la realidad, muchísimos de esos testimonios retratan familias materno-centradas, estructuras en las que una mujer sola es madre y padre a la vez. Hoy, Día de la Madre, hemos escogido apenas una muestra de esos mensajes, en la que hijos exitosos del barrio, integrantes actuales de la trabajadora clase media venezolana, rinden justo homenaje a sus madres heroÍnas.  Tales historias de vida tienen, ahora, la palabra:








 
Como estos, otros cientos, miles hombres y mujeres usaron las redes sociales como plaza pública, mejor dicho, como inmensa avenida, a la que acudieron en pacífica pero contundente manifestación, cada quien enarbolando su tuit como un cartel en el que exhibía y compartía su propia historia de coraje y lucha, de superación y logro, mostrando lo que puede el estudio y el trabajo, lo que puede el barrio y la familia, lo que puede -como en estos testimonios que hemos privilegiado, hoy Día de la Madre- una madre, valiente aunque sola, luchando a brazo partido por sacar a sus hijos del riesgo y la pobreza, sin por ello quedar marcados por el resentimiento y la violencia.
 
Este es el hermoso pueblo que en realidad somos.
 
¡Palante!

1 comentario:

  1. Orgullosa de ser madre soltera, he sido madre y padre para mi hijo de 3 años. Como toda madre venezolana, nos sacrificamos por nuestros hijos para darle la mejor educacion y los buenos modales para que tenga un futuro hermoso!! y tambien le doy gracias a mi dios porque mi mama ha sido una fuente importante en mi vida y en la de mi hermano. Desgraciadamente, mi padre fallecio y eso ha sido un golpe duro para nosotros pero el tambien nos enseño muchas cosas de la vida y fue un gran ejemplo para todas las personas que lo querian ya que tenia un corazon inmenso.. y ahora mas que nunca miro hacia adelante por un nuevo camino no solo para mi sino para todos los venezolanos! Juntos podemos lograr una Venezuela bonita y una democracia libre!

    ResponderEliminar