domingo, 8 de septiembre de 2013

LEYENDO ENCUESTAS DESDE EL CERRO...


Corría el año 2005. Para entonces al aire (como ahora) sólo por la valiente señal de Radio Caracas Radio, el Radar comenzó a subir cerros y caminar barrios. Debemos confesar que en la interacción con los habitantes de los sectores populares en aquellos tiempos encontramos una circunstancia que primero nos sorprendió y que luego nos provocó incluso envidia.
 

Si, envidia: En muchas ocasiones, cuando encontrábamos a un dirigente comunitario dispuesto a denunciar las calamidades que su barrio vivía como consecuencia de la desatención oficial, no era raro que por las cercanías pasara un vecino y le dijera al declarante (a veces en susurro sorprendido, a veces en grito acusador) “Ajá, estas echando paja…”. Como todos sabemos, en el lenguaje coloquial inculto venezolano “echar paja” describe el acto de denunciar a tu igual ante el poder: “Echa paja” el estudiante que denuncia al condiscípulo ante el maestro, o el trabajador que delata a su compañero ante el patrono, o el vecino que expone la conducta anómala de su vecino ante la autoridad. Más allá de la veracidad o justeza de la denuncia, “echar paja” es cuestionable de acuerdo a un cierto código que confunde solidaridad con alcahuetería.


Y aquí viene lo insólito: Quien advertía a su vecino sobre la discutible inconveniencia de denunciar las realidades de su barrio lo hacía asumiendo que Chávez no era “el poder”, sino que era SU IGUAL, mientras que “el poder” lo representaba el medio de comunicación (a los efectos, una humilde emisora). Producto de la eficiente manipulación política de un soterrado resentimiento social, durante un largo período de tiempo muchos habitantes de los sectores populares vieron en la figura central del poder no al responsable de sus penurias, sino a uno de los suyos, “uno de abajo”.
 

Aunque proveniente de un hogar de clase media semi-rural, en el que entraban simultáneamente dos sueldos oficiales (uno de ellos de alto funcionario regional, pues el entonces dirigente copeyano Hugo de los Reyes Chávez llegó a ser Director de Educación en Barinas bajo el gobierno de Luis Herrera Campins), el Jefe del Estado en vez de biografía se construyó una leyenda de supuesta pobreza.
 

La propaganda le ganó por entonces la batalla a la verdad, y un importante sector del pueblo no vio nunca al Gobierno de Hugo Chávez como “un mal gobierno”, ni como “un buen gobierno”, sino como “SU” gobierno. No es un tema “mágico-religioso”, como lo aseguran algunos blacamanes disfrazados de encuestadores. Era un asunto sociológico, de identificación, de pertenencia: Así como nadie admite críticas de terceros hacia la madre de uno (porque esa no es “una mamá”, sino “MI” mamá), de la misma forma importantes sectores del pueblo se resistían a responsabilizar al gobierno nacional y concretamente al Presidente de la República de sus evidentes fallas, horrendos errores y terribles corruptelas.
 

Eso mantuvo a salvo a la figura presidencial incluso cuando, ante los embates de la realidad, la imagen gubernamental y del proyecto político oficialista empezó a erosionarse: Tras lograr su mayor popularidad en las elecciones presidenciales de 2006, en el año 2007 el oficialismo pierde el referendo constitucional, en el 2008 pierde las más importantes gobernaciones y alcaldías, en el 2010 pierde en el voto popular en las elecciones parlamentarias, y en las presidenciales del 2012 pierde la mitad de la ventaja que Chávez le había sacado a Rosales seis años atrás, al reducir tal ventaja de 16 a 8 puntos. En las presidenciales de abril de 2013, esa diferencia de 8 puntos se redujo a cero.


Ese es el marco en el que deben ser leídos los resultados de la encuesta del IVAD, Instituto Venezolano de Análisis de Datos, dirigido por el estadístico Dr. Felix Seijas, de finales de Agosto-2013: 67,5 % de los encuestados encuentran que la situación económica del país es mala; 67,2% considera que la situación general del país es igualmente mala; 66,9 % consideran que la situación política del país es inestable; 80,8% considera que la inseguridad es el problema más grave, 54,3% considera que es el desabastecimiento, 35% que es el alto costo de la vida y 13% cree que el más grave problema es el colapso eléctrico.


Y aquí viene lo novedoso: 62,8% de los encuestados considera que el responsable de los apagones es el Gobierno, la misma cantidad considera que el Gobierno es el responsable de la corrupción, 53% no cree que el Plan Patria Segura este sirviendo de algo y esa misma cantidad cree que el llamado “Gobierno de Calle” es solo circo y propaganda. No esta demás decir que el IVAD es la misma encuestadora que durante 12 años pronosticó acertadamenteos triunfos de Chávez...


Ojalá que la oposición política y social que antes no entendió la naturaleza del nexo que unía a Chávez con parte importante de los sectores populares, ahora si pueda leer con claridad lo que está ocurriendo: El “gobierno” de Maduro no es percibido por los pobres como “su” gobierno. El de Maduro es el “gobierno” de los funcionarios, los comisionistas, los testaferros, los “cuanto-hay-pa-eso”, los “como-quedo-yo-ahí”. Es también la tabla de salvación de los radicales ideologizados, que con asco lo aceptan como un “mal necesario” para supuestamente “preservar la revolución”. Pero la suma de corruptos y radicales no es mayoría, no lo es ahora ni lo será después. Maduro y sus jefes lo saben...


Ojalá quienes desean encarnar una Alternativa Democrática lean acertadamente esta nueva realidad, y procedan en consecuencia a construir un nuevo pacto con los pobres. Un pacto basado en deberes y derechos, no en prebendas y chantajes, y garantizado por instituciones que funcionen, no por el siempre voluble capricho de una caricatura de caudillo. No es la primera vez que lo decimos y, ténganlo por seguro, no será la última: Sólo un pacto así dará lugar a la amplia mayoría que es necesaria para ganarle a un gobierno autoritario con sus propias reglas; Sólo un pacto así proporcionará el consenso social que hará posible la gobernabilidad una vez lograda la victoria electoral, gobernabilidad indispensable para construir progreso, y justicia social.
 

Si no se hace esto, si se cree que el mero desgaste de la fruta “madura” cuando pase a “podrida” hará que el poder les caiga en las manos por efecto de la Ley de Gravedad, vendrán tiempos de desengaño. Porque muy probablemente lo que les caiga en las manos no será el “poder”, sino la más espantosa crisis, crisis que no podrá ser "manejada" con recursos de mercadotecnia electoral o con recetas pretenciosas, sino contando en la calle con un pueblo organizado...

¡Todo esto es lo que se descubre, cuando se leen las encuestas desde el cerro!

9 comentarios:

  1. "Un pacto basado en deberes y derechos" ¿Cómo se articula ese mensaje?
    Opción A: "Mira pata-en-el-suelo, no te conviene ser pedigüeño. Es mejor que pienses que puedes aportar y cuales son tus derechos"
    Opción B: Dialogar buscando que emerja la conciencia crítica. Esto lo hacía Paulo Freire en la segunda mitad del siglo pasado.
    La opción A es una caricatura la cual uso de modo didactico para realzar lo delicado que es construir ese pacto del que habla Chuo.
    Cuando resolvamos como presentamos el pacto y como lo reforzamos, habremos avanzado un largo trecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, hermano!
      Gracias por tu comentario, agudo y pertinente como siempre. En primer lugar hay que definir el objetivo de tal pacto. El mismo NO PUEDE SER convertir a los pobres en clientela electoral de una determinada opción política, como lo pretendieron diversos gobiernos y partidos antes de 1998. Eso no es un "pacto", es burda manipulación. TAMPOCO puede ser transformar a los pobres en rehenes socieconómicos del Estado, como lo pretende el chavismo. Eso no es pacto, es esclavitud. El objetivo del nuevo pacto con los pobres no es "hacer vivible la pobreza a cambio de apoyo o sometimiento". EL OBJETIVO TIENE QUE SER SUPERAR LA POBREZA, CONSTRUYENDO SOCIALMENTE PROSPERIDAD MEDIANTE EDUCACION Y TRABAJO.
      Más que "presentar" el pacto, hay que CONSTRUIRLO de abajo hacia arriba, de adentro hacia fuera. El problema central sigue siendo desde donde se piensa la política, con quien se hace, para lograr que cosa. Si se piensa desde el deber ser académico, desde el supremacismo ideológico de las direcciones políticas o desde e supremacismo moral de la cierta clase media; Si se hace la política "con los míos" (¿te has fijado como al más solitario de los políticos le surgen entornos, a cual más impenetrable, cuando se convierten en candidatos?); Si el objetivo verdadero y último de la política es la construcción de la hegemonía de una ideología, un partido, un grupo o un "líder", entonces en vez de "pacto", "estrategia" o "propuesta" el resultado indefectiblemente será una "receta", y luego buscarán publicistas y "asesores de imagen" para "traducir" esa receta al pueblo. Dinero perdido, como lo dice la experiencia, porque de lo que se trata es de pensar la política DESDE la gente, hacerla con ella, para el logro del bien común.
      ¿Qué eso no es fácil? Seguro! ¿Qué requiere una suerte de reingeniería radical en la cultura y en la musculatura de nuestra clase política, en su hardware y su software? Sin duda. Pero, por alto que sea el precio de intentarlo, siempre será más alto el precio del fracaso.

      Eliminar
    2. En efecto: Recordemos que de Gómez para acá los únicos proyectos políticos que han resultado realmente exitosos en Venezuela fueron los de Rómulo Betancourt y Hugo Chávez, ambos basados precisamente en un PACTO CON LOS POBRES. El de Betancourt, con todo sus reveses, errores y defectos, obtuvo un éxito que fue mucho más allá de lo electoral: Tuvo éxito económico, cultural, social y político, y al final se agotó precisamente porque había cumplido el programa que desde 1940 le dio a AD espacio y pertinencia en la vida venezolana: masificación de la educación sin desmedro de la calidad educativa, política petrolera nacionalista, sustitución de importaciones, reforma agraria, nacionalización del hierro y el petróleo, alternabilidad democrática (¡Si, en el diseño democrático de Betancourt, hasta la eventualidad de la derrota electoral se convertía en un triunfo del modelo!). El de Chávez, en cambio, no cumplió su programa porque nunca lo tuvo. Su único objetivo real, que era la perpetuación eterna del poder personal, era absurdo en si mismo porque el caudillo no era eterno, y la estructura de poder creada para estar a su servicio es comprobadamente inútil a cualquier otro efecto. Sin embargo, pese a haber realizado el peor gobierno desde el tercer viaje de Colón hasta nuestros día, al haber basado su accionar político en un pacto con los pobres que ofrecía nada más y nada menos que la redención social, los herederos del desastre tienen aún hoy un margen de respaldo que supera largamente el 40% de la población...
      Construir este nuevo pacto con los pobres no es, pues, una opción, sino una precondición para el éxito de cualquier proyecto que pretenda: a) Derrotar electoralmente a los escombros del proyecto totalitario; b) Garantizar la gobernabilidad que permita el desarrollo de gestión; c) Construir las bases económicas, sociales, políticas y culturales que al eliminar las CAUSAS del resentimiento social eliminen la posibilidad de que el mismo sea usado como combustible de las ambiciones de demagogos; d)Enrumbarnos definitivamente en la construcción de una Venezuela del primer mundo, con justicia social, economía abierta y democracia eficiente. Todo eso, que algunos audazmente resumen en la palabra "progreso" (las etiquetas, ese morbo...) es posible, como no, si y sólo si las mayorías nacionales son invitadas a construirlo. Y resulta que esas mayorías nacionales son los pobres.
      De eso se trata.
      Un abrazo, amigo! Sé de tu preocupación y desvelos! Palante, que falta menos!

      Eliminar
  2. NO SOLO CONSTRUIR ESE PACTO, DESPUES DE QUE SE ALCANCE EL PODER SUPONIENDO QUE SE CONSTRUYA SOBRE ESA BASE VIENE LO MAS DIFICIL QUE ES GOBERNAR ESTE PAIS Y CUMPLIR CON LAS ESPECTATIVAS DE ESE PUEBLO O MAYORIA QUE APOYE ESE CAMBIO, SI NO SE DISEÑA UN PROGRAMA QUE ATAQUE LOS PROBLEMAS SOCIALES Y ECONOMICOS DE MANERA INTEGRAL, NACIONAL, INCLUSIVO Y SOBRE TODO EFICIENTEMENTE, ME TEMO QUE EL SINO DEL MISMO ES MUY PARECIDO AL DE VIOLETA CHAMORRO EN NICARAGUA.

    ResponderEliminar
  3. Antes que nada me presento soy Alida Garcia, una ciudadana venezolana, qu
    e desde hace 8 anios ya no vive en nuestro Amado Pais, Pero con muchas ganas de aportar mi granito de arena y en este caso con las nuevas tendencias tecnologicas, que por cierto son totalmente gratuitas.

    Hola Chuo, como estas, espero que te encuentres bien, Sabes que escuchè una de las tantas entrevistas que te han hecho, me encanto ese proycto que tienes sobre los Lideres Comunitarios, queria decirte que me meto a tu disposicion para realizar un Hangout, (entrevistas mediante una opcion que tiene Goolge), como es una novedad en estos momentos y muy pocas personas saben de su uso y su poderoso alcance me gustariia meterme a disposicion, cosa de que conozcas esta Herramienta, y ponerla a disposicion.
    A què sirve esta:
    Se pueden realizar presentaciones estilo powerpoin, y exponerlas a los integrantes del grupo, de un evento, Etc.
    -Se pueden entrevistar a los lideres de diferentes Estados. Donde pueden Exponer sus dudas, compromisos, luchas sociales, ampliando el conocimiento entre ellos, el autoestima, la confianza, y la retroalimentacion, que es fundamental para crecer como lideres de su escuadra, parroquia o ciudad.
    -Se pueden crear eventos privados donde solo los integrantes pueden asistir o ver la informacion que esta contiene.
    -Se puede abrir un Canal en youtube donde se pueden subir entrvistas, grabadas en los mismos eventos y compartirlas con los demàs.
    Dime si te interesa podemos hablarlo

    Me puedes contactar al correo garali@live.it
    Muchas gracias por tu atencion

    ResponderEliminar
  4. Hola Chuo, estaba buscando un correo tuyo para escribirte esto pero no encontre ninguno. No tengo twitter ni facebook, asi que disculpa pero creo que es importante.
    Respeto mucho tus posiciones pero ayer, tuve la oportunidad de escuchar tu programa y me sorprendio mucho que no condenaras el saqueo que hubo en Petare. Que los delincuentes uniformados de la Guardia Nacional y la Policia esten sacando provecho de la mercancia que estaba "resguardada" en el galpon, no justifica de ninguna manera que la gente, por mas necesidad que tenga, saquee.
    En muchas oportunidades has sanjado la diferencia entre lo justo y legal y lo injusto e ilegal. Ayer jueves 24 de octubre no. Espero que este comentario no te ofenda. Tomalo mas bien como una campana de alerta. La violencia no se puede justificar. La indecencia no se puede justificar. Hay que defender los principios, incluso o sobretodo si nuestra vida depende de ello.
    Creo que fue Ghandi el que dijo: estoy dispuesto a morir por mis principios, pero no a matar por ellos.
    Saludos

    ResponderEliminar