sábado, 23 de septiembre de 2017

¡VOTA, PERO NO OLVIDES...!

 
1)    ¡No olvides que los que no quieren que votes son, precisamente, aquellos que no tienen votos! El gobierno, repudiado por la inmensa mayoría del país, sabe que la única forma de aminorar su derrota es logrando que el pueblo no vaya a votar, pues a menos peso social más peso de la maquinaria del Estado. Si se reduce el universo total de votantes se magnifica el peso de la minoría oficialista. Esa trampa esta descubierta. 

 
2)    ¡No olvides tampoco la amoralidad de la plutocracia! No olvides que -mucho antes que Chávez- fue el poder de la plutocracia el que embistió contra la democracia, contra el sistema de partidos, contra los partidos mismos. Aprovechando de manera oportunista y malsana los errores de individuos y grupos, creyeron que había llegado el momento de echar a un lado a las organizaciones políticas y manejar ellos los destinos del país.  Desde telenovelas hasta instituciones, todo recurso fue utilizado por la plutocracia para acabar con la democracia, de manera que cuando Chávez embistió contra la Constitución, contra los partidos y contra los principios democráticos de convivencia y respeto, la sociedad tenía anestesiados los reflejos y oxidados los mecanismos para defenderlos.  Hoy, ante el inminente colapso del régimen autoritario, nuevamente esos intereses están activados. Y como tienen dinero pero no votos, están promoviendo “épicas”, “salidas” y “mesías”, y sembrando dudas sobre la eficacia del voto, desprestigiando además a los líderes que es vez de alcahuetear “desenlaces” se empeñan en promover una transición a la democracia construida con los votos del pueblo y no con la sangre del pueblo. 

 
3)    ¡No olvides que el voto no es un “premio” al político, ni un “cheque en blanco” a un partido, sino un contrato entre tu y tu empleado! En efecto, el voto no es el final de una campaña electoral, sino el inicio de una relación contractual entre el mandante (tu) y el mandatario (es decir, el político que ha recibido de ti un mandato, el de gobernar). 

 
4)    No olvides que en el desarrollo de esa relación el mandatario tiene el deber de activar canales para que tu, ciudadano, puedas participar cotidianamente en el diseño, ejecución y evaluación de las luchas políticas y de las políticas públicas.  Este doble propósito (gestión pública y lucha política) es importante subrayarlo porque en el contexto de esta crisis, los venezolanos vamos a elegir no sólo a “gerentes públicos” que deben procurar paliar los efectos de la crisis, sino también a líderes que deben encabezar en sus respectivos estados la lucha por la restitución de la Constitución y la democracia en nuestro país.

 
5)    ¡No olvides igualmente que el voto además de ser un derecho que da derechos, es también un deber que te impone la responsabilidad de actuar como lo que eres:  ciudadano, pueblo, el depositario de la soberanía, el dueño real del poder! Para los populistas el pueblo es “masa”, para los tecnócratas es “población-objetivo”, para los militaristas es “tropa”, para los demagogos es “rebaño”, para los “ciber-demagogos” es “audiencia”.  Para los demócratas, en cambio, en teoría política y en derecho constitucional, el pueblo es el sujeto de la soberanía nacional entendida como soberanía popular.  El pueblo es el conjunto de individuos ligados entre si por un idioma, una tradición y una historia común. Al estar afincados en un territorio se convierten en Nación. Al dotarse de autogobierno se transforman en Estado. El pueblo pues antecede al Estado, y mal puede el Estado pretender hacer otra cosa que no sea estar al servicio del pueblo. El voto, entonces, no es la coartada para -después de emitirlo- desentenderte de lo público. El voto obliga al mandatario y compromete al mandante.  Y el mandante eres tu.

 
6)    ¡No olvides que cada quien pelea con lo que tiene: los burócratas tienen balas y los plutócratas tienen dinero.  Tu tienes el voto, y ellos quieren además que no lo uses, por algo será! 

 
7)    ¡No olvides además que hay que votar y seguir luchando! Por alguna extraña razón, hay individuos (tanto ciudadanos de a pie como aspirantes a líderes, incluso candidatos profesionales) que si están en la calle solo dicen “calle, calle, calle”, y si están en campaña electoral solo dicen “voto, voto, voto”, en vez de entender que la realidad es diversa y que en consecuencia son también diversas las formas de lucha, y que por ello hay que luchar simultáneamente en varios tableros. Por eso hay que votar, y hay que protestar, y hay que apoyar la lucha en instituciones como la Asamblea Nacional, y hay que respaldar la presión internacional porque se produzca una negociación política seria y con resultados. Todo eso hay que hacerlo, al mismo tiempo y con firmeza.

 
8)    ¡No olvides tampoco que la diversidad de “tableros”, escenarios y formas de lucha no excusa la incoherencia, sino que la hace inadmisible! Ciertamente, hay que votar y movilizar, impulsar una negociación seria y manifestar pacíficamente, respaldar a la Asamblea Nacional en Venezuela y a la Comunidad Internacional que desde el exterior apoya la lucha democrática del pueblo venezolano.  Todo eso hay que hacerlo al mismo tiempo, si… ¡Pero todo en el marco de una estrategia común! ¡Una cosa es entender la diversidad de la lucha y otra muy distinta es andar tirando flechas, apostando un día a la “insurrección” y otro día al voto, con el argumento falaz de que “hay que hacer todo con tal de salir de estos tipos”. 


 
9)    No olvides que en realidad la incoherencia opositora es lo que mantiene atornillados en el poder a “estos tipos” ¿Quieres un ejemplo? El justificado escepticismo de muchos venezolanos a los que ciertos “líderes” dijeron que era posible “impedir la constituyente y salir del régimen” con la pura fuerza “de la calle”, para -tras el fracaso- de inmediato llamar a votar por ellos o por sus compañeros de partido en las elecciones regionales. Y “las regionales” no son malas: ¡Lo malo es la mentira! 


10)    En definitiva, no olvides que quienes hoy te quieren fuera del voto también te quieren fuera del poder: Los que se hicieron políticos para asaltar el dinero, y los que por tener dinero quieren asaltar la política, creen que el voto ciudadano es una  formalidad. Por eso hay que votar, votar contra ellos y además seguir participando, porque no somos “votantes” sino “ciudadanos que votamos”, opinamos, activamos, trabajamos y luchamos ¡Por eso vota, pero no olvides! ¡Palante!


5 comentarios:

  1. Buén ANÁLISIS,¿pero dond estan esos DEMÓCRATAS d CUMPLIR y HACER CUMPLIR las LEYES?,el PUEBLO VOTA y al HACERLO desaparece el FUNCIONARIO, NO ELIJE pués sus DERECHOS son PISOTEADOS, el PUEBLO d a PIE TIENE MAS DEBERES que DERECHOS,¿estaran PREPARADOS los de la MUD d DEVOLVERLE la CONFIANZA al PUEBL en las INSTITUCIONES en terminos de CORRUPCIÓN y PAGUE TODO AQUEL INVOLUCRADO y NO SEAN COPARTÍCIPE de sus COLEGAS,el mal oliente escoria de ADEFECIO PSUV se someteran a las LEYES o seran removidos de CARGOS e EMIGRARAN con BOTIJAS LLENAS?, como de COSTUMBRE ha sido.

    ResponderEliminar
  2. En este espacio he leído articulos esclarecedores pero el que acabo de leer es, en mi opinión, el más didáctico que he leído. Es así como un manual para ejercer la ciudadanía y una invitación a permanecer activamente en esa categoría. A mi comentario precede otro, respetable y hasta necesario. Yo me permito recordar que Chuo Torrealba tenía un programa en Globovisiónque se llamaba"Del dicho al hecho" y que cada emisión terminaba con esta frase: "El trecho que falta, lo construimos entre todos." Señalo esto porque pienso que hace rato no debemos esperar que salgan de donde estén los "arregladores" del país. Esa es nuestra tarea indeclinable e impostergable. Desde nuestro espacio, siendo coherentes. Solo cuando nos asumamos como ciudadanos podremos "construir el trecho que falta".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífica también tu intervención. Clarísima en tu posición, gracias por compartir y animar al voto.

      Eliminar
  3. Muy bien todo, pero viendo la actuación de la oposición durante estos últimos años. Cuando negociaron, el capital que se supone que teníamos lo apaciguaron, que era la protesta ¿y que se gano en el dialogo? nada no hubo canal humanitario, no soltaron a todos los presos políticos, osea esperar que negocien de forma eficiente descartado. Si hablamos de la parte electoral es aun mas deprimente, sobre todo por la campañas que hacen Sustituir al tsj, nombrar nuevo cne, la primera la hicieron por que no les quedaba otra(Resolucion del tsj), el famoso cne aun lo espero. Todo lo han hecho por presión de la gente la verdad ¿Quien me da garantia de que no me van hacer lo mismo?, el caso de que ganen 20 gobernaciones y al dia siguiente les nombren 20 protectores via ANC, de esos estados y se pasen la voluntad del pueblo por el arco del triunfo ¿Que va hacer la oposición?. El gobierno podrá decir y con razon de que la ANC es Legitima ya que la oposición gano las gobernaciones con el mismo cne, entonces que es lo que ¿Que ganamos los de a pie con estas elección?, ¿un simbolico numero de gobernaciones que no serviran pa un coño?. ¿y nos van a engañar diciendo que ahora si vamos por maduro después de la elecciones?, pensar ingenuamente que este gobierno va realizar esas elecciones el año que viene, y con la ANC legitimada que de paso por dialogo lo van hacer, mas elecciones queda todo legitimo. Esta misma puede decretar lo que se le de la gana de aquí a esas elecciones. Conclusión, Triste mente esta oposición hace políticas como niños, muy ingenuos, el gobierno siempre se sale con la suya y siempre quedamos padeciendo con muertes, robos la inflación, tantas cosas por lideres que se conforman con "señales" "pequeños gestos" que les pueda dar el gobierno. Gracias a todas estas cosas que no van a leer me iré del país con ustedes no hay vida, no hay esperanza son puros entreguista de luchas ni por via del voto ni por via de negociación son capaces articular buenas políticas de lucha. La peor generación de políticos que nos pudo tocar, es increíble tan torpeza, en cualquier pais cualquier cosa que puedan usar en contra de un gobierno lo usan, hasta salir del gobierno(caso brasil) aquí hay para tirar para el techo, y esta oposición solo actúa si el gobierno hace algo, no hay lideres pro-activos, solo se mueven por inercia de lo que pase, es increíble. con todo y eso tienen las santas bolas de decir que votamos por que si, sin garantías de nada?. sin estrategia del post-electoral?, son unos care' tabla vale. La lucha es con maduro no con los payasos, gastar tiempo en las migajas(gobernaciones) que de paso legitiman a la ANC es de políticos paralíticos.

    ResponderEliminar
  4. Que tristeza me da leer todos estos comentarios, porque sencillamente todos tienen razón, que más tiene que pasar para salir de esta tragedia por Dios Santo, porque se meten a políticos y a la final no saben cómo cumplir

    ResponderEliminar